Comprar acciones de Netflix en el momento adecuado

Hace un par de años escribí un artículo sobre una de las acciones de moda: Netflix.

En el mismo como siempre, di una de cal y otra de arena.

En primer lugar dije que: el negocio no me gustaba demasiado (error) y que por ello no estaba seguro de si era bueno o invertir o no.

En segundo lugar dije que:

 “Desde la perspectiva de que está rompiendo máximos de esta manera, es una acción excelente para ir posicionado de modo alcista en el mercado, es decir para operar al alza.”

En ese caso no me dio miedo una acción con una subida tan meteórica, aunque sin embargo tardé un poco en comenzar a hacer operaciones alcistas, aunque no mucho.

Acciones Netflix 2018

En aquel mes de abril del 2015 Netflix estaba cotizando al alza muy fuerte, con una vela alcista dando miedo y rompiendo máximos.

Todavía en ese momento no me decidí a comprar.

En cierto modo no me gustaba el caráter extremadamente alcista del movimiento y decidí esperar a una corrección.

¿Qué pasó ahí?

invertir en Netflix 2018

Pues que me “equivoqué”, porque el precio siguió subiendo bastante más, desde 80 a 120 dólares casi sin parar y la corrección no vino hasta agosto y en los meses posteriores, donde el precio bajó por los 80, 85 dólares.

Bien, en el trading da igual equivocarse una vez, porque el mercado siempre te da más oportunidades.

En ese caso decidí empezar a hacer operaciones al alza usando CFDs de Netflix.

Como puedes ver en el gráfico, a finales del 2015 entré cuando Netflix estaba cotizando en 104 dólares aproximadamente, y luego de un par de operaciones fallidas agarré un movimiento alcista interesante que hizo subir el valor casi un 30%, momento de mi primera venta.

En ese momento no di por finalizado el asunto con Netflix, pues de algún modo veía que era una de las acciones calientes del Nasdaq.

El valor tuvo un mercado bajista bastante fuerte que llevo el precio hasta los 80 dólares, para recuperarse más tarde y formar unos mercados laterales bastante volátiles. Esta acción es muy volátil, no sé si te has dado cuenta.

Más tarde decidí volver a intentar entrar en el precio del inicio, los 104 dólares, aproximadamente.

Lo que pasa es que después me encontré con el gap al alza y ya en ese momento me había sacado una operación perdedora.

Pero como soy bastante testarudo y me gustan los gaps al alza, decidí seguir comprando Netflix.

Si los inversores yanquis estaban pagando esos precios debía ser por algo.

 

Decidí entrar en 117.

Después del gao es momento de comprar Netflix

Ahí ya pude comprobar que estábamos en un movimiento importante de mercado.

Alguien fuerte estaba comprando mucho y con mucha fuerza.

En unos días el precio se fue a 128.

Luego hubo una corrección fuerte y me sacaron de mercado, pero decidí volver a entrar otra vez. Somos muy cabezotas.

Esta vez ya no me sacaron de mercado y me embarqué en un buen movimiento alcista que llevó el precio hasta niveles.

La subida a partir de ahí fue ya meteórica.

De 117 a 200, y luego hasta los más de 300 de hoy día, donde aún mantengo el valor, con unos buenos beneficios, por cierto.

Sin embargo, en el gráfico ya te pongo que aquí tenemos algo de “peligro” porque el último movimiento alcista está teniendo carácter parabólico, y la acción está subiendo a una “velocidad” superior a la del 2017, que no era poco.

Esto es peligroso porque el momemtun nos está diciendo que hay peligro de sobrecompra, no porque el valor no sea “alcista”, sino porque una corrección importante puede llegar en cualquier momento, habida cuenta del ratio de subida previo.

Vamos a ver si te lo digo en otros términos: las odds que se están pagando por este caballo han caído demasiado (caído es bueno porque es más “favorito”), lo que hace que la cuerda se está estirando y en cualquier momento tengamos un rebote.

No obstante, un detalle que me gusta mucho es el hecho de que después de la corrección del mercado mundial, Netflix es una de las primeras acciones en superar sus máximos anteriores, mientras que el Nasdaq100, todavía no lo ha conseguido.

Eso es otra señal de gran fuerza.

Por lo tanto, lo que hacer a partir de ahora está un poco complicado, porque por un lado tenemos acción alcista donde las haya, y por otro tenemos  un posible mercado sobre comprado a corto plazo, con el peligro que ello conlleva.

¿Qué voy a hacer con este valor?

Pues lo primero que he hecho es subir mi trailing stop hasta niveles más cercanos al precio actual, y como no, mantengo las posiciones, porque todavía puede que suban un poco más. ¿Quién sabe?

Comprando acciones de Netflix

En este caso, como dije, utilicé CFDs, y además con un poco de apalancamiento.

Pero resulta que en su momento dije que:

Desde luego que esta no es una acción que deberíamos operar apalancados.

Pero deja que te matice algo.

No estoy usando un gran apalancamiento, sino que formando una cartera de CFDs de acciones, estoy casi jugando  con un margen de más o menos 1,5 a 1, que no es gran cosa, y menos en una cartera de activos, pero que, sin embargo, me ayuda a sacar unos rendimientos extra de los grandes movimientos como este.

En fin, que me reitero que esta no es una acción para operar apalancado, o al menos no para hacerlo como valor único, sino compartiendo riesgos con otros valores que hacen la varianza algo más llevadera.

¿Cómo le va al negocio de Netflix?

Pues sinceramente no tenía mucha idea del tema, porque normalmente no sigo estas cosas, ya que yo simplemente negocio el precio.

Pero en este caso he de reconocer que he usado el servicio, y hay algo importante que decir:

Su clientela mundial ha crecido de manera dramática en los últimos años.

En el 2013 tenía 32 millones de suscriptores y en el cuarto trimestre del 2016, tenía 117 millones. Eso es una subida brutal. Tan bruta como la que ha tenido en bolsa.

Con lo ingresos otro tanto. Han pasado de 3.200 millones a 11,7 mil millones en 2017.

Con estas cifras no es de extrañar que el valor haya tenido esta compra frenética.

Pero ¿Por qué tanta gente está comprando Netflix?

Pues curiosamente, puede que yo no vea la tele, y en principio no me pareciera buen negocio. Pero he de decir que mucha gente sí que la sigue viendo, y con Netflix tiene una plataforma donde elegir lo que más le interesa ver, dentro de una rango aceptable de variedad.

Yo personalmente, echo de menos más variedad en clásicos y demás, pero en general vas a tener películas y series nuevas a tutiplén.

Esto basta para la mayoría de los trabajadores que cuando terminan una larga jornada de trabajo piensan en ver su serie favorita.

El tema está en que con el tema de P2P y demás parecería que la gente optaría más por compartir las cosas gratis, pero el caso es que lo que ha ocurrido es que en los países más avanzados del mundo, tipo Estados Unidos, Reino Unido o Alemania, el mercado de “intercambio” se ha puesto muy complicado.

Es decir, si quieres buscar películas para compartir o “descargar”, la cosa está casi totalmente bloqueada por el Estado, lo que hace que la gente no tenga más alternativa que comprar los paquetes de suscripción de Netflix, o alquilar las películas de Amazon.

Lo que parecía una amenaza para el sector, se ha convertido en una gran oportunidad.

Es más, con la tónica de las regulaciones en el mundo, solo es cuestión de tiempo que en el resto de países del primer mundo, y de segundo, tipo España o Brasil y demás, las regulaciones hagan que “descargar” películas ahí se vuelva algo más complicado. Con lo que al final la gente no tendrá otro remedio que entrar en la compra de “Netflix”.

No sé. Esto ya no son sino especulaciones mías, que no vienen mucho al cuento, en realidad.

Lo que en realidad nos debe importar del tema es que el precio de Netflix ha subido como la espuma estos años y sigue haciéndolo en los últimos meses y días, y hasta que el mismo no diga lo contrario, todavía tenemos acción alcista y negocio de éxito.

Parece que las series de éxito de Netflix están aquí para quedarse.

Después de todo, ¿A quién no le gustó Stranger Things?

Aquí puedes ver el vídeo de la entrada:

Saludos y buen trading

Deja un comentario