Análisis Fundamental

El Análisis Fundamental es el otro gran pilar usado en el mundo de la inversión mundial, siendo el otro el Análisis Técnico.

Este tipo de análisis es el que se realiza sobre los datos económicos que reportan las empresas y las economías del mundo, ya sean: ganancias, activos, deudas, datos de empleo y desempleo, déficit comercial, inflación, etcéteras.

¿Para qué se realiza este estudio sobre los datos y resultados de los agentes económicos?

Obvio: para intentar realizar predicciones del futuro desempeño económico; predicciones que tienen como objeto hacer ganar dinero a los agentes económicos dedicados al fascinante mundo de la inversión.

Por lo tanto, con el análisis fundamental intentamos descubrir cuando son esos momentos en los que merece la pena comprar o vender una compañía y no otra. Además, esto es algo importante entre compañías del mismo sector, o incluso economías similares.

Por ejemplo, la opinión general es que el análisis de datos cuantitativos de una empresa ha de ser hecho en comparación con empresas del mismo sector y que no tiene sentido ponerse a comprar un banco con una minera.

Los teóricos de este análisis mantienen que los mercados tienen momentos en los que no imputan un precio correcto a un activo, y que es en esos momentos, los cuales han de ser captados con los estudios de ratios y datos históricos, cuando hay que comprar los activos.

Tipos de análisis fundamental

analisis fundamental bolsa
No solo es importante el análisis fundamental entre empresas del mismo sector, sino también encontrar los mejores sectores. Aquí tenemos el comportamiento de diferentes sectores de la Bolsa americana del 2006 al 2018

Podemos dividir el estudio del análisis fundamental en varios tipos:

  • Empresas particulares
  • Sectores empresariales
  • Análisis económico de organismos públicos, como países
  • Materias primas

En el primer caso, con las empresas que cotizan en bolsa, tenemos una gran cantidad de datos, que van desde el nivel de endeudamiento, a los beneficios, pasando por el dinero en efectivo. Como podemos comprender, es un mundo que nos da posibilidades infinitas.

En el caso de los sectores empresariales, estos son el estándar para intentar medir las empresas con la misma vara, y las comparaciones entre empresas del mismo sector es la práctica más usada en el análisis fundamental de bolsa.

El análisis de los datos macroeconómicos de las naciones es de gran importancia, por ejemplo para el análisis fundamental de Forex, ya que con los datos que nos van presentando los países intentamos adelantar qué dirección va a tener el movimiento principal de la divisa que estemos analizando.

Por ejemplo, dependiendo de las políticas económicas de un país y su efecto en la masa monetaria, inflación, empleo, productividad, y demás datos, podríamos determinar si la divisa de ese país se va a depreciar o apreciar con la de otro país. En este caso la divisa de referencia mundial para comparar es, obviamente, el dólar.

En las materias primas no tenemos tantos datos para analizar, pero siempre es interesante saber cómo van saliendo los datos de producción, y conocer a la perfección los ciclos estacionales históricos de los precios.

Una vez tenemos estos agentes, podemos incluso afrontar dos tipos de acercamiento totalmente diferentes: De “Arriba abajo” y de “Abajo a arriba”

Con el arriba-abajo primero se pretende estudiar los datos macroeconómicos para ir bajando de nivel, hasta los sectores, y una vez teniendo una visión global de cómo puede ir la economía, escoger las acciones de los sectores que se determinen como más potenciales.

En el abajo-arriba es al revés. Empezamos estudiando a las empresas y determinando cuales presentan las mejores oportunidades en términos cuantitativos. Luego vamos subiedno nuestro análisis hasta llegar a los resultados macro, que nos darán la última pincelada sobre la decisión que hemos de tomar.

¿Cómo se usa el análisis fundamental?

Eso dependerá de qué estilo tengan los inversores que estén a cargo de los portfolios de inversión, ya sean individuos u organizaciones más o menos complejas.

Hay inversores que prefieren dar importancia a las estrategias de buy and hold (comprar y mantener). Con esta estrategia de comprar y mantener lo que intentan es encontrar las empresa que estén financieramente más infravaloradas para comprarlas y mantenerlas como inversión a largo plazo.

Otros prefieren invertir siguiendo principios de Value, intentando emular a grandes inversores como Warren Buffet.

Otros inversores se fijan mucho más en las políticas de dividendos e intentan buscar compañías que tengan los mejores prospectos en este campo.

Principales ratios para el Análisis Fundamental de Bolsa

De todos los análisis fundamentales, el más importante y conocido es el de Bolsa, que es realizado sobre los resultados empresariales de las acciones que cotizan en los mercados internacionales.

La literatura y estudios relativos a este tipo de análisis son interminables y forman, junto con el análisis técnico, la base del estudio cuantitativo del mundo de la especulación.

Hagamos lo que hagamos, aplicar análisis fundamental en las empresas requiere de destripar sus resultados empresariales, tanto en el balance financiero como en la cuenta de pérdidas y ganancias, o la memoria.

La cantidad de ratios y fórmulas que podemos aplicar es extensísima y el límite solo está en la imaginación humana.

Vamos a ver cuáles son algunos de los principales ratios usados para la comparación de empresas en determinados momentos de tiempo.

PER o PE ratio

El PER es uno de los ratios más usados del mundo. El mismo mide el precio de la acción en relación a los beneficios.

Como es lógico la gente piensa que un PER bajo puede indicar que una acción está barata, pero eso no siempre quiere decir que la compra en esos casos es la mejor idea.

PER de Shiller o CAPE

Es una media que suaviza el indicador anterior.

ROE

El ROE (Retorno sobre la inversión) es uno de los indicadores favoritos de Warren Buffet y el mismo nos viene a dar una medida de la rentabilidad sobre los recursos propios.

PVC o PBV (en inglés)

Este ratio intenta darnos una medida entre el valor bursátil actual de la empresa con respecto al contable, con el objetivo de “decirnos” si la empresa está sobrevalorada o no.

Como con el resto de los ratios, es bastante subjetivo, al menos su interpretación.

Rentabilidad por dividendo

Este ratio es muy sencillo y no requiere de mucha explicación.

Si el precio de la acción es 100 y reparte 4 euros por acción en este año la rentabilidad por dividendo es del 4% con ese título.

Este ratio es muy usado por muchos inversores a la hora de invertir, los cuales gustan de empresas que paguen parte importante de las ganancias de manera anual.

Ratios de liquidez

Estos ratios, como bien dice su nombre, intentan medir la capacidad de efectivo que tiene la empresa para hacer frente a sus obligaciones a corto plazo.

Entre los ratios más importantes de este tipo tenemos:

  • Ratio de razón corriente
  • Ratio de acidez
  • Ratio de prueba defensiva
  • Ratio de periodo medio de cobranza
  • Rotación de las cuentas por cobrar

Ratio Sharpe

Ratio ideado para medir el riesgo de los activos financieros y poder comparar los mismos según el mismo

Hay muchos otros ratios de análisis fundamental, que tampoco tienen por qué ser ratios, sino simples datos importantes relativos a sectores particulares.

Ejemplos de elementos que podemos usar para realizar análisis financieros son:

  • Amortización
  • Deuda a largo plazo
  • Penetración de mercado
  • Páginas vistas (para empresas online)
  • Patentes
  • Ventas y compras de insiders
  • Suscriptores
  • Costes de personal

Como vemos, si queremos, podemos hacer nuestro análisis financiero tan complejo como queramos.

Ventajas del análisis fundamental

Está enfocado en el largo plazo, con lo beneficioso que eso es para la cartera de los inversores. Ya sabemos, o deberíamos saber, que el trading a corto plazo es una actividad donde pierden la mayoría de los traders

Hecho bien puede darnos buenos resultados a la hora de escoger nuestras inversiones del futuro

Amplias tu conocimiento financiero de manera auto-didacta

Desventajas del análisis fundamental

Consume mucho tiempo, aunque con el advenimiento de la automatización y la “Inteligencia Artificial” las cosas están cambiando muy rápidamente en este sentido

Es un modelo subjetivo. La experiencia me dice, y a muchos otros, que lo que se dice en la teoría no funciona de manera perfecta y que en muchos casos los ratios que se suponen que son buenos acaban dándonos elecciones muy malas. Esto suele ocurrir mucho con empresas que acaban quebrando o fallando, pues en esos casos, justo antes de entrar en pérdidas catastróficas, las mismas nos dan ratios que nos dicen lo “baratas que están”.

La subjetividad no acaba ahí.

De hecho, esa subjetividad es lo que hace que tengamos que salirnos del paradigma cuantitativo y con imaginación y estudio aplicar ideas originales y nuevas que nos hagan triunfar sobre el resto del mercado.

¿Por qué?

Porque no existen las fórmulas mágicas y simplemente aplicando compras a ciegas en el nivel x del ratio y, no nos va a proporcionar una ventaja comparativa con respecto al mercado a largo plazo, sobre todo cuando hablamos de periodos de 30 o 50 años.

En el corto plazo, incluso en periodos de una década, algunos inversores obtienen más rentabilidad que el mercado comprando x cuando el ratio sea y, y piensan que han descubierto la Piedra Filosofal, cuando la realidad es que el largo plazo acaba por corregir la práctica totalidad de estas situaciones.

Tendencias del análisis fundamental

En el pasado el análisis fundamental tenía una “cuota de mercado”, por llamarlo así, o popularidad bastante mayor.

Esto era así porque hace 40 años la mayor parte del mundo de la inversión se realizaba tomando decisiones basadas en los estudios de las cuentas económicas y empresariales y mucho menos basándose en técnicas de trading a corto plazo, terreno por antonomasia del análisis de precios de Análisis Técnico.

Con el tiempo, y el advenimiento del internet, los gráficos de bolsa se hicieron tan populares que todo inversor mundial tiene acceso a los mismos desde los sillones de sus casas.

Eso ha hecho que la “democratización”  haya provocado un aumento radical en los estudios de análisis técnico, que son los que usan la mayor parte de los inversores particulares en casas, intentando dominar los gráficos financieros de corto plazo.

Esto no quiere decir que el análisis fundamental haya muerto.

Todo lo contrario, el mismo sigue siendo muy popular, y es casi obligatorio en los equipos de los fondos de gestión y gestores de inversiones del mundo.

Lo que sí está aumentando de manera imparable en este sector, como en casi todos los relacionados con la tecnología de la información, es la automatización masiva del mismo, surgiendo cada vez más programas capaces de hacer los estudios más complejos que nos podamos imaginar en una cantidad ínfima de tiempo. Algo que antes costaría innumerables horas de estudio a los analistas, lo pueden hacer ahora con un programa de algoritmos.

El futuro parece que nos depara un mundo del análisis fundamental donde las máquinas y la Inteligencia Artificial van a tener fuerte preponderancia.