Continúa la destrucción de la actividad empresarial en Chicago, Illinois

Hace un tiempo hablé un poco sobre la mala situación financiera que está atravesando Chicago, la capital mundial de los mercados de futuros, por cierto.

Unos meses después, parece que la situación está empeorando poco a poco, ya que como bien expliqué en el artículo no se han tomado medidas para intentar paliar la situación, ni se van a tomar.

¿Qué tipo de medidas?

Pues una reducción en los impuestos y regulaciones del Estado, junto con, lógicamente, una reducción en los gastos del Estado, sobre todo en forma de empleo público.

No obstante, el empleo público no va a dar su brazo a torcer.

Es fácil crear puestos públicos pero muy difícil removerlos en el futuro.

Ese es el verdadero drama.

Los funcionarios no quieren perder sus “derechos”, trabajos, pensiones, etcétera.

El problema es que dichos derechos no van a poder ser mantenidos por una razón obvia: Chicago, y eventualmente todo Occidente, está quebrada.

Y la razón principal de que esté quebrada es que no puede mantener sus gastos con sus ingresos actuales. Tan simple como eso.

 

Puede que el skyline de Chicago no haya cambiado mucho, pero la estructura social de la ciudad sí que lo ha hecho. El paso de una sociedad industrial a una burocrática.
Puede que el skyline de Chicago no haya cambiado mucho, pero la estructura social de la ciudad sí que lo ha hecho. El paso de una sociedad industrial a una burocrática.

Cortesía de tpsdave, pixabay

 

La solución adoptada, como no, ha sido la de subir impuestos e imponer más regulaciones, con la esperanza de recaudar más.

¿Resultado?

La huida masiva de empresas de la ciudad y del Estado de Illinois.

El economista americano Mish Sheldock ha publicado un artículo en su blog donde nos explica el incipiente fenómeno de la huida de las empresas de Chicago.

Como bien dice Mish, las empresas y ciudadanos están votando con sus pies y están “mandándose a mudar”.

Al parecer solo en julio, cinco empresas significativas han abandonado Illinois.

Por ejemplo, Hoist Liftruck, una empresa industrial, ha anunciado que se va del Estado y se lleva sus 300 trabajadores a otro sitio.

Otro caso es General Mills que el 16 de julio anunció que se lleva 500 trabajadores del Estado.

Kraft también anunció que eliminará 700 puestos de su central en Illinois.

Y así, varios más. Y eso sin contar el daño a las pequeñas empresas, muchas de las cuales estarán en proceso de quiebra o de emigrar.

Con ese panorama es obvio que en un futuro próximo la situación financiera de Chicago e Illinois entre en la espiral destructiva final y acabe a la griega.

A estas alturas, supongo que la esperanza de los sindicatos de ese estado sea parecida a la de Grecia, es decir, que el resto de la Unión les subsidie de por vida, debido a la incapacidad de mantener su propia burocracia.

Es fácil de entender que si muchas empresas que pagan 50.000 USD a sus trabajadores se van de tu región, en un futuro tus ingresos fiscales van a colapsar y no vas a poder pagar los sueldos de 60.000 USD a tus funcionarios. Da igual lo mucho que grites o sales. Eso simplemente no es posible.

Si llevas demasiado lejos tu “odio” por las empresas acabas como Cuba, con tus funcionarios cobrando 300 USD al año.

[cta id="8984" vid="0"]

De esta manera, tenemos como uno de los estados, otrora más prósperos de los Estados Unidos, un sitio donde se pagaban unos de los sueldos más altos del mundo, está destruyendo su prosperidad presente y futura porque el mismo sea incapaz de cortar sus gastos burocráticos.

Lo que siempre me causa estupor de estos temas es el patético hecho de que los mantenidos por la burocracia piensan que tendrán una mejor sociedad y condiciones manteniendo sus privilegios, y por tanto, forzando el cierre y quiebra de las empresas de sus regiones. Evidentemente, al final lo que obtendrán serán: Venezuela.

Quién sabe, puede que algún día los habitantes de Illinois vuelvan al estilo de vida de antiguos pobladores del área, como la tribu Miami.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero