Al fin el Nikkei 225 terminó sus “tres décadas perdidas”

Hace unos años escribí sobre el desastre de la Bolsa de Japón, que va a alcanzar tres décadas en las que su bolsa está dando pérdidas, algo así como: “las tres décadas perdidas de la bolsa japonesa”.

Cuando escribí el artículo el Nikkei 225 estaba alrededor de los 16.000 puntos, bastante lejos de su nivel de 1989, los 39.000.

Sin embargo, los 16.000 puntos no son el valor verdadero del retorno de la inversión en bolsa japonesa porque aquí no se tiene en cuenta el efecto de los dividendos reinvertidos.

Muchos se pensarán que reinvirtiendo los mismos, podríamos tener que el Nikkei estaría dando beneficios luego de tantos años.

bolsa nikkei 225 retorno dividendos

Veremos si es cierto luego.

Lo que algunos sabréis, pero no la mayoría, es que las acciones japonesas no son las favoritas de los cazadores de dividendos. En otras palabras, la bolsa japonesa es una de las que menos dividendo paga a sus accionistas, o al menos ha sido así durante los últimos 50 años. Los japoneses prefieren ahorrar, y acumular el capital en la empresa.

Pero bueno, vayamos antes a ver un poco por encima el supuesto desastre en la economía de Japón en las últimas tres décadas.

Todo comenzó tras un gigantesco boom inmobiliario y financiero en los años 80, en los cuales la bolsa japonesa parecía que iba a comerse el mundo y a superar a Wall Street como bolsa más importante.

Al final no fue así, y la bolsa de Japón acabó siendo uno de los mayores quebraderos de cabeza para los defensores del: “a la larga la bolsa gana”.

Esta afirmación es uno de los axiomas fundamentales del mundo de la inversión mundial.

El problema es cuando tenemos casos como este, o el de la bolsa griega, islandesa o chipriota de hace unos años, en los cuales te das cuenta de que “a largo plazo” puede ser toda una vida.

ES_Crypto_Copyfund_Gif

El caso japonés es uno de esos casos.

De haber invertido 100.000 yenes a finales de 1989 en el Nikkei, a día de hoy aún no los habrías recuperado al 100%. Estarías cerca pero no los habrías recuperado. ¿O no?

Si a eso le añadiéramos el tema de la inflación, tendríamos un resultado aún peor, ya que aunque la inflación ha sido baja en Japón, algo ha añadido al efecto negativo.

tres decadas inflacion nikkei
Como vemos, la inflación ha sido en muchos años negativa, pero al final la suma de los positivos es mayor que la de los años negativos. No obstante, fueron muchos los años con IPC negativo, una anomalía en la economía moderna. Gráfico de tradingeconomics

El hecho es que en una situación así tendríamos que contar también con el efecto divisa, de lo que hablé ayer.

Sin embargo, y a pesar de que el yen se ha apreciado más de un 30% con el dólar en estas tres décadas si observamos el retorno del Dow Jones y lo comparamos con el del Nikkei desde 1989.

Fíjate bien en el último gráfico del artículo que escribí ayer sobre el efecto divisa en las inversiones.

La diferencia es abrumadora.

Viéndolo así te puedes dar cuenta que Japón ha sufrido una crisis deflacionaria a cámara lenta que ha durado al menos más de dos décadas.

Una crisis en la que el único ganador ha sido el gigantesco mercado de bonos y crédito que se ha formado en ese país, y del cual no sé cómo va a salir.

Japón y su crisis deflacionaria

Esto es un poco raro, porque si vas a Japón, o si fuiste en los 90 o en los 2000, siempre ha dado de una sociedad desarrollada y en orden. Desde luego mucho más orden que sociedades como la española, italiana o griega. Y sin embargo, teníamos una economía en crisis que iba sufriendo en cámara lenta y viendo como su nivel de vida fue cayendo en términos relativos con sus competidores de Europa y Norteamérica.

En un artículo del Economist del 2012, titulado “La tragedia japonesa”, nos detallan el resultado del PIB japonés en términos de poder adquisitivo.

Al parecer, en 1991 la producción per cápita japonesa era del 87% de la de los Estados Unidos, mientras que en el 2011 había caído al 72.

En 1987, el rendimiento por persona japonés era el 98% del alemán, estando casi a la par con la locomotora europea. Sin embargo, en 2011, el PIB per cápita real había bajado al 92% del germano.

Como podemos ver, la economía japonesa no ha tenido unos años muy buenos en las últimas décadas.

Otro caso aún más extremo es el de Australia, ya que Japón tenía un PIB per cápita en PPA del 114% del de ese país en 1991. En el 2011 ese nivel de vida japonés había bajado al 86%. O sea que incluso contando con la apreciación del yen a largo plazo, la economía japonesa ha avanzado mucho menos que la australiana en 20 años.

Según el artículo del Economist dicho comportamiento económico tan pobre tuvo que ver con problemas de política macroeconómica.

Yo más bien diría que dicho comportamiento tan penoso tuvo que ver más bien con cuestiones más profundas que esa, y con hechos como que el nivel de deuda japonés era insostenible al comienzo de los 90. En ese sentido, Occidente se encontraría hoy en día cerca de esos niveles. Lo que pase aquí está por ver.

En fin.

Visto esto, veamos un poco por donde estaría la bolsa japonesa luego de casi tres décadas, ya que nos encontramos a poco más de un año de cumplir las tres décadas perdidas.

Tres décadas perdidas en la Bolsa

El caso es que viendo el Nikkei desde un punto de vista nominal, es claro que aún estamos muy lejos de recuperar los niveles de 1989, a pesar de que el último impulso alcista parece el más fuerte de todos los mercados alcistas desde ese año, pues ha roto niveles de resistencia críticos y se va valores no vistos desde 1991.

Lo que nos interesa aquí es la reinversión en dividendos.

dividendos japon bolsa

Para eso vamos a ver el retorno del NIKKEI TOTAL RETURN, un índice que podemos ver desde enero del 2002 en unos 12.200 puntos.

En  esa época el Nikkei tenía una cotización nominal de unos 10.500 puntos, con lo que tendríamos que factorizar dicha diferencia.

El hecho es que si nos vamos a finales de 1989 y aplicamos un retorno por dividendo de aproximadamente un 1% desde ahí hasta el 2002 tendríamos que multiplicar el valor de enero del 2002 por aproximadamente 1,23, después de aplicar interés compuesto en 21 años al 1%.

Antes de continuar te preguntarás, ¿Por qué el 1% de dividendo? ¿Eso es muy poco no? Mis acciones del IBEX me dan de un 2 a un 4% sin problemas.

Bien, como dije antes, la bolsa japonesa se caracteriza por ser una de las más tacañas del mundo a la hora de dar dividendos y es famosa por ir siempre muy por detrás de las bolsas mundiales en este sentido.

El dividendo medio de la bolsa japonesa lo podemos ver en este estudio, en el gráfico de la página 2. Como vemos el dividendo medio de esa época no fue gran cosa, alrededor de 1, sino menos.

Aplicando ese valor de 1,23 a 10.500, tendríamos que nos da un resultado de 12.932 en enero del 2002, el cual no es muy diferente del de 12.200 con los que comienza el gráfico del Nikkei Total Return.

Si cambiamos 12.900 por 12.200, tendríamos que aplicar un ratio de crecimiento igual para el primero para tener el resultado del retorno aproximado de la inversión en el Nikkei 225.

Como el inicio del Nikkei Total Return era en realidad 12.110, y el mismo se va a los 37.130, tendríamos que el mismo nos da un 3,066 de ratio de retorno. Si aplicamos ese valor a 12.900, nos daría un resultado de 39.552.

Por lo tanto, y después de nada menos que 28 años, y de manera aproximada, podemos decir que la bolsa japonesa ha salido de sus “tres décadas perdidas”, y por fin, un inversor japonés que había comprado 100.000 yenes en Nikkei en diciembre de 1989, recuperó por fin su dinero.

Esto ha sido un viaje bursátil muy largo para recuperar en su dinero, con toda seguridad, uno de los más largos de la historia en el mundo avanzado.

Saludos y buen trading.

Opt In Image
Suscríbete a Buentrading.com
Recibe gratis en tu correo el ebook: Guía de trading

Además recibe las últimas novedades y contenido exclusivo, gratis y sin spam.

Deja un comentario