¿Cómo se corregirá la divergencia entre el petróleo y los índices?

Una de las mayores y más espectaculares divergencias en los mercados en los recientes años ha sido la del petróleo y el SP500, el índice más representativo de los Estados Unidos, y posiblemente de las bolsas mundiales.

Normalmente, ambos mercados suelen estar mucho más tiempo correlacionados que en direcciones diferentes.

Esto es más o menos lógico si tenemos en cuenta que ambos mercados están indexados al dólar, y que, en cierto modo, ambos reflejan la devaluación continua del billete verde a lo largo de las décadas.

Después de todo, casi todos los mercados que estén cotizados contra el dólar o cualquier otra divisa, tienden a “subir” con el tiempo. Esto, independientemente de que puedan haber mercados bajistas secundarios. Aquí nos referimos a la tendencia a largo plazo: la tendencia en décadas.

Pero, de cualquier manera, uno de los mercados que presenta una correlación mejor con los índices de acciones es el petróleo: materia prima importante donde las haya. El motor de nuestras economías. Si el petróleo estornuda nosotros lo sentiremos.

Lo lógico es que si la economía está débil, el precio del petróleo debería caer de manera fuerte por la baja demanda.

Así mismo, también deberían caer las acciones. Al contrario, si la economía está fuerte y hay poder de compra, tanto el petróleo como las acciones deberían subir más o menos al unísono.

Luego vendrán las divergencias intermedias, con correcciones de uno por aquí y el otro por allí, pero la tendencia general a largo plazo es bastante similar.

Por ejemplo, en el colapso de la Gran Depresión, el petróleo cayó a plomo junto con las acciones, para recuperarse medianamente juntos unos años más tarde.

En el 2008 ocurrió algo similar, aunque en aquella ocasión, hubo una fuerte divergencia inicial en la cual el petróleo estaba subiendo en plan vertical, mientras los índices ya habían empezado a bajar. Todo, para, finalmente, colapsar ambos en la segunda mitad del 2008.

Luego, tanto petróleo como los índices se recuperaron y fueron al unísono hasta el 2010, año tras el cual, la convergencia perdió fuerza, pero no demasiado.

El "spread" se ha incrementado mucho
El “spread” se ha incrementado mucho

Todo más o menos normal hasta que llegamos a uno de los acontecimientos del trading y la inversión más importantes del año 2014: el colapso de los precios del crudo de una manera estrepitosa, rompiendo toda la convergencia con los índices de acciones, los cuales ni se han inmutado.

Un colapso, que más que del petróleo, ha sido fruto de la extrema fortaleza del dólar los últimos años. El billete verde se ha vengado de todos sus enemigos, casi sin excepción. No solo ha destruido al resto de las grandes divisas mundiales, sino que más atrás lo había hecho con los metales, con los granos, gas natural y más. La lista de “defunciones” es muy larga.

La que no se inmuta con esta fortaleza del dólar es la Bolsa americana.

Muchos esperaban que un mercado bajista del petróleo tan fuerte fuera una señal del siguiente mercado bajista y recesión en los Estados Unidos. Algunos hicieron llamadas a dicho acontecimiento muy pronto.

Aquí estamos, casi un año después del inicio de la ruptura, y el SP500 está marcando máximos históricos, y cada vez parece que le cuesta más corregir. Es como si todas las apuestas estuvieran del mismo lado. Estupendo para hacer trading en modo alcista, pero desde un punto de vista a largo plazo un peligro enorme.

Ya saben, cuando todo el peso de la nave está en el mismo lado, acaba por hundirse.

Es tanta la gente que está acostumbrada a apostar por el lado alcista que cuando empiece el verdadero mercado bajista va a ser una auténtica masacre. No obstante, parece que aún hay que esperar para el mismo.

La verdad, es que mirando al gráfico a largo plazo del SP500, da un poco de miedo seguir jugando al alza aquí. Pero es lo que hay: el mercado está subiendo. No es buena idea argumentar con la “cinta”. No todavía.

Sin embargo, la divergencia entre el petróleo y el SP500 es tan extrema como no se recuerda.

Esto es un tipo de “spread”, el cual nos “dice” que uno de los mercados está caro o el otro demasiado barato.

Como podemos ver en el gráfico, siempre que se ha producido una gran divergencia, como a finales de los 90, se ha revertido con el tiempo, ya sea porque un mercado aflojó o el otro explotó.

En el 2001 cayeron índices y petróleo, en 2008 también.

Es casi seguro que dicha divergencia se ha de recomponer de alguna manera en los próximos años.

¿Será con un mercado alcista enorme del petróleo? O ¿con un mercado bajista considerable de los índices mundiales?

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero