China y el futuro del trading

Hace unos años el conocido asesor financiero y gurú Marc Faber publicó su libro Tomorrow´s gold, en el cual explicaba que el futuro del mundo radicaba en Asia, y particularmente en China. Una visión similar a la que tienen Jim Rogers y otros gurús de los mercados.

Y puede que no les falte razón. Si hay algún futuro prometedor ese está en Asia, y sobre todo en China.

Por el contrario, el futuro de los Estados Unidos, y, sobre todo, el de Europa, pinta muy mal, al menos desde el punto de vista de la libertad individual. Y no es que haya mucha libertad individual hoy en día en China.

Pero ahí radica la lógica de mi argumento. Argumento que puede no llegar a materializarse.

¿Quién sabe lo que puede pasar?

China evolución económica

La lógica básica consiste en que China lleva más de dos décadas de transición de una economía y sociedad casi 100% colectivista – casi sin propiedad privada – a una en la cual la propiedad privada juega un papel cada vez mayor.

Aunque todavía no puede considerarse un país con una economía desarrollada, la liberalización parcial de las últimas décadas ha hecho que China vuelva a tener la relevancia económica que en cierto modo siempre tuvo en el pasado.

Anteriormente, durante buena parte de la historia conocida, China se pudo considerar como la mayor economía del mundo.

Con pequeños altibajos, guerras civiles, invasiones extranjeras, rupturas del imperio, construcción de otro nuevo, la economía China era una de las principales del mundo y estaba a la par de la mayoría de las otras economías del mundo de la época, ya fueran europeas o del resto de Asia.

Historia economía china moderna

Por ejemplo, en 1870, el PIB per cápita (por paridad de poder adquisitivo: PPA) en China era de 530, por 737 de Japón, y 1207, por ejemplo, de España ó 677 de América Latina.

Negocia CFDs de acciones con el líder mundial del sector

El 80.6% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

Para nada diferencias insalvables.

Se vivía más o menos similar en cualquiera de esos países, quizá un poco más desahogado en España, con la Revolución Industrial europea. Pero nada significativo.

En 1973, unos 100 años más tarde, y después de más de treinta años de una de las peores dictaduras comunistas de la historia, el PIB PPA (1) de China era de 838, el de Japón 11434, el de España 7661, y el de América Latina 4435.

Incluso los países del segundo mundo de América Latina habían mantenido el tipo, a pesar de sus problemas, hasta esa fecha.

De hecho, muchos de ellos, como Venezuela, tenían incluso salarios más altos que España por muchos años. Cosa del pasado, pues Venezuela empezó a tomar poco después el camino que ya escogió China en su momento: el camino al socialismo radical.

En ese año de 1973, China era una de las sociedades más miserables del planeta, la cual vivía bajo un régimen de terror digno de un libro apocalíptico de ciencia ficción tipo “1984”.

Un régimen similar al de Corea del Norte, que aún hoy mantiene de manera férrea el sueño por el Nuevo Hombre.

Afortunadamente para China, y al contrario que Corea del Norte, buena parte del territorio Chino, sobre todo al sur, es excelente para la producción agraria, dándose casi cualquier producto sin mucho problema.

De esa manera, pudo más o menos, no morir de hambre su población durante los largos años de dictadura.

En Corea del Norte, al contrario, el terreno y la latitud, no son tan aptos para que la desesperada población pueda plantarse unas huertas a espaldas del gobierno y comer algo.

Ahí, si no fuera por las ayudas internacionales, muchas chinas (no obstante son vecinos), estarían muertos de hambre hace tiempo. Y, ni siquiera las masivas ayudas, han evitado la muerte de algunos millones de personas por hambre.

Nadie en Europa, los EEUU, Canadá u Oceanía, pensaba en emigrar a China para iniciar una vida allí.

Ni siquiera las alas más progres e izquierdistas de esos países. Si acaso viajaba al país alguna comitiva de políticos de los partidos comunistas para ver las bondades del sistema.

Por supuesto, eran recibidos como jefes de Estado, y no saboreaban las “delicias” del sistema en primera mano, sino que vivían la realidad ficticia que la dictadura china les ofrecía. Algo similar a gente como la de Podemos, que viaja hoy a Venezuela y se queda en residencias de lujo pagadas por el gobierno bolivariano, con increíbles medidas de seguridad. Estos no pisan las calles de Caracas solos ni borrachos.

El hecho es que, milagrosamente, la dictadura China adoptó una reforma económica gradual que comenzó en 1978 y que fue implementándose de manera gradual hasta hoy, en la cual, si bien China no se ha zafado de la dictadura, sí se ha producido una liberalización parcial de la economía.

Tan solo con una liberalización parcial de esa sociedad, China ha experimentado un boom económico que la ha colocado a las puertas de convertirse en la mayor economía del mundo, lista para desbancar a los Estados Unidos.

Potencial económico chino

Por población, lo puede hacer perfectamente.

De hecho, China tiene el potencial de Japón o Corea del Sur, solo que con una población 10 o 20 veces superior.

A nada que China logre la mitad del PIB per cápita de Japón, sería la mayor economía del mundo con una diferencia abrumadora sobre los Estados Unidos. Eso equivaldría a cinco países como el japonés más o menos. China está a mitad de camino de conseguirlo, ya que en 2014 su PPA era de 9143 por 38297 de Japón.

¿Próxima democracia en China?

Dependerá de lo que ocurra políticamente en China en los próximos años y décadas, ésta conseguirá ser la mayor potencia mundial, o volverá a estar en las cloacas de las colas de racionamiento por un par de huevos y dos bolsas de arroz.

Si China logra la transición a una sociedad democrática, entonces sin duda, en poco tiempo será esa potencia incontestable.

Esto dependerá de los acontecimientos políticos de los próximos años. Si por el contrario, vuelve a triunfar la tesis socialista y el país vuelve a la cueva comunista expropiatoria, entonces China volverá a ser un muerto viviente, un país al que nadie querría ir a vivir.

Por el contrario, Occidente, y sobre todo Europa, lleva el camino contrario. Después de unas décadas de democracia, parece que las fuerzas de la destrucción están tomando posiciones para asaltar de nuevo el suelo europeo.

Si Europa cede a los desvaríos de los partidos socialistas radicales, entonces será Europa la que tome el camino a las cloacas de las que otros como China, ya salieron.

Las leyes cíclicas nos dicen que Europa y los Estados Unidos transitan el camino hacia sociedades totalmente intervenidas.

El razonamiento cíclico significa, que después de tanto tiempo de buenas condiciones, la sociedad se ha acostumbrado tanto, que se ha vuelto “socialista”, y así ha llegado a ser que hoy en día el Estado es Dios.

Futuro democrático China

Creo que la situación en Europa va a ir empeorando cada vez más hasta que, de algún modo, se toque fondo, como en su momento hizo China.

Las soluciones a la gran crisis en la que estamos, la cual no hará sino empeorar en el futuro, van a ser de carácter socialista. Esto es así porque las masas europeas están convencidas de que lo que les ha traído a esta crisis sin fin es un exceso de capitalismo, cuando la realidad es otra, y es el exceso de socialismo (consecuencia de una riqueza extrema) el que ha llevado a Occidente al estado de parálisis en el que se encuentra. A

Así llegamos a la lógica de la destrucción intervencionista, tal y como explicaba de manera excelente, Ludwig Von Mises.

El futuro de Europa viene de la mano de Tasas de Transacciones Financieras, miles de regulaciones cada vez más draconianas, y terminando por los clásicos controles de cambio, divisa y precios.

Ojalá me equivoque y esto no resulte así, pues las consecuencias de lo que explico no son para nada muy halagüeñas para el trading y el mundo de la inversión en general.

Salvo, quizá, como he querido explicar, en China y Asia.

Si ese gran país logra la transición al a democracia, justo cuando Europa se embauque en un nuevo experimento socialista, entonces será el nuevo puerto para unas décadas de prosperidad y esperanza.

China, esperanza del capitalismo

Y como no, entonces, los que amamos el trading y la inversión, haríamos bien en ir allí. Más que nada, porque si esto se convierte en una suerte de dictadura comunista a la venezolana, poco habrá que hacer por estos lares.

Marc Faber, entre otro, ya está viviendo por esas tierras (Tailandia y Singapur) anticipando lo que pueda ocurrir en el viejo Occidente

Espero equivocarme, pero no en que China logre su transición a una sociedad más o menos desarrollada (potencial para ello tiene de sobra), sino en que España se convierta en una dictadura de corte socialista radical donde los controles de precios y el estado policial sean el orden del día.

¿Veremos a China algún día defendiendo la causa de la libertad y la democracia frente a una Europa totalitaria?

Quien sabe…

Suerte y buen trading

(1) Aunque a mí en realidad no me gusta demasiado usar este tipo de datos, pues el mismo concepto del PIB no refleja bien la riqueza de una economía. Para eso es mejor saber por ejemplo, cuantos kilos o libras de trigo o arroz podía comprar un hombre con su salario medio en cualquier época. Cuestión con la que se mide el bienestar de los países en las diferentes épocas en, por ejemplo, en “Farewell to alms: A brief economic history of the World”. Libro de Gregory Clark totalmente recomendable para entender un poco las dinámicas en las que nos encontramos.

 

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero