Cómo Invertir en petróleo

Invertir en petróleo es otro de los slogans más populares en la industria del trading y la inversión, donde las peras se mezclan con las manzanas tan fácilmente.

En este caso, la confusión es incluso mayor que con otros vehículos de inversión que se prestan a todo tipo de juegos de palabras.

Invertir petróleo

Cuando se trata de acciones la cosa está bastante clara: o inviertes en Apple mediante las acciones directamente o lo “haces” mediante los productos que te ofrecen para “invertir”, como opciones binarias o CFDs.

El que entienda lo que es un poco más o menos invertir, sabrá que la única manera de invertir en Apple de verdad es comprando las acciones directamente con un bróker, y aún así seguirá teniendo las acciones a nombre de una cuenta omnibus del bróker, y no suya, lo que no quiere decir que la operación tenga por qué ser ilegítima o peligrosa.

Al contrario, los brokers de acciones son los más serios que hay en toda la industria del trading.

Cuando de productos derivados se trata, no hablamos de inversión sino de trading, lo cual no es ilegítimo, pero no pensemos por un momento que estamos invirtiendo en Apple cuando compramos una CALL de una opción binaria de la misma acción.

Eso es pura especulación, apuestas o trading a corto plazo.

En el petróleo funciona igual, salvo por el hecho, un tanto enrevesado, de que el petróleo no es una “acción” con la que invertir como Apple, sino una materia prima ineficiente para que invirtamos en la misma directamente. Nadie va comprando por ahí miles de litros de petróleo para invertir.

A lo sumo, los especuladores de los mercados de futuros harán operaciones de trading y cobertura a medio largo plazo, pero inversión, lo que es inversión no. Esta estará circunscrita al mundo de las empresas que trabajan con esa materia prima.

¿Queremos comprar petróleo para invertir?

Pues entonces, lo mejor será que compremos las acciones principales que trabajan en ese nicho: las petroleras, obviamente.

Por suerte, el mundo no está escaso de las mismas, aunque las que van quedando son cada vez más grandes, dada la tendencia a la concentración del sector (y de todos los sectores en realidad).

No obstante, las opciones de inversión aún son amplias en el mundo, existiendo muchas compañías relacionadas con el sector, e incluso de tamaño pequeño.

Podremos invertir en los clásicos como BP, Chevron, Total, Conoco, Shell, Repsol, y muchos más.

También podremos invertir en muchas empresas del sector más variadas como Statoil, Halliburton, Santos, CDN Natural, Gazprom, Apache, o incluso empresas relacionadas, como podrían ser Atlas Copco, SE Banken, FST Quantum Minerals, etcétera.

invertir apache

invertir statoil

invertir halliburton
Una de las grandes empresas del capitalismo de Estado (crony capitalism). Beneficio a largo plazo más o menos garantizado
ConocoPhilips, una de las grandes
ConocoPhilips, una de las grandes

 

Si buscamos bien, podremos incluso hacer una buena cartera de empresas sólidas del sector con buenos dividendos y negocios consolidados a nivel internacional.

Etfs de Petróleo y energéticos

Este es uno de los puntos más problemáticos de la inversión en petróleo.

Mucha gente recomienda la compra de este tipo de productos, muchos de los cuales invierten más o menos directamente en los mercados de futuros y físicos del sector, resultando en inversiones catastróficas a largo plazo y siendo solo válidos como instrumentos de negociación a corto plazo.

El United States Fund Oil, un desastre para invertir a largo plazo
El United States Fund Oil, un desastre para invertir a largo plazo

 

Por ejemplo, mirar el ETF del United States Natural Gas Fund.

En general, debemos evitar ese tipo de inversiones, y solo centrarnos en las acciones individuales del sector o en algún ETF que englobe a una cartera significativa de las mismas.

Todo lo demás y que signifique tocar los futuros hay que desecharlo sin miramientos.

Comprar acciones de petróleo en el 2015

Es bien conocido que uno de los mayores colapsos del pasado año y este fue el del petróleo, el cual fue tan grande que sorprendió a mucha gente, sobre todo en ausencia de mercados volátiles en la Bolsa u otros similares como el oro.

El petróleo cayó más de un 60% en cosa de meses, una de las mayores caídas de su historia.

Sin importar las razones del porqué, dicha caída ha creado una indudable incertidumbre y posible oportunidad para la inversión en los activos relacionados con el mismo, como las acciones energéticas.

Si vemos las mismas, podemos comprobar cómo muchas de ellas han caído sustancialmente, algunas un 15%, otras un 25 y otras un 50%.

Es posible que haya algunas posibilidades de comprar a largo plazo con valores interesantes, desde luego mucho más interesantes que hace un año.

Desde ese punto de vista inversor, las acciones pueden presentar algo de valor relativo con respecto a otros mercados que están inflados o “caros”. Visto así, estaríamos comprando con un pequeño descuento, el cual ya deberíamos saber que es crucial para la inversión a largo plazo.

No es lo mismo alguien que compra el activo a 100, que el que lo compra a 70. En el largo plazo eso se nota mucho.

El problema es que nadie sabe qué va a pasar en los próximos años, más que nada teniendo en cuenta que una recesión en los Estados Unidos es cada día que pasa más probable. Y cuando hay recesión y mercado bajista en la bolsa americana es raro que las petroleras no caigan también, salvo que veamos shocks inflacionarios como los años 70 del Siglo pasado.

Por lo tanto, al igual que en todos los sectores hay que guardar bastante cautela y nunca ir “all in”, al menos por ahora. No hasta que el PER10 o CAPE del SP500 esté a unos niveles más bajos.

En todo caso, una pequeña inversión como parte de una cartera más global y dejando bastante espacio a bonos y efectivo no sería ninguna locura. Después de todo, alguna que otra acción de las energéticas está bien tenerlas en caso de crisis inflacionaria, donde serían de las mejores acciones.

En general, y visto otros sectores del mercado, el de las energéticas está menos sobrevalorado. Hay algunos sectores, donde el “valor” no existe. No a estos niveles, y no si vamos a invertir a largo plazo.

Invertir en Petróleo a largo plazo

La inversión en petróleo es, como con todas las demás “inversiones”, mejor hacerla con acciones del mercado general.

Tendremos que tener en cuenta cómo está dicho mercado, si está “caro” o “barato”.

Así mismo, tendremos que ver cómo está relativamente el sector y el precio de la materia prima, la cual obviamente influye en el precio de las acciones.

¿Invertir en petróleo ahora?

Como con todas las inversiones, siempre será mejor entrar en momentos en los cuales haya algo de “valor”, ya sea en el mercado general o en el particular.

Otra cosa a tener en cuenta sería un estudio de los ciclos de la economía o ciclos de Kondratiev. Aunque solo sea para obsesos y frikis del tema.

Dichos ciclos nos dicen que las acciones energéticas son una gran inversión en el “verano” de Kondratiev, el cual tuvo lugar en los años 70 del siglo pasado, y una mala inversión durante el otoño e invierno, el cual estamos pasando ahora.

Ya veremos lo que nos dicen los mercados los próximos años sobre este tema. Hasta el momento, las acciones petrolíferas, sin ser un desastre, no son ni de lejos las que mejor se han comportado estos últimos 15 años.

Suerte y buena inversión,