Burbujas, Trading e Inversión

La fase parabólica de las burbujas

Una de las cosas que más me han enseñado los años es ver la cantidad de gente que constantemente está recomendando invertir durante los momentos más calientes de cualquier activo.

Aquí no hay diferencias entre activos. Siempre se produce el fenómeno de que cuanto mejor comportamiento tiene un activo, mayor cantidad de gente recomendando invertir en el mismo.

Burbujas financieras

Vale para el oro en 2011, para los pisos en España en 2007, para el Nasdaq en 1999, para el Nikkei en 1989, para el Dow en 1929, para los tulipanes en 1635.

Cuanto más vertical es la subida mayor es la cantidad de recomendaciones de inversión.

En esos momentos de ganancias ilimitadas parece que se acaba el mundo si no inviertes. Que no va a haber otra oportunidad igual.

La gran masa, ausente en la inversión en las fases iniciales del activo, empieza a enterarse de lo mucho que está subiendo este y de lo bueno que es el mismo.

Precisamente, lo que no entiende la masa es que, es en las fases iniciales de la burbuja cuando la inversión es más rentable. Inversión a medio largo plazo se entiende.

Cualquiera puede invertir hoy y vender en seis meses luego de que el activo haya subido un 30%.

Pero eso no es inversión. Eso es trading.

Burbuja inmobiliaria España

El caso más conocido en España es la burbuja inmobiliaria de la década de los 2000. En aquellos años de locura de entre el 2000 y el 2007 si no te comprabas una casa parecías un imbécil. La gente, los vecinos, los conocidos, decían: “¿no has comprado casa?”, “¿a qué esperas?”. Lo triste del caso es que buena parte de los que compraron casa fue con la mentalidad de “los pisos nunca bajan”, apalancándose de manera brutal y adquiriendo hipotecas que sobrepasaban sus capacidades.

Lo mismo ocurre con los mercados alcistas de acciones. Los mismos nunca parecen tener fin.

El sentimiento alcista es tremendamente exagerado en la fase final de un mercado al alza.

Haz click aquí y abre una cuenta gratuita con el broker más popular para operar CFDs de acciones

El 76.4% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero

En estos días hay varios mercados alcistas y bajistas que parecen no tener fin. El principal de ellos el de la bolsa americana, la cual lleva seis años de ininterrumpida subida con una pequeña corrección en medio.

Pero la manera en la que está subiendo es tan fuerte, que parece que nunca más va a haber un mercado bajista. Eso es lo que se le va metiendo en la cabeza a la gente, pues es lo que nos acostumbramos a ver durante cientos de días y miles de días seguidos.

La mente se “acostumbra” a eso.

Por eso, tenemos a todo el mundo recomendando invertir en el Nasdaq, en el SP500, en el DAX, en el IBEX, aquí y allí, cuando resulta que algunos de esos mercados están en lo que diríamos, la fase parabólica de la burbuja. 

Por ejemplo, hoy día el DAX está subiendo de manera parabólica. La última vez que lo hizo fue en 1999.

¿Burbuja en el DAX?

obsérvese los movimientos parabólicos de 1999 y de hoy día
obsérvese los movimientos parabólicos de 1999 y del 2015
Al final vemos como el DAX tuvo una caída del 30% poco tiempo después de ese movimiento parabólico. No pocos inversores entrarían en pánico. Sin embargo, se ha vuelto a recuperar. Veremos en que acaba el tema

La gente da por hecho que eso va a seguir de manera indefinida, pero las cosas no son así en la realidad cíclica en la que vivimos.

Toda burbuja, todo mercado alcista tiene un principio y un fin. Incluso la del Dow Jones.

Las burbujas son, no obstante, excelentes para la operación a corto plazo o trading.

Burbuja inversión

“Corto plazo” que puede ser de años o meses.

En esas condiciones, sí que es bueno hacer trading con ese tipo de productos.

Es decir, cuando vemos a un mercado ir de manera parabólica en una dirección, lo más inteligente en el corto plazo es ir en la misma dirección del mismo y dejar correr las ganancias por semanas o meses, preferentemente.

El trading tiene su mayor efectividad en las fases medias y finales de los grandes mercados alcistas (1).

Digamos que cuando el mercado ha pasado las primeras fases del mercado alcista, este continúa hasta llegar a la fase parabólica, en la cual los beneficios a corto plazo son más fáciles.

Aquí no hay mercados muertos que ni suben ni bajan, sino mercados que suelen ir al alza de manera muy fuerte en un periodo relativamente corto. Además, a diferencia de los mercados bajistas, el movimiento es más “suave”, de tal manera que se puede operar mejor.

Por ejemplo, si recordamos la fase final del mercado alcista del oro en el 2011, fueron unos meses brutales, donde los metales y muchas materias primas subieron de manera espectacular.

Otro ejemplo, de un mercado que operé, el del gas natural que tuvo un mercado alcista parabólico a principios de 2014, en lo que fue la fase final de ese mercado alcista, para luego caer en un mercado bajista del 50% hasta día de hoy.

Otro ejemplo más eminente fue el de la burbuja del Nasdaq en 1999, en la cual el último año de subidas fue demencial. Parecía que el precio de muchas acciones de ese índice se iba a ir al infinito.

Lo mismo puede decirse de los principales índices mundiales como el DAX o incluso el IBEX. En aquellos días finales de la burbuja de acciones los precios se dispararon de manera dramática.

Las velas alcistas de finales de 1999 fueron épicas. A esas grandes velas les siguió uno de los peores mercados bajistas que se recuerdan en Europa y el peor en la historia del Nasdaq.

Burbuja del Nasdaq

Gran año para hacer trading en el Nasdaq o DAX, aquel 1999, pero muy mal año para invertir a largo plazo.

Todos los que invirtieron en aquel año, empujados por las miles de recomendaciones que inundaban los medios, tuvieron que aguantar pérdidas de entre el 60 y el 90% en los próximos años. Seguramente muchos de esos inversores, deprimidos, vendieron su inversión en el peor momento.

No invertir en euforia

Una de las reglas básicas de la inversión es no invertir en momentos de euforia.

Una de las reglas básicas del trading es que los mejores y más rápidos beneficios se dan en los momentos de euforia.

Ambos mundo son compatibles pero el que sigue uno no debería seguir el otro, o al menos no en la misma dirección.

Por ejemplo, un trader puede estar ahora operando el DAX y el Nasdaq al alza, pero difícilmente estará invirtiendo a largo en los mismos.

El momento más eficiente para invertir ya pasó.

Los mercados siempre corrigen. Tarde o temprano viene la corrección. Puede que no sea en un año, puede que ni en dos, pero eventualmente vendrá, y la misma será tanto más grande cuanto mayor haya sido la fase de burbuja.

Cuidado siempre con los consejos de inversión en activos. Hay que intentar indagar y ver que esos activos no están en la fase parabólica del ciclo.

Invertir, al igual que hacer trading, es algo bastante peligroso. Si bien el trading lo es aún más, y más difícil también.

  1. Los bajistas suelen ser mucho más violentos.