¿Cómo usar el indicador Acumulación/Distribución?

¿Qué es el indicador Acumulación/Distribución?

Pues un indicador de tipo volumen creado por Marc Chaikin el cual intenta medir la cantidad de dinero que entra y sale de un activo. Originalmente este autor lo llamó algo así como Línea de Flujo de Dinero Cumulativo, pero finalmente se decidió por el otro nombre, algo más práctico, quizá.

Como siempre, el objeto de este indicador es proporcionar posibles señales de compra o venta si se puede prever una continuación o cambio de tendencia en un activo financiero.

Calculo del indicador Acumulación/Distribución

Tendremos que aplicar tres fórmulas que irán relacionadas una con otra.

Money Flow Multiplier (MFM)= ((cierre – mínimo) – (máximo – cierre))/(máximo – mínimo)

Con esta ya podremos calcular la siguiente:

Money Flow Volume (MFV) (Flujo del Volumen del Dinero) = Money Flow Multiplier x Volumen del periodo

Y al final ya tenemos el AD (Acumulación/Distribución)

AD = AD previo + Periodo actual del Money Flow Volume.

Ejemplo del Acumulación/Distribución

Vamos a suponer un ejemplo con:

Cierre = 150; mínimo = 149; máximo = 152; volumen = 10.000

MFM = -0,33

MFV = – 3.300

Siguiente periodo x+1:

Cierre = 148; mínimo = 146; máximo = 151; volumen 12.000

MFM = -3/5 =-0.6

MFV = – 7.200

AD = -10.500

Siguiente periodo x+2

Cierre = 154; mínimo = 147; máximo = 154; volumen 5.000

MFM = 1

MFV = -5.000

AD (x+2) = -10.500 + 5.000 = -5.500

Básicamente si el precio va subiendo el AD irá tornándose cada vez más positivo, si es al contrario, el mismo irá a negativo, pero ello también dependerá del importe del volumen.

En un gráfico deberíamos tener que si el activo es fuertemente alcista en el tiempo lo lógico es tener un AD positivo que se va incrementando.

Al contrario, si tenemos un activo que está fuertemente bajista deberíamos tener un AD negativo que va disminuyendo a lo largo del tiempo.

Dos ejemplos perfectos de casos contrarios son: Amazon y Sears, dos acciones con tendencias opuestas.

indicador ad
AD creciente en mercado alcista
Caso bajista

Interpretación del Indicador Acumulación/Distribución

La interpretación de este indicador es sencilla: si el precio va subiendo hay que esperar un AD cada vez mayor.

Al contrario si va disminuyendo.

Es decir, si el AD va incrementándose es que tenemos un activo que va subiendo y lo lógico sería que tendríamos que ir alcistas en el mismo.

Sin embargo, como el volumen juega un papel importante en este indicador se puede dar el hecho de que tenemos el precio de una acción subiendo pero el AD disminuyendo nos podría dar pistas sobre una distribución y un debilitamiento de la subida, lo que podría ser “señal de venta”.

Al contrario, una tendencia bajista en el precio con datos mayores del AD podría indicar presión alcista y un posible rebote a la vista.

Esto es en la teoría, pero como siempre ocurre con estos casos, unas ocasiones funciona y otras ocasiones no funciona.

Podemos ver ejemplos de cuando funciona y ejemplos de cuando falla.

acumulacion distribucion ejemplo

Gráfico continuación del anterior

En este caso la técnica no funcionó

No es que aplicando esta teoría así vayas a volverte rico.

Por ello, siempre es recomendable usar este indicador con otros indicadores, análisis de tendencia, figuras bursátiles, e intentar buscar alguna combinación que pueda “funcionar”.

Hay gente que lo usa con el RSI, otros con el MACD, o simplemente aplicando sentido común y buscando divergencias importantes, como por ejemplo cuando el indicador no  marca nuevos mínimos cuando el precio del activo sí lo hace.

Ejemplo de cómo usar el AD de manera más o menos eficiente

Este indicador funciona más o menos bien cuando lo aplicamos en trading e inversión a largo plazo con acciones fuertes, como por ejemplo Google (Alphabet).

Si guardamos con paciencia a los momentos de crisis en el precio de la acción, como por ejemplo, a principios y a finales del 2014, podemos ver como en esas correcciones bajistas se suelen producir momentos de divergencia entre el indicador y la tendencia del precio.

Esos momentos son bastante comunes en los mercados bajistas intermedios de las acciones que tienen mercados alcistas seculares.

Lo que tenemos es una divergencia como la que comenté antes con el ejemplo de Apple, en la que el precio va marcando nuevos mínimos pero el AD empieza a marcar mínimos mayores que los anteriores, indicando que el precio va cayendo pero el volumen empieza a subir, lo que en este caso quiere decir que posibles manos fuertes están volviendo a comprar con algo más de “valor”, empezando a acumular acciones cuando estas ya dan un mejor punto de entrada.

Por ejemplo, en la segunda corrección, de finales del 2014, tuvimos esta divergencia cuando el precio todavía estaba por los 500 dólares, casi un 20% por debajo del máximo anterior.

Ese fue un momento estupendo tanto para realizar operaciones de trading especulativo alcista o simplemente de inversión a largo plazo.

Más tarde, Google siguió su mercado secular alcista, con subidas importantes, como suele ocurrir en cualquier mercado alcista de este tipo.

Esto no va a ocurrir siempre, obviamente, y siempre podemos caer en la trampa de comprar en momentos similares a este en medio del comienzo de un mercado secular bajista, tipo el del 2008 u otros que ha habido en Europa más tarde.

Eso no lo puede evitar nadie.

Lo único que podemos hacer desde un punto de vista de trading es usar el stop e intentar perder lo mínimo posible.

Si lo que hacemos es invertir pues habremos comprado con un descuento, lo que no está mal, pero tendremos que rezar para que el mercado bajista no sea de una magnitud demasiado grande, tipo la Gran Depresión americana o el colapso de la Bolsa griega hace años, entre otros.

Por ejemplo, en el 2008 Google nos dio alguna “señal” parecida cuando había caído alrededor del 40% desde máximos.

Aún así, como fue un mercado bajista significativo, el precio siguió cayendo mucho más, hasta 125, y de haber invertido en los 220, estaríamos muy preocupados, sin duda.

Sin embargo, desde un punto de vista de largo plazo, al final Google terminó por recuperarse con creces, con lo que incluso como inversión hubiera sido buena compra con valor.

Pero claro, no todos los casos son Google.

También podríamos comprar la acción errónea.

Conclusión

En mi opinión no es un indicador que use, al menos a día de hoy, pero el mismo no deja de ser interesante, y creo que estudiándolo un poco más podríamos sacarle algo de partido en determinadas situaciones.

No obstante, el hecho de usar datos brutos de volumen y precio hace que el valor del mismo tenga unas cifras que lo vuelven complicado para usar desde un punto de vista “automático” u “objetivo”.

Al no suavizarse entre valores tipo 0 o 100, es un indicador con el que vamos a tener problemas para usar desde un punto de vista técnico puro.

En ese sentido es un indicador más cualitativo que cuantitativo, y si queremos usarlo tendremos que aplicar nuestro propio análisis de “calidad”.

Deja un comentario