Comprar acciones de petróleo ahora

Una de las inversiones más populares es, sin lugar a dudas, la relacionada con el petróleo.

Esto es fácil de comprender cuando vemos lo importante que es esta materia prima para el ritmo de vida actual, tanto desde el punto de vista personal como industrial.

No podríamos hacer casi nada sin petróleo, ni movernos en coche ni conseguir que las fábricas produzcan los anteriores.

De ahí, el miedo constante a que llegue el día en el que se acaben las reservas mundiales del líquido negro, un tema que está a la orden del día, sobre todo los últimos años, pues cuanto más crece la población mundial y el consumo de recursos, mayor es el miedo a que se produzca ese temido momento en el que las reservas mundiales se agotarán.

Pero esa, es otra historia.

Nosotros no sabemos cuándo se acabará el petróleo.

Hemos visto – y las vemos constantemente – que nos decían que el petróleo se acabaría en 10 años, en 20, en 50 y en 100, e incluso que no se acabaría.

Por lo tanto, es mejor dejar ese tipo de especulaciones para otros y centrarnos en la inversión actual en el oro negro, el precio del cual, por cierto, no indica que se vaya a acabar, ni mucho menos.

¿Es hora de comprar petróleo en el 2016?

Con una caída de más del 70% en el precio en el último año, es difícil argumentar que el petróleo se vaya a acabar a corto plazo, sobre todo porque dicha caída no tiene nada que ver con la aparición de algún sustituto. ¿O sí, y será que la gente de la calle no lo sabe?

Según los medios oficiales, la caída del petróleo se debe a la debilidad de la demanda o al aumento de la producción de algunos países.

Sin embargo, parece extraño que la caída del precio tan exagerada – una de las mayores de la historia de la materia prima – sea debida a un debilitamiento de la demanda.

Por lo que vemos en las calles, la demanda de otros activos no ha caído lo más mínimo. El turismo está en su mejor momento y el consumo de ocio en general sigue en su mismo nivel que hace años, sino más, sobre todo en los países importantes, como Estados Unidos, Japón, Alemania o Reino Unido. Digamos que si te paseas por las calles de Londres o Nueva York parece difícil justificar una caída de la demanda de más del 70% del petróleo.

¿Será que hay algo que no sabemos?

¿Será que está por venir esa verdadera caída de la demanda en otros sectores?

No sería de extrañar, pues muchas de las caídas de la demanda suelen proceder primero en algunos activos y luego en otros.

Eso es algo que llevan explicando hace algún tiempo algunos de los teóricos del mercado. Es decir, que la caída masiva del precio del petróleo puede ser la señal de una futura caída de la demanda mundial en todos los sectores, lo que en otras palabras viene a ser una recesión.

 

La gran caída de las acciones del petróleo

 

Por lo tanto, como es lógico, buena parte de las acciones relacionadas con el oro negro, han tenido grandes caídas en los últimos tiempos.

Esto sería buen motivo para hacer compras en las mismas, pues ya sabemos que una caída importante en el precio de acciones fuertes suele ser buen momento para invertir a largo plazo, sobre todo si el horizonte es “muy largo plazo”.

Acciones petroleo

Sin embargo, y sin apresurarnos a ello, podemos ver un pequeño detalle, el cual nos dice que la caída del conjunto de las acciones petroleras, al menos en el caso de los Estados Unidos, que es donde podemos comparar realmente con el barril de Texas, no ha caído tanto como el precio del crudo, al menos si lo miramos desde un punto de vista de largo plazo, donde podemos ver como el crudo, medido en su precio del futuro CL, ha tenido unas variaciones mucho más agresivas que el conjunto del mercado de acciones petroleras, tanto al alza, con su burbuja del 2008, como con sus caídas, en el 2008 y en el 2014.

Ambos mercados han tenido un gran periodo alcista en los últimos 30 años
Ambos mercados han tenido un gran periodo alcista en los últimos 30 años

 

No obstante, y a pesar de ello, no vemos una gran divergencia entre ambos índices de referencia, por lo que es difícil decir si el precio del petróleo ha caído más de la cuenta con respecto a sus acciones o si estas no han caído lo suficiente aún.

Las acciones, a pesar de no haber caído más del 70%, sí que lo han hecho en un 50%, lo que ya nos da una medida de un gran mercado bajista general.

Si nos vamos a muchos casos particulares, como podría ser el de Repsol, en España, podremos ver como la caída es mucho mayor.

Al igual que la economía española, las acciones de Repsol tienden a la baja
Al igual que la economía española, las acciones de Repsol tienden a la baja

 

Por lo tanto, podríamos decir que es un buen momento para comprar acciones petrolíferas, al menos desde un punto de vista contrario, y siempre que la inversión sea a muy largo plazo.

Sin embargo, hay un temor que no puedo evitar.

Se trata del hecho de que si analizamos el sector desde principios de los 90, como podemos ver en el gráfico del índice de acciones petroleras, veremos que el precio actual, a pesar de su gran caída es muy superior al de esos años de los 90.

Esto es normal, y así debería ser en el mundo de la inversión a largo plazo, donde siempre nos dicen que invertir a largo plazo es la mejor idea.

Sin embargo, no sería descartable que en un escenario deflacionario de carácter dramático, para nada descartable, muchas de esas acciones fueran a sus niveles de los años 90 – junto con el resto del mercado por supuesto – en cuyo caso no sería buena idea comprar ahora.

Lo que pasa es que es difícil imaginarse al petróleo en los 5 dólares el barril nuevamente. ¿No les parece?

Pero hoy en día no podemos descartar nada. Los mercados están locos.

Bueno, siempre lo han estado.

 

¿Buena idea comprar acciones petroleras ahora?

 

Puede ser, y puede que no.

Visto desde el largo plazo, ambos mercados están muy alcistas
Visto desde el largo plazo, ambos mercados están muy alcistas

Desde un punto de vista de corto y medio plazo, parece que es buena idea, por la caída masiva del crudo, pero si lo miramos desde el largo plazo y lo comparamos con el S&P 500, por ejemplo, podemos ver como ambos índices están casi a la par.

Desde el punto de vista del petróleo es difícil discernir qué pasará, pero lo que no es tan difícil discernir es que el S&P está sobrevalorado a corto, medio y largo plazo.

Invertir es una cosa complicada, como pueden ver.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

Deja un comentario