Alex Hope, el pequeño Ponzi inglés

Hace unos años hubo un semi proclamado trader londinense que parecía que había llegado a la cima del mundo del trading.

Ese trader fue la esperanza de cientos, sino miles de otros aspirantes a traders en el mundo que compraron sus cursos, e inversores que pusieron su dinero en sus manos.

Esa esperanza vino de un hombre de 23 años, que se hacía pasar por una especie de Jesse Livermore, declarando que habiendo abierto una cuenta de 500 libras, había hecho 600 de beneficio el primer día, y a los dos meses ya tenía 2.500. Sí, este tipo de afirmación la hacía en su web.

Es decir, un trader al que supuestamente le vamos a dar nuestro dinero para que lo gestione, o al que vamos a contratar un curso, presume de que su primer día de trading gana más del 100%. Y se supone que con esto impresionó a mucha gente.

Supongo que la gente no se impresiona si le dices que en tu primer año de trading has perdido, o que estarás contento si ganas un 30% anual.

¡No!

La gente quiere oír o leer este tipo de barbaridades; tipo: “gané un 500% en mi primer año”.

Obviamente se trata de gente que no tiene mucha idea de que como funcionan los mercados ni de lo que es hacer trading por tu cuenta.

Un trader de verdad, sabe que alguien que fanfarronee con que ha hecho un 500% de beneficio en dos meses, como que es algo que se puede hacer fácilmente, no tiene ni idea de trading, o está intentando engañar a la gente. El que hace un 500% de beneficio en dos meses, algo perfectamente posible, lo más probable es que pierda un 98% en los siguientes meses. Así es el trading con apalancamiento.

Este trader inglés llamado Alex Hope era evidentemente un experto en marketing y además un hombre sin escrúpulos (aunque quizá la palabra hombre le queda grande). Al chaval no se le puede negar visión de mercado.

Ponzi trader del Reino Unido

Trabajando en la hostelería, no tardó en darse cuenta de que lo que realmente le interesaba era el mundo del trading. Más tarde se dirigió a la City y consiguió algún trabajo para alguna compañía de trading.

Hope prometía grandes retornos a sus clientes, y obtuvo no menos de tres millones de libras, que fue la cantidad que despilfarró en el poco tiempo que pudo llevar a cabo su operación fraudulenta.

El esquema que utilizaba era el de Carlos Ponzi, es decir, prometer grandes rentabilidades y coger fondos de clientes, pagando las rentabilidades de los primeros clientes con las inversiones de los clientes nuevos. Por si esto no era poco, este chico demostraba de manera abierta, que no tenía reparos en gastarse “su dinero” en botellas de champán de 125.000 Libras.

La modestia no era desde luego su principal atributo.

No es de extrañar que su operación no durase demasiado tiempo.

Con ese tipo de comportamiento era cuestión de tiempo que lo descubriesen.

Supongo que la verdadera historia de este chico es muy diferente a la que contaba a la gente.

En vez de ser un trader a tiempo completo y vivir de “esto”, estoy seguro que este chico se estalló una y otra vez intentando operar por su cuenta en sus primeros meses y años en el mundo, como casi todo el mundo.

Cuando se dio cuenta de que era imposible ganar de la manera que muchos piensan (y pensábamos) que se podía ganar, entonces decidió que la mejor manera de hacer dinero en este fascinante mundo del forex era poniéndose manos a la obra como experto de marketing vende humos.

La plataforma de internet se convirtió además en el instrumento perfecto para hacer llegar a todos los rincones del mundo las más descabelladas proposiciones.

Además, el hecho de que con la gran crisis que tenemos en ciernes, y que no hará sino empeorar, la gente se ha encontrado atrapada en cada vez más escasas alternativas de obtener beneficios para su dinero.

Cada vez es más difícil ganar dinero en depósitos, todo tipo de inversiones, y como no, en bolsa. Y esto a pesar de que el SP500 está en máximos históricos.

Esas dos realidades: internet y la crisis han hecho que el número de gente desesperada y muchos otros avaros, estén buscando la manera de rentabilizar su dinero por todos lados.

Carlos Ponzi estaría en las nubes hoy en día; el número de oportunidades para “ayudar” a invertir a la gente se multiplican. Pero lo cierto es que el panorama para el mundo de la inversión es muy sombrío de cara al futuro.

Un dato curioso es que según se sabe, en el juicio se supo que Hope pagaba a una empresa de Relaciones Públicas tres mil libras al mes para promoverlo como un trader de éxito.

Impresionante, al igual que con las botellas de champán, no escatimó gastos a la hora de promocionarse.

Por fin se dio cuenta de cuál es la manera más fácil de atraer el dinero, y esta no es haciendo trading.

Lo siento, pero es la verdad.

Lo mejor de todo es que lo más probable es que este hombre no pase mucho tiempo en la cárcel. En el fondo este chico sabe que la sociedad está tan podrida que el hacer este tipo de cosas “merece” la pena.

En poco tiempo podrá salir de la cárcel, y ya convertido en un experto de marketing podrá comenzar otra campaña de vendehúmos en otro mercado o nicho sin ningún problema, y ¡a vivir la vida!

Tengan cuidado con lo que se encuentran por ahí. En el mundo del trading, cuanto más bonito es lo que nos dicen más debemos sospechar, y más si viene de fanfarrones que acuden al uso masivo de las imágenes y los vídeos para intentar vender productos de “alto rendimiento”.