Cómo invertir 500 euros o dólares

¿En qué puedo invertir 500 dólares?

Seguramente habrá mucha gente con 500 euros o dólares ahorrados que se interesen por cómo invertir ese dinero de la manera más eficiente.

Como es lógico esas cantidades son las típicas de un trabajador o un pequeño ahorrador al que, en principio, le ha de costar bastante poder ahorrarlas.

Alguien rico, como Cristiano Ronaldo, o alguien que gane 10.000 euros al mes, no tiene la misma percepción de los 500 euros que alguien que gana 1.000 euros o dólares al mes.

Para este último, esa cantidad representa un ahorro muy costoso.

Antes de decidirse a invertir los 500 o 1.000 euros o dólares o lo que sea, deberíamos tener unas nociones de en qué es en lo que vamos a invertir, pues la probabilidad de caer en engaños es muy grande; hoy en día más grande que nunca, con la era de los anuncios despampanantes por internet “vendiéndonos” la maravilla de la inversión.

Muchos de esos anuncios son de productos que son apuestas, es decir, no de inversión, pero que se venden como “inversión” para atraer más clientes, ya que la palabra inversión tiene un tirón mucho mayor que el vulgar de apuestas.

Como es lógico, esos anuncios de “inversión”, que en realidad son apuestas, nos harán perder en la mayor parte de las ocasiones todo el dinero.

En algunos casos puede ser que tengamos la suerte de ganar y decidamos retirar el dinero a tiempo por alguna razón. Pero esos serán los menos.

Otros casos decidiremos retirar alguna pequeña cantidad de dinero después de haber perdido la mayoría del mismo. Y en otros casos, los que más, habremos perdido los 500 euros al completo.

Invertir 500 euros en Bolsa

Este tipo de “inversiones” de las que estoy hablando son las que vemos de “invertir en Forex”, “invertir en opciones binarias”, “invertir en CFDs” y otras similares.

Invirtiendo 500 euros no nos vamos a hacer ricos a corto plazo

Quien quiera poner los 500 euros o dólares en esos productos arriba nombrados que lo haga, pero que sea consciente de que no está invirtiendo y que va a perder en la mayoría de los casos.

Cuando invertimos lo deberíamos hacer con la idea de ganar.

El problema es que la gente quiere ganar a corto plazo y piensa que es posible ganar mucho dinero invirtiendo a corto plazo.

La verdad es que la única manera de ganar dinero a corto plazo es montando un negocio o un proyecto empresarial del tipo que sea, o robando, ya sea como ladrón de calle o político.

No vamos a hacernos ricos invirtiendo 500 euros en activos financieros
No vamos a hacernos ricos invirtiendo 500 euros en activos financieros

 Invertir 500 dólares bolsa

La mejor, y más eficiente manera de invertir esas cantidades de dinero, y cualquier cantidad de dinero, en realidad, es hacerlo en acciones o productos relacionados con las mismas, como ETFs o Fondos de Inversión.

La inversión en inmuebles o bonos es más restringida para cantidades tan pequeñas.

El problema con una cantidad tan pequeña como 500 o 1.000 euros, es que incluso para invertir en acciones se presentan algunos hándicaps.

Muchos brokers no nos dejarán abrir cuenta con menos de 2.000 euros, y otros nos cobrarán unas comisiones de compra igual para 1.000 euros que para 10.000, con lo que aquellos que compren pequeñas cantidades acabarán pagando mucho más y perdiendo eficiencia.

Otro problema es el de las comisiones de custodia que tienen muchos brokers.

Estos gastos también suelen tener un mínimo, el cual hará que nuestra pequeña inversión sufra bastante, pues ese mínimo, que puede ser de 4 euros cuatrimestrales, por ejemplo, puede suponer una gran merma para una inversión de 500 euros anuales.

Esto no afectaría tanto si la inversión fuera de 5.000 o más.

Para invertir una cantidad tan pequeña lo mejor es hacerlo en productos que nos den la diversificación de poseer muchas acciones.

Esos productos son los ETFs o Fondos de Inversión. Unos tendrán unas ventajas sobre los otros.

¿Cómo invertir 500 dólares o euros?

Probablemente, sea mejor comprar un Fondo de Inversión, aunque algunos tienen un mínimo de suscripción.

Pero lo normal es que podamos encontrar fondos que nos dejen aportar los 500 o 1.000 euros y nos cobren una comisión de entre el 1 y el 2% anual más o menos.

Como vemos, ya nos están descontando bastante de las ganancias, pero si esperamos que nuestro fondo gane un 10% anual de media a largo plazo, dichos gastos son asumibles, y más para las cantidades de inversión que estamos hablando.

En el caso de ETFs, una cantidad de 500 euros puede resultar problemática, dependiendo de la comisión de custodia que tenga el bróker.

Supongamos que el bróker tenga una comisión trimestral de 3 euros de mínimo.

Esto sería 12 euros anuales.

Como vemos, estaríamos pagando el 2,4% de comisión el primer año de nuestra inversión, y eso sin contar con la comisión de compra o venta, la cual también puede tener un coste importante, raramente por debajo de los 10 euros, es decir, un 2% de la inversión inicial de 500 euros.

Por lo tanto, si vamos a invertir 500 euros en ETFs o acciones deberíamos buscar el bróker más barato posible con la menor comisión de custodia para esa inversión.

Invertir 500 o 1.000 dólares al mes sí nos puede hacer ricos a largo plazo

Si logramos invertir 500 o 1.000 euros al mes en acciones diversificadas a largo plazo, 10 a 25 años, es bastante probable que lleguemos a ser, si no ricos, sí financieramente independientes.

Haciendo así es muy difícil no llegar al millón de euros en esos horizontes temporales.

Con la Bolsa no debemos esperar conseguir rentabilidades de más del 15% de media anual en largos periodos de tiempo.

Pocos son los que consiguen eso o más.

Casos como los de Warren Buffett, Peter Lynch o Paramés no son muy comunes.

El resto de los mortales deberíamos conformarnos con ganar cantidades más cercanas al 10/12% anual. Intentar ganar mucho más al corto plazo, casi siempre acaba en desastre.

Tampoco debemos olvidarnos nunca de que el Estado y su hacienda ávida de ingresos está ahí y que al final, cuando vayamos a liquidar nuestra inversión, o cuando cobremos dividendos, siempre va a estar esperando para quitarnos una parte significativa de los mismos, así que, en realidad, las rentabilidades a esperar son menores de las que he mencionado arriba.

La inversión, al igual que la vida es un ejercicio que requiere paciencia.

No debemos dejarnos llevar por las prisas porque al final estas siempre nos saldrán caras.

Deja un comentario