¿Es conveniente operar en CFDs?

Primero de todo vamos a ver qué son los CFD. Los CFDs (contracts for difference) son instrumentos que replican el movimiento del activo sobre el que están denominados.  Aquí la clave está en que el activo sobre el que estamos operando no lo llegamos a poseer.

Es evidente, por tanto, que se trata de una operación entre el bróker y el operador. O dicho en otras palabras, es una apuesta del operador a favor o en contra de un activo, en la cual el lado contrario de la apuesta será soportado por el bróker. Estos últimos están dispuestos a proporcionar este servicio porque evidentemente saben que la mayoría de los traders son perdedores y el negocio compensa en términos agregados.

Pero bueno, volviendo al tema, los CFDs es una manera de operar los mercados financieros que a diferencia de las acciones nos permite operar con un margen mínimo.

 

CFDs como funcionan

 

En muchos casos, el margen para operar es del 5%. Es decir, podremos comprar 10.000$ de acciones con solo tener 500$. De esta manera si el activo que compramos sube un 5%, ganamos 500% menos las comisiones, lo cual sería una ganancia de casi el 100% con respecto a los 500$ iniciales. Ahora, si el activo baja un 5% entonces perdemos el 100% de lo invertido.

Con tanto apalancamiento las empresas que ofrecen estos CFDs lo que buscan es evidentemente que los traders hagan trading intradía. Es decir, que se apalanquen mucho y compran y vendan el mismo día.

El intradía es la mejor forma de negocio de los brókers. Por eso estos no hacen sino promocionar por activa y por pasiva las maravillas del day trading. Pero el day trading es muy difícil. Hay que tener mucho cuidado con él y con todos lo que lo promocionan. Yo en particular no lo recomiendo, y menos para un trader novato. Y creo, que menos en los CFDs.

 

Ventajas de operar en CFDs:

 

  • Mayor apalancamiento que con las acciones. Puedes encontrar apalancamientos de hasta el 2%. Es decir con 200$ podrías manejar 10000$. Esto es muy arriesgado. Más apalancamiento, más ganancias, pero ojo, más pérdidas también.
  • Normalmente con el trading en CFDs puedes tener acceso a los mercados globales de una manera más eficiente que con los productos tradicionales debido a que los proveedores de CFDs ofrecen la posibilidad de operar en casi cualquier mercado mundial con poco capital. Sin embargo para operar con futuros o acciones requiere el tener plataformas diferentes para la mayoría de los casos, al menos en el caso de los EEUU, que es donde merece la pena operar con acciones o futuros.
  • No hay reglas para operar a corto. Muchos mercados prohíben operar a corto en determinados instrumentos o épocas. El mercado de CFDs normalmente no tiene este tipo de problema. Puedes ponerte a corto en casi cualquier instrumento.
  • La ejecución es similar a la de la operativa con acciones tradicionales. Tienes la posibilidad de abrir órdenes de stop y límite y demás órdenes.
  • Casi total libertad para operar en intradía. En los mercados de futuros hay muchos requisitos mínimos según el contrato para poder operar intradía o dejar el contrato abierto durante la noche, donde se incrementa el margen. Para operar en acciones en los EEUU y hacer intradía es necesario tener una cuenta de 25000$. Con los CFDs no hay problemas. Puedes abrir cuentas con 500$ o incluso menos. Aunque en estos casos lo ideal es operar con CFDs sobre índices y no acciones. Para acciones el tamaño mínimo que se me ocurre para que el trading sea eficiente es de un par de miles de € al menos en cuenta.

Desventajas de operar CFDs

 

Los CFDs parecen muy atractivos a primera vista. Simplemente con el hecho de ver que podemos ganar tan grandes cantidades de dinero en un simple día si operamos con el margen que nos permite la casa, parece una ruta garantizada para que con mucho estudio y el talento que todos pensamos tener, alcancemos la riqueza en poco tiempo. Pero no hay que emocionarse tan rápido. Algunos problemas son:

  • El spread, o diferencia entre el precio de compra y venta de un activo, suele ser superior en los CFDs que en las acciones tradicionales. Este problema es muy peliagudo sobre todo para el day trading. Por ejemplo, intentar operar intradía el SP500 con 0.5 de spread que ofrecen las casas de CFDs no es muy buena idea, sobre todo si lo comparamos con el futuro que nos da un spread de 0.25. Esto a primera vista parece no muy considerable, pero para alguien que mueve un futuro diario de este instrumento puede significar ahorrarse unos 2000$ al año, lo que no está mal. Aunque en el tema del spread hay muy buenos brokers de CFDs que nos pueden ofrecer spreads como los del mercado real y nos cobrarán buenas comisiones del 0.1% en muchos casos. Si van a buscar un bróker de CFDs hagan una buena investigación. Los hay mejores que otros.
  • Tienen costes de financiación considerables si operamos a medio plazo. Cuestión evidente al tratarse de instrumentos que nos ofrecen operar con margen. Y con margen se han de pagar costes de financiación obviamente.
  • En mercados pocos líquidos se pueden encontrar discrepancias de precios considerables con respecto al subyacente. En los mercados líquidos también pero suelen ser diferencias no significativas. Mucho ojo con dejar posiciones abiertas por la noche en activos ilíquidos.
  • Los CFDs no se cotizan en un mercado centralizado como los futuros o las acciones, donde hasta el último contrato o acción intercambiada se sabe quien la compró, quién la vendió y a qué beneficio. En los CFDs, estás “apostando” contra la casa, por lo que puede haber aparentemente un conflicto de intereses. Aunque ya deben de saber que las casas no tienen por qué preocuparse en demasía porque un trader gane, pues la mayoría pierde, y estos compensan con creces a los ganadores. De todos modos si un trader es capaz de ganar decenas de miles de dólares al mes operando CFDs debería cambiarse a operar acciones o futuros, o al menos es lo que yo haría. ¿Por qué iba a continuar operando el contrato del petróleo a 4 puntos de spread cuando el futuro me ofrece 1? La respuesta está clara: los operadores de grandes capitales hacen futuros, acciones y forex institucional y los de pequeños capitales han de hacer CFDs o forex con market makers. Después de todo es normal que los CFDs estén más enfocados a traders con capitales más modestos, inferiores a 20.000$. Los futuros no se pueden operar eficientemente con menos de 50.000$ en mi opinión. Las acciones en Europa no ofrecen margen y pocas posibilidades de ir a corto, por lo que en general la opción de operar con CFDs es bastante buena; sobre todo si hacemos swing trading con stops holgados y con acciones bastante líquidas a poder ser.

 

Consejos CFDs

 

Aunque he dado algo de caña a los CFDs en este pequeño artículo no estoy en contra de su operación. Todo lo contrario. Todo depende del contexto.

Yo en general estoy en contra de hacer day trading, pero no quiere decir que no haya gente que se gane la vida con ello. Aunque creo que no son muchos. La mayoría de traders a largo plazo acaban operando en intervalos de tiempo más largos como semanas o meses. En este sentido la promesa de los CFDs de traer grandes beneficios con tanto margen no me gusta nada, pues atrae a los traders más novatos para intentar ser el nuevo Jesse Livermore.

Hay que olvidarse de operar con apalancamientos de 10 a 1 haciendo intradía. Se deben buscar otras alternativas. Al menos esa es mi opinión. Es decir, CFDs sí; para day trading no. Pero no por los CFDs en sí, sino por el day trading.

 

Intradía CFD

 

Si alguien quiere hacer day trading le recomiendo encarecidamente que opere de manera muy conservadora y con solo una pequeña parte de ahorro que pueda permitirse perder; y busque un instrumento con un spread o comisión barato.

Que no arriesgue más del 0,5% en cada operación y que luego de operar varios meses observe si la estrategia intradía funciona.

CopyTrading Masters - ES

¿Si funciona? Pues perfecto.

Si no, pues se piensa si el day trading es lo mejor o si hay otras alternativas.

Los CFDs los considero un buen producto para empezar en esto del trading. Sobre todo los CFDs sobre índices. Los CFDs de acciones no los recomiendo para hacer intradía apalancados. Intentar ganar de esta manera en intradía buscando movimientos del 1% del subyacente cuando entre la comisión y el spread se te comen el 0.25% (por ejemplo) me parece una locura. Con CFDs lo más inteligente es intentar hacer swing trading, con stops algo más holgados. Y para swing trading un apalancamiento de de 2 o 3 a 1 está más que bien; 4 a lo sumo para traders con más experiencia y más arriesgados.

 

CFD materias primas

 

Los CFDs de materias primas también son algo caros. Los spreads suelen ser elevados con respecto al futuro. Como ya dije antes, por ejemplo con el petróleo. El spread típico de un bróker de petróleo es de 4 puntos, cuando en el futuro (Cl) podemos operarlo con un spread de 1 más la comisión. Un punto en el CL son 10$ así que haced cálculos. En el futuro el coste de operar sería de unos 10 de spread más 5 de comisiones y en el cfd tendríamos un spread de 40$ de coste. Esto es una desventaja notable. Pero claro, si operamos haciendo trading más a medio plazo este problema desaparece. Por ejemplo si ponemos un stop de 150 puntos en el petróleo no habrá problema en pagar 4 de spread y además estaremos operando muchos menos que haciendo day trading y con operaciones de más calidad y más pensadas.

 

CFD o futuros

 

Un tipo de productos que considero bastante bueno para operar CFDs son los índices de las bolsas. Si bien es cierto que los spreads que tenemos son superiores a los de los futuros, éstos son bastante decentes, sobre todo para el trader que tiene una cuenta no demasiado grande. Por supuesto no recomiendo a nadie operar el ES (futuro del sp500) a menos que tenga 50000$. Y que se olviden de hacer intradía en el ES.

Sin embargo si buscamos movimientos con un stop de 15 o 20 puntos, entonces 0.5 puntos de spread que nos ofrecen los cfds no está mal. Podremos aprender a operar con estos instrumentos haciendo swing trading y si tenemos la suerte y talento de levantar nuestra cuenta a algunas decenas de miles de dólares pues entonces pasarnos al futuro.

La gran ventaja de los CFDs en mi opinión, está en el hecho de que nos ofrecen una enorme versatilidad y podemos operar una cuenta de 10000€ o $ de manera bastante profesional. De esa manera podemos operar varios productos a la vez ya que el tamaño de los contratos es bastante pequeño.

 

Volumen CFDs

 

Es decir, por ejemplo podemos operar 10 CFDs del SP500 con un 1% de stop que al precio actual (1830) serían unos  183$ y al mismo tiempo operar cfds de alguna acción en particular o sobre alguna materia prima como la plata. Sin embargo si queremos hacer esto con futuros nos resultará muy difícil, pues un contrato del SP500 nos cuesta 50$ por punto y un stop de 18$ nos saldría 900$, el 9% de la cuenta. Ese apalancamiento no es para nada recomendable. Además, difícilmente podrás operar más productos al mismo tiempo debido a que casi todos los futuros tienen unos tamaños de contrato bastante elevados. Y si eso no es poco, está el problema del money management, ya que no podremos disminuir el tamaño de la operativa o incrementarlo según crezca o no nuestra cuenta.

Con los CFDs no hay problema.

Si pierdo algunas operaciones seguidas y mi cuenta disminuye a 9500$ por ejemplo, lo que hago es disminuir el número de contratos que opero del SP500 de 10 a 9. Esto es crucial para el trading. Por eso no puedo recomendar los futuros para cuentas con menos de 50.000$. De hecho lo ideal serían más de 100.000$, pues 50.000 lo sigo viendo algo poco.

Los futuros son los instrumentos más eficientes, sí. Pero para grandes capitales. Para los pequeños no son nada eficientes por el problema del money management.

Deja un comentario