Comprar acciones de Barón de Ley

Barón de Ley es una de esas joyas de la Bolsa que alegran la mañana a cualquier alcista, incluso en los peores momentos, como por ejemplo los últimos meses en la Bolsa española, los cuales han sido desastrosos, con un mercado bajista de más del 30% y con visos de que puede continuar por algún tiempo más.

Es aquí, en este pequeño detalle donde podemos ver el valor que tiene esta acción. Es decir, en su comparación con el comportamiento del IBEX.

Vamos a ver qué tal le ha ido a esta acción en el 2016 y si merece la pena invertir en ella.

De la quema de la Bolsa española del último año no se ha salvado casi nadie, pero uno de los pocos que lo ha hecho, y con nota es Barón de Ley, esta empresa, aún familiar, no demasiado conocida, al menos por el gran público.

Mientras el IBEX ha caído más de un 30%, Barón ha logrado remontar el vuelo, incluso presumiendo de unas ganancias del 15%.

Comprar Barón de Ley en 2016

baron de ley invertir IBEx
La diferencia en comportamiento del último año es notable

Cuando el IBEX ha caído, Barón lo ha hecho, pero menos, y cuando el IBEX se ha recuperado, Barón lo ha hecho mucho más, de tal modo que Barón sigue en fase alcista y el IBEX en fase bajista.

El precio meteórico de la acción de los últimos años produjo mucha inquietud en los inversores, muchos de ellos pensando, y no sin razón, que tanta subida no era buen indicador para una inversión a futuro.

No obstante, al final resultó que esta compañía, con unos resultados y datos estupendos desde hace muchos años, no ha defraudado a sus inversores, por el momento.

Este es uno de los casos en el que se ha probado que una compañía sin deuda y con una caja enorme puede capear las tormentas más fuertes, y sin necesidad de estar en un sector protegido por el estado, como la banca o energéticas u otro más dinámico, como el tecnológico.

Incluso una bodega con un negocio tan sencillo como la plantación de vino, puede tener unos resultados empresariales y bursátiles que nada tienen que envidiar a las empresas más avanzadas.

Además, teniendo en cuenta que esta empresa tiene que lidiar con el terriblemente ineficiente mercado español, tanto en lo político y social-laboral, podemos decir que estamos hablando de una gran empresa.

Me atrevo a decir, que la gestión de esta empresa ha sido un éxito desde hace muchos años. Se podrá haber estado de acuerdo o no con sus decisiones, pero la gestión hasta el momento parece que ha sido impecable.

Para sí ya quisieran otros que no pueden vivir sin la protección del Estado.

Con un aumento del precio de tal magnitud en todos estos años parecería que el PER debería estar por las nubes, pero nada más lejos de la realidad, pues como podemos ver con los datos de la empresa de los últimos años, no solo ha crecido el precio de la acción sino los beneficios de la empresa, con un BPA que se ha más que doblado en una década.

Con esos datos, casi sin deuda, con una buena red comercial, y con el hecho de que parece que el negocio del ocio mundial está en buena forma, es fácil ver como la empresa ha podido seguir manteniendo unos resultados extraordinarios; y todo ello a pesar de que los ingresos son los mismos que hace casi 10 años. Un claro ejemplo de cómo una empresa crece en “calidad” y no en “cantidad”.

A los buenos datos financieros y de balance, y por si ellos no fueran suficiente razón para convencernos – y no deberían serlo pues sabemos que las empresas siempre pueden cocinar sus resultados – también tenemos la “prueba del algodón” en la Bolsa.

Este valor ha sido uno de esos en los que el precio ha sido una buena señal de la fortaleza de sus acciones y negocio.

Rupturas de máximos previos: el mejor "indicador" de trading
Rupturas de máximos previos: el mejor “indicador” de trading

 

Cuando el precio marca máximos, suele ser indicador de que la cosa funciona, tanto “externa” como “internamente”.

Esto se puede ver en los años 2003 y 2013, después de los dos grandes mercados bajistas del 2000 y el 2008.

En ambos años la acción recuperó los máximos del periodo previo al mercado bajista, pulverizando poco después los mismos para seguir creciendo de manera muy fuerte.

En el 2008, sin embargo, aquel mercado bajista llevó la acción a valores por debajo de los máximos de 1999, pero más tarde la acción se recuperó, nuevamente y rápidamente en el 2009, indicación de que ahí había valor.

El otro momento crucial de muestra de “valor” lo podemos ver en el 2013, cuando la acción siguió subiendo como la espuma superando sus máximos del 2007, momento espectacular para haber realizado una operación de “trading” al alza.

Con todo ello, no quiero decir que la acción vaya a seguir subiendo eternamente, sino que con los datos contables y de precios históricos, podemos ver un caso perfecto de una acción que se comporta bien a largo plazo, incluso después de grandes mercados bajistas, y no nos hace falta irnos a Alemania o los Estados Unidos para ver esto. También tenemos casos en España.

Sin embargo, no se puede descartar que la acción vuelva a experimentar un gran mercado bajista tipo 2008, si la economía española entra en barrena con una nueva crisis brutal de deuda a la griega, cosa que no sería de extrañar en el momento en el que se reconozca que la economía española no puede pagar sus deudas, en cuyo caso, y en caso de caída importante, sería una de las candidatas favoritas para ser incluida en cualquier cartera, salvo que sea una cartera de dividendos, obviamente.

1 comentario en “Comprar acciones de Barón de Ley

  1. La comparativa de la subida de Barón de Ley con respecto al Ibex, hombre hay que tenerlo en cuenta. En bajada sufre pero no tanto como el Ibex. La tendré en la mira para ver como le va en este segundo trimestre, según me animare a comerciar. Esperemos…

Deja un comentario