Consejos sobre el Money Management en trading

La regla del 2% en la gestión del capital

 

¿De verdad tenemos que aplicar esta regla si queremos hacer trading?

Pues como todo depende de a quien vaya dirigido. No es lo mismo alguien que opera una tres veces al año que tres veces al día. Evidentemente al que opera tres veces al día debería aplicar un Money management de lo más estricto y no jugarse, por ejemplo, más del 1 o 2% en cada operación.

En general la famosa afirmación de que no juegues más del 2% en cada operación es muy sensata; y lo es por su moderación. No es que un 2% sea mucho o poco.

Como dije antes dependerá; si alguien apuesta 30 veces al día jugándose el 2% pues seguramente no pasarán muchas semanas hasta que su cuenta se vaya a cero (me refiero a la mayoría de traders y sobre todo los novatos que empiezan en el day trading). Pero para alguien que hace una o dos operaciones por semana está muy bien. Y esto es así porque jugando el 2% es difícil que nos vayamos a arruinar rápidamente y en caso de que nos vaya mal al cabo de unos meses tendremos capital disponible para cambiar de estrategia –lo que acabarán haciendo la mayoría que empiezan en el day trading– y seguir con nuestro aprendizaje.

 

Ejemplo gestión del dinero

 

Por ejemplo, si opero dos veces en semana haciendo swing trading con mucha paciencia tendremos que al cabo de un año habremos operado unas 100 veces. Si de esas 100 veces arriesgamos un 2% en cada una, aplicamos un ratio de ganancia de 2 a 1 y ganamos 35 veces tendremos que habremos ganado aproximadamente:

35 * 4% – 65 * 2% = 10% ; que quitando slippage y comisiones se nos quedaría seguramente en un beneficio cercano a cero.

En este ejemplo vemos como habiendo hecho un trading regular, seguimos vivos cuando ha pasado un año. Y eso es importantísimo si queremos seguir con vida en esto del trading.

 

Gestión del dinero agresiva en la Bolsa

 

¿Qué pasaría si nos jugamos el 10% en cada operación pensando que así nos haremos ricos más rápido?

Pues lo más probable es que te arruines.

En el caso anterior habríamos perdido más del 50% de la cuenta incluso habiendo ganado un número de veces que supuestamente nos debería dar un beneficio (35*4 = 140 > 65*2 =130). Aquí es donde entran a jugar los intereses compuestos.

Para tener éxito en el trading apostando mucho tienes que ganar muchas más veces de las que pierdes.

Si te juegas el 10% en cada operación y aplicas un ratio de 1 a 1, tendrás que ganar 10 veces para cubrir 9 fallos. Cada fallo se va comiendo un 1% de cada uno de tus aciertos. Y eso a lo largo de un año o meses te acaba matando. Si a eso le añades el day trading y tal pues apaga y vámonos.

 

Gestión del dinero opciones binarias

 

Eso le pasa a muchos que abren cuentas por ejemplo de opciones binarias de 500€, donde la apuesta mínima es de 25, se ponen a apostar y no tardan mucho en destruir su cuenta; y más en esas opciones donde el ratio de beneficio es incluso peor (0,85:1).

Entonces lo sensato es hacer trading con cifras razonables; jugándonos poco y sin avaricia. De lo que se trata es de ir aprendiendo poco a poco, como todo en la vida. Las prisas no son buenas consejeras.

Yo mismo intenté hacer day trading jugando del 5 al 10% de algunas de mis cuentas en mis años de locura, pensando que mis beneficios sobre el papel me indicaban que iba a tener un beneficio del 50% al mes.

Qué fácil es hacer trading sobre el papel o en test de metatrader. Pero las condiciones cambian y los costes reales son diferentes a las demos y operaciones ficticias; además del factor psicológico.

Ni que decir que haciendo ese tipo de trading tardé pocos meses en quemar esas cuentas. Todo lo que había ganado haciendo swing y trading a medio plazo lo perdí, y más. Daba igual el mercado; operé futuros del petróleo (CL) el SP500 (ES), el €S, el gas natural, el Rusell2000.

Recuero leer a Livermore decir que el no entendía como otros esperaban hacerse ricos apostando poco y pensé que era cierto; si podía tener una estrategia ganadora en el day trading apostando el 2% por qué no iba a apostar el 6. De esa manera podría conseguir un millón de dólares en poco tiempo y ser un gran operador. Pero la realidad es otra. La lección aprendida fue a base de sangre y fuego.

Algunos consejos para aplicar en la gestión del dinero:

  1. Usa siempre stops. Siempre.
  2. Usa una estrategia que hayas estudiado y probado a fondo.
  3. Nunca te juegues más del 2% en cada operación (esto es variable, pero para los novatos es una cifra sensata; aunque un 1% incluso sería mejor). Si tu estrategia no funciona en el mercado real al menos podrás cambiar a otra con el mismo capital. No es lo mismo empezar con 20.000€ que con 2.000€.
  4. Nunca jugarse más del 6% de la cuenta al mismo tiempo en diferentes operaciones. Aunque esto es más bien para los traders veteranos. Los novatos deberían aferrarse al punto anterior.
  5. Opera siempre con dinero que puedas permitirte perder. No te juegues el dinero de la cuenta de ahorros de tu hijo.
  6. Nunca pidas dinero prestado para operar.
  7. Intenta que tu cuenta de trading no sea una parte importante de tus ahorros. No deberías jugarte más del 10 o 20% en este mundo; sobre todo al principio.

 

Calcular el tamaño de operativa. Los devastadores Drawdowns.

 

Hay que ser muy disciplinado cuando llegue el momento de un gran racha perdedora. No debemos, a pesar de la tentación, hacer martingala ni seguir apostando la misma cantidad. Esto es así porque a medida que la racha progresa la cantidad de nuestra cuenta que nos jugamos pasará a ser mayor en términos porcentuales.

Es mejor ir reduciendo la cantidad a jugar paulatinamente mientras nuestro balance desciende. Esta es la trampa de la martingala. Nunca hay que caer en ella.

No dobles la apuesta cuando vayas perdiendo (en este caso sería mantenerla pero la filosofía es la misma). Con la martingala al final lo que haremos es arruinarnos.

Si me juego un 2% en cada operación y pierdo pues en la siguiente me jugaré el 2% otra vez. No apostaré la misma cantidad que la anterior, porque en ese caso lo que me jugaría no sería el 2 sino el 2,04% y así seguiría aumentando cada vez que pierdo en una mala racha. Y les puedo asegurar que psicológicamente esto es una destrucción masiva. Hay que luchar contra la avaricia.

Mucha gente pierde la camiseta operando en pocos meses así. Algunos empiezan en el mundillo y empiezan su exitoso sistema; tienen 10 pérdidas seguidas y de repente se dan cuenta se ha ido a la mitad y de que se están jugando el 10% en cada operación.

 

Money management trading

 

Cuando juegas el 10% y pierdes varias veces solo es cuestión de tiempo que tu ansiedad te destruya. Hay que ser disciplinado.

Ciertamente que esta regla de apostar cantidades pequeñas de la cuenta; del 1 al 3% no va en consonancia con los anuncios de la mayoría de brokers y gente que se dedica a esto del trading: apalancamiento de 400 a 1, de 50 a 1.

Esos anuncios son evidentemente para day tradres: el público con el que hacen negocio. Cada empresa tiene su clientela. Por tanto tenemos que huir de dichas afirmaciones.

En forex, por ejemplo, un 10 o 20 a uno es más que suficiente para operar de manera eficiente, ya que el forex es un mercado con poca volatilidad si lo comparamos con otros como las acciones, donde tenemos acciones que suben un 200% en dos años fácilmente. En el forex difícilmente veremos subidas del 200%. Los movimientos son más del orden del 20%. Pero esa es otra historia.

Lo que quiero decir es que con la regla del 2% podemos operar perfectamente acciones haciendo swing trading y sin apalancarnos. Y esa es la forma ideal de operar creo yo.

Con el tiempo cuando uno se hace maestro, se podrá subir la apuesta. Pero mientras hay que ser sensato. ¿Apalancamiento de 100 a 1 y jugarte el 8% de la cuenta haciendo day trading? Mal asunto. Eso sí, el bróker en 4 meses se lleva las comisiones que se lleva con un swing trader en 4 años. Si a eso le añadimos que el bróker es market maker como la mayoría de forex y cfds, entonces más que encantado; porque además se habrá llevado tu capital, si has perdido; y en day trading pierden el 99%.

Deja un comentario