¿Cómo llegar a ser un trader multimillonario haciendo day trading?

Traders millonarios

¿Creemos que es fácil llegar a ser un trader multimillonario operando Forex con apalancamientos de 400:1?

¿Por qué creemos eso con tanta facilidad?

Pues porque todo el mundo quiere ser multimillonario y cuando nos dicen que mediante el Forex, CFDs, futuros u opciones binarias podemos llegar a serlo lo intentamos. Después de todo somos humanos, y los humanos lo intentan una y otra vez.

El problema está en que en la realidad esto no funciona así.

Todo es parte de una especie de ilusión para atraer a cientos de miles de personas a una actividad en la que la posibilidad de ganar es casi nula, por no decir nula total.

Esa actividad no es otra que el trading frecuente, conocido como Day trading, actividad cuya popularidad no tiene paralelo en el mundo de la Bolsa. Si no, de qué iban a vivir los miles de brokers que hay en el mundo.

El problema que tienen la mayoría de los que se inician en el trading es que se lanzan a la piscina con casi todo desde el principio.

Unos analizan algunos indicadores y haciendo trading en papel se piensan que han dado con el método para doblar la cuenta cada mes.

Otros creen que comprando sistemas –de los que hay miles por ahí fuera – que prometen retornos del 300% anual, van a conseguir la tan deseada meta.

Otros creen que siguiendo señales o a supuestos managers expertos de cuentas PAMM.

Otros entran a todo saco después de haber asistido a algún curso de scalping o day trading que les promete que les convertirán en traders profesionales.

Así tenemos a una enorme cantidad de traders que entran en este mundo jugándoselo todo por el todo, o al menos una gran cantidad de sus ahorros.

Personas que han ahorrado 10.000 euros en dos o tres años abren una cuenta de futuros, CFDs u opciones binarias creyéndose los mil y un cuentos e ilusiones que inundan este gigantesco mundo, y no tardan mucho en darse cuenta de que han volado por los aires la mayor parte de sus ahorros en un método que al final ha resultado ser no tan bueno como esperaban.

¿Cuál es la solución a esto?

Trader millonario

No hay solución en realidad, pues la mayoría de los que creen en el day trading y sistemas de ese tipo no creerán estas afirmaciones que digo aquí hasta que les haya pasado lo que eventualmente les pasará.

Como en muchos otros aspectos de la vida, la gente acaba aprendiendo a “palos”. Aunque, aprender siempre es bueno, aunque sea perdiendo dinero, pues esa gran pérdida también tiene su valor.

Es decir, cuando hemos perdido mucho, ya sabemos cuál es el dolor de la derrota y nos volveremos más cuidadosos.

Muchos de los que intentan las tentativas del day trading frecuente acaban abandonando los mercados para siempre o simplemente siguen intentándolo por muchos años una y otra vez.

Algunos “aprenden” que el dinero de verdad está en otros temas y empiezan a vender cursos, señales o cosas parecidas; cuestión con la que no tengo objeción. Aunque el problema, es cuando nos ponemos a ofrecer señales de manera abierta, prometiendo ganar el 20% mensual aún a sabiendas de que es mentira.

Después están los que ofrecen ese “20% mensual” con sistemas que ni siquiera han probado en mercados reales, con lo que tampoco es que estén mintiendo, aunque les falte decir que los resultados obtenidos fueron en cuentas simuladas.

Otro simplemente se pasan al trading tipo swing o más a medio plazo, intentado ganar al mercado con operaciones menos frecuentes y con mucho menos apalancamiento.

Este es un método que resulta mucho más aconsejable.

Tan aconsejable, o más incluso, es el que la gente se dedique a hacer la típica estrategia de “buy and hold”, comprando un paquete de acciones representativo del mercado y manteniéndolas durante años y décadas.

Pocos sistemas, tanto de trading como de inversión, batirán a algo tan sencillo en periodos de quince o veinte años. Ahora, tampoco esperemos ganar barbaridades con ello. Y también puede darse el caso de que pasemos casi treinta años o más sin ganar si invertimos en el momento inadecuado (1989 Japón).

La ventaja de las cuentas pequeñas en el trading frecuente o day trading

Entonces, ¿qué hacer si aún queremos hacer day trading frecuente?

Pues lo mejor es que si aún tienes el mono de intentar ser un gran scalper cojas 1.000 euros de los 10.000 y lo intentes.

Como en el 99% de los casos te saldrá mal, al menos habrás fundido una pequeña parte de lo que inicialmente tenías pensado.

Si va bien siempre podrás subir la cantidad unos meses más tarde.

Esto es mucho más importante para aquella gente a la que le cuesta ahorrar grandes cantidades de dinero.

No es lo mismo Cristiano Ronaldo, quien puede permitirse volar una cuenta de 100.000 euros por los aires sin despeinarse que una persona que gana 1.200 euros al mes, y a duras penas puede ahorrar 200.

Este último habría de tener más cuidado a la hora de empezar a hacer trading. Curiosamente, son los pequeños operadores los que peor suelen hacer, pues las ansias por llegar a ser multimillonarios les “empujan” a tomar riesgos imposibles, y los típicos grandes apalancamientos de, por ejemplo, el Forex.

Es por eso, que en las estadísticas de trading, siempre tenderán a durar más los clientes grandes que los pequeños.

No obstante, también hay que recordar que con grandes cantidades de operación los apalancamientos disminuyen en todos los brokers. El apalancamiento no es igual para una cuenta de 500 que para una de 50.000 dólares.

Pongamos que tienes 5.000 euros. En vez de jugártelos todos de entrada, es mejor intentarlo, por ejemplo, con 800.

Day trader millonario

Cuando hayas volado por los aires 500, por ejemplo, aún te quedarán 300, y añadiendo otros 500, puedes volver a intentar otra estrategia, o una variación de la anterior (por si acaso pensamos que fue un pequeño detalle lo que nos falló al principio).

Cuando volvamos a besar el suelo, habremos estaremos otra vez con unos 300 euros (cantidad con la que ya nos deberíamos dar cuenta de que un sistema no funciona).

Después de dos tentativas, aún te quedarían 4.000 euros de los 5.000 iniciales.

La pérdida es dura, pero es mucho más asumible que haber empezado con los 5.000 euros y vernos con 1.000 en un espacio breve de tiempo.

El dolor será mucho mayor y en realidad habremos aprendido casi lo mismo, solo que con un poco de menos dolor.

Hacer day trading o trading frecuente no es algo que debiéramos tomar a la ligera, y sin embargo muchos lo hacemos.

Lo mejor, como con casi todo en la vida, es empezar con precaución e ir poco a poco.