¿Buena oportunidad para trading con petróleo?

Uno de los mercados más interesantes de los últimos meses es el del petróleo, con la tan comentada subida desde los abismos bursátiles de principios del 2016, cuando cotizaba cerca de los 25 dólares (el Texas).

Primero pegó un fuerte rebote en el que prácticamente dobló su precio en cuestión de seis meses y luego se pasó en un mercado lateral con ligera tendencia alcista por un año hasta que a finales del 2017 rompió al alza en la siguiente fase alcista del movimiento, subiendo otro 40% extra en un mercado alcista bastante sostenido.

En esta segunda fase del mercado alcista ya he ido tomando posiciones y observando el mercado tal y como avanzaba en medio de las cada vez más recurrentes declaraciones sobre el problema de la inflación y la consecuencia de la misma: la necesidad de subir los tipos de interés, cosa que en la FED llevan haciendo tiempo ya.

invertir petroleo 2018
Esta corrección nos brinda un nuevo “descuento” a la hora de comprar petróleo

Los defensores de la inflación basan su argumento o parte del mismo en el aumento del precio del petróleo.

De hecho ya son muchos los que hablan del petróleo a 100 y más arriba aún, con lo que el miedo de los bancos centrales empieza a ser patente, y parece que no pasará mucho antes de que todos los estén subiendo los tipos de manera casi coordinada.

Yo, sin embargo, no veo las cosas tan claras, al menos desde un punto de vista secular o de largo plazo.

petroleo soportes y resistencias

Es indudable que estamos en un mercado alcista del petróleo que dura 2 años ya, pero no podemos afirmar con total seguridad que nos encontramos en un mercado alcista secular y que vamos a entrar en una gran etapa de inflación, con los tipos subiendo a las nubes y el crudo a los 300 dólares.

Para que ello ocurriese tendríamos que tener un escenario que implicaría el fin del mercado alcista de bonos americanos de más de 30 años.

Por ejemplo, el tipo de interés del bono americano a 10 años hizo una ruptura de resistencias muy importante en los últimos meses, lo que ha llevados a muchos a pensar que estamos ante el fin de la era de los tipos cero. Las repercusiones de esto serían terribles, sin duda, pues qué duda cabe que entrar en una era stagflacionaria sería adentrarse en un terreno muy fangoso. Lo que pasa es que con los niveles actuales de deuda me da la sensación de que aún no nos encontramos en ese momento.

Precio del petróleo y nivel de deuda mundial

Aquí la clave la veo un poco en el nivel de deuda. Si el mismo no baja de manera dramática no deberíamos esperar un aumento de los tipos de interés a largo plazo en los principales bonos como el americano, el alemán, el japonés o el inglés.

Sinceramente, de no haber una reestructuración o un gran impago en esa deuda no veo posible que podamos entrar en la éra inflacionaria así.

Es por ello que el gráfico del petróleo a largo plazo aún me da un poco de miedo porque el dibujo de los soportes seculares y de los máximos, en 150 en el 2008 y de 115 en 2011, nos dan un posible escenario “bajista”, en el que veo una posibilidad alta de que esta fase alcista acabe terminando con otro nuevo colapso del precio del crudo a largo plazo, con un mercado bajista que podría llevar al precio a los 20 dólares o más abajo aún.

Recuerda que esto no es más que especulaciones.

Todo el mundo “especula” cuando piensa.

Creo que fue a Marc Faber al que escuché el otro día decir que podríamos entrar en una era de gran inflación y de inestabilidad parecida a la de los años 70 del siglo pasado.

Tampoco veo ese escenario como el más probable, porque antes del mismo la deuda de los Estados Unidos tuvo que bajar de 300 a poco más del 100% del PIB. Es decir, tuvieron que haber muchos defaults de por medio.

En esta ocasión no ha habido impagos en la magnitud necesaria para limpiar los balances. En ausencia de eso difícilmente veo un escenario “inflacionario”.

Ello no quiere decir que no podamos tener un mercado alcista del petróleo aquí o allí, pero secularmente estamos en un momento en el que las presiones deflacionarias son muy fuertes.

No sé, en mi caso la oportunidad de trading me parece bastante buena para comprar a corto plazo.

Ahora, para el largo plazo, la cosa no la tengo tan clara, y menos viendo el comportamiento de muchas petroleras que no acaban de despegar como lo tendrían que haber hecho con un mercado alcista del crudo de esta magnitud.

Creo que el precio bien podría llegar a 80, 100 o 130, pero después la presión para subir los tipos será incluso más fuerte que ahora.

Una subida de tipos lo suficientemente sostenida y significativa sería terrible para las endeudadas economías modernas. Por ejemplo, piensa Italia, España, o en realidad cualquier país avanzado, incluso Los Estados Unidos, Alemania o Japón.

Oro petroleo precio
Cortesía de Macrotrends

Como dato más “positivo” para el petróleo (o negativo para el otro activo) es el ratio tan bajo que mantiene con el oro, que se encuentra cerca de mínimos históricos, lo que nos dice o que el oro está caro o que el petróleo está barato, aunque esta es ya otra historia.

Saludos y buen trading

Deja un comentario