Albert Edwards y el Nikkei en los 63.000.000 de puntos

En una publicación de hoy en zerohedge, Tyler Durden nos habla de la opinión de Albert Edwards y su visión sobre un gran mercado alcista inminente en Japón, mucho más del que actualmente está teniendo lugar.

En una de las frases de lo que dijo hoy Albert Edwards nos recordó su predicción en 2010 sobre que el Nikkei alcanzaría algún día los 63.000.000 de puntos. Cosa que no sé si se trata de una exageración, o simplemente nos lo dice de corazón. Y la verdad es que no me extrañaría. Tal es la situación de locura a la que hemos llegado hoy. This is madness!

¿Veremos el Nikkei en los 63.000.000 millones de puntos pronto?

Así, dicho, parece una exageración, sin duda. Para ello, tendría que haber una situación absolutamente fuera de control. Y no creo que una situación así afectaría solo a Japón.

Eso, también implicaría un yen absolutamente destruido, cotizando en plan bolívar o dólar de Harare.

Pero, hay algo que se tiene que dar antes de que el yen o el Nikkei cotice de esa manera, o sea, de una manera bananera.

Para que ello ocurra, debería darse una grave situación política, como el nombramiento de un partido “bananero”, al estilo bolivariano, o una guerra, por ejemplo.

En ausencia de esos fenómenos, no será fácil ver al yen cotizando en 100.000 USDJPY.

Dicho de otra manera, las hiperinflaciones no suelen ocurrir porque los bancos centrales se embarquen en “QEs”, sino cuando gobiernos radicales toman el poder y empiezan a aplicar medidas político-económicas.

En realidad, la situación puede bien ser otra. Una en la cual volvamos a ver una apreciación monumental del yen hasta llevarlo hasta 50 con el dólar, y no se sabe ni cuanto con el € u otras divisas.

Edwards está en lo cierto en que el BOJ ya no tiene más alternativa que estar “all in”, siendo el primero que lo está, y desde más tiempo (1). Pero, después de todo este tiempo, no le ha valido para mucho, pues a pesar de todos los esfuerzos impresores, el Nikkei aún cotiza casi un 50% por debajo de 1989. Que se dice pronto.

 

No ha subido tanto en 25 años a pesar de tanto dinero metido por el BOJ..¿No?
No ha subido tanto en 25 años a pesar de tanto dinero metido por el BOJ..¿No?

Cortesía de tradingeconomics

 

A ver, ¿Qué es lo que dice el mercado de bonos?

 

Pues el mercado de bonos no nos dice de que vaya a haber una inflación del 1.000 mensual de manera inminente. Todo lo contrario, sigue tonteando con el cero por ciento, agujero que parece no querer dejar.

 

Si la hiperinflación está a la vuelta de la esquina los inversores de bonos japoneses no parecen haberse dado cuenta
Si la hiperinflación está a la vuelta de la esquina los inversores de bonos japoneses no parecen haberse dado cuenta

 

Es cierto que Japón fue el primer país avanzado que empezó la ronda del QE, en 1989, y en cierto modo, debería ser el primero en salir de ella. ¿O no?

Como bien nos recuerda Edwards, Japón está arruinado. No podrá pagar toda la deuda que tiene, más de un 260% del PIB, ni siquiera el 140% de deuda neta. Según Edwards, eso hace que Japón no tenga otra alternativa que recurrir a mayores dosis de QE, y más teniendo en cuenta que el objetivo del BOJ de tener una inflación subyacente por encima del 2%, y en los últimos datos, ya tenemos a esta tocando y amenazando con bajar rápidamente de esos niveles.

 

Un éxito momentáneo a corto plazo par ser devueltos a la realidad.
Un éxito momentáneo a corto plazo par ser devueltos a la realidad.

 

Edwards piensa que vamos a ver el 145 en el USDJPY y que el movimiento lateral del mercado desde hace cinco meses está preparando la escena para un gran movimiento.

En esto último, puede ser volvamos a ver otro gran movimiento bajista del yen en los próximos meses o en el año que viene. Después de todo, el BOJ no tendrá otra alternativa que: QE hasta el infinito.

Esto, sin embargo, no quiere decir que vayamos a ver hiperinflación inminente en Japón. Además, tampoco debemos olvidarnos que el resto de los bloques están desesperados en la guerra por controlar el monstruo de la deflación permanente.

Teniendo en cuenta que Europa y los Estados Unidos siguen un camino similar a Japón y sus “abenomics”, no debería extrañarnos volver a ver fuertes presiones deflacionarias en Occidente, acompañadas, como no, de fuertes mercados bajistas.

Sin embargo, ese QE, al igual que el japonés, no va a causar hiperinflación inmediata. No será así, porque ambos QE están embarcados en la compra masiva de deuda. Con esa premisa, no se puede deshacer nada de eso sin que veamos un colapso deflacionario total.

Será con ese escenario, y la quiebra masiva de mucha gente por todo el mundo, cuando las masas de los países avanzados, incluido probablemente Japón, se lancen a la búsqueda de soluciones políticas.

Entonces y si vemos ya a los parlamentos cogiendo el toro de la imprenta por las manos, de manera directa, entonces sí, estaríamos en la antesala de una carrera hiperinflacionaria hacia los cielos, o mejor dicho, los infiernos.

No obstante, al igual que Edwards, soy alcista a largo plazo con Japón. Desde luego, bastante más que con España o Europa. De alguna manera, la sociedad y economía japonesa mantienen una sociedad más cohesionada y tradicional, a pesar de sus locuras de las últimas décadas. El virus socialista es fuerte allí, pero más lo es en Europa, y mucho más en España. Eso, y teniendo en cuenta el espíritu ahorrador del japonés, y su productividad, me hace ser alcista a largo plazo con Japón. El único riesgo grave es una guerra regional envolviendo a Corea del Norte, o mucho peor, una guerra mundial, con China de por medio. Aunque en un escenario así, no solo Japón estaría jodido.

¿Será Japón el primer país del mundo en romper la cadena de los bonos a tipo cero y lanzarse a la carrera de la hiperinflación?

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

 

  1. Recordemos que la aventura del Banco de Japón por derrotar a la deflación con sus QEs particulares empezó nada más ni nada menos que hace 25 años.