Controles de capitales y corralito en España

El título de esta entrada no admite dudas. No se trata de si va a haber control de capitales o corralito en España algún día, posibilidad que podemos garantizar con el 100% de probabilidad, sino más bien, de cuando se producirá dicha contingencia.

El problema de Grecia y el famoso Grexit es simple; tan simple como que Grecia no tiene dinero para pagar la estructura de su propio Estado. Es decir, Grecia no puede pagar sus gastos públicos. Pueden patalear, brincar, gritar, correr, bailar, hacer lo que quieran, pero el hecho es que la economía griega no tiene capacidad de pagar los gastos actuales de su Estado, de ahí todo el problema de esta eterna negociación. Las posiciones son tal y como siguen:

Posición de los griegos: quieren que los acreedores les perdonen la deuda y al mismo tiempo que sigan financiando el déficit griego, pues recordemos: independientemente de la deuda presente, Grecia no puede pagar sus gastos estatales actuales, no hablemos de los intereses o la deuda. Pero no nos equivoquemos, es que ni sin intereses Grecia puede pagar su estructura actual.

Posición de la UE, FMI y el BCE: los griegos han de hacer algunos recortes y ajustes para seguir recibiendo ayuda financiera de los organismos. Correcto, pero hay un problema, los recortes que les mandan a hacer no van a servir, porque no llegan, ni de lejos, a lo que realmente necesitaría Grecia para poder pagar. Un recorte de los gastos del Estado en un 50% para empezar sería un comienzo. Sí, un 50% de todo el presupuesto de las AA.PP. con la desregulación consecuente. Esto lo saben la UE, el FMI y el BCE, pero por alguna razón, siguen con la farsa de los “recortes” actuales, que no son más que una payasada de cara a la galería.

O sea, que desde las altas esferas saben que esto no es más que una pantomima.

¿Saben algo que nosotros no sepamos?

Pues sí, estos saben que por A o por B, el sistema monetario europeo y, eventualmente, mundial va a quebrar por completo.

Están jugando a un juego, dentro de una gran partida que conforma una agenda global. Pantomima pura y dura.

Como esas dos posiciones son irreconciliables, pues tenemos aquí el corralito griego, donde ya podemos ver el dantesco espectáculo de ciudadanos haciendo cola en los cajeros al más propio estilo de las repúblicas bananeras.

Si esas dos posiciones son irreconciliables, imaginemos lo que ocurriría si la UE pidiera la única solución que funcionaría, es decir que el Estado griego recortara gastos en un 50%. Algo impensable para los griegos, y básicamente para el resto de europeos hoy en día. Con el 90% de la gente enamorada del Estado y los “derechos”, eso es imposible. Y como eso es imposible, y ocurre aquí en España también, al final acabaremos por experimentar un corralito y controles de capitales de una manera brutal, casi con toda seguridad mucho peor que la que estamos viendo estos días en las calles de Grecia, donde la situación todavía no se ha salido de control.

A pesar de ello, ya vemos como algunos sectores de la economía griega empiezan a dar señales de que, o la cosa se arregla en unos días, o empezaremos a ver casos propios del tercer mundo.

Casos como farmacéuticos que no van a recibir los pagos del Estado por las medicinas (1), o carniceros que ven que tienen que comprar la carne en euros (2) y que saben que si salen de la moneda común, la carne valdrá el doble, al menos.

El vídeo siguiente, de bloomberg tv, habla por sí solo, sobre todo el anciano que al final dice: “Europe, please, help the Greek people”. O sea, “no nos cortéis el grifo de la subvención por favor”.

El hecho indisputable es que, al igual que Grecia, España no puede pagar el Estado que tiene. No lo puede hacer ya de ninguna manera, ni siquiera en años de “crecimiento” y “recuperación”, lo que demuestra que todo esto no es más que una fantasía y que los políticos de España y la UE están, en realidad, jugando con el pueblo, pues bien saben que la cosa terminará por petar. Y lo saben bien. Vaya que si lo saben.

No obstante, hay que seguir las reglas del juego y aparentar la normalidad, e incluso intentar comprar más votos, cosa de la que Rajoy no se avergüenza.

Lo que terminará por ocurrir es que habrá un colapso monetario total en la Unión Europea, con corralito generalizado prácticamente en todo el continente.

De lo que dudo es, de cómo va a ser tal corralito, es decir, cuál será el “catalizador” que disparará los eventos para hacer saltar todo por los aires.

No sé por qué, pero algo me dice que será algo “externo”, un evento de otra categoría, tipo un desastre, guerra o algo así. Ya luego, el BCE y el FMI tendrán a qué culpar cuando reviente el tinglado. “No tuvimos nada que ver”, “hemos colapsado porque pasó esto”. Cuando en el fondo, dichos organismos saben que el tinglado ha de quebrar de cualquier manera.

Es decir, si hay una guerra con Rusia el sistema quiebra.

Si cae un meteorito el sistema quiebra.

Pero lo mejor de todo, es que el sistema no quebrará por ningún evento de ningún tipo, sino porque el sistema es totalmente insolvente, siendo el “catalizador” nada más que una excusa.

Es decir, que da igual lo que pase, o si no pasa nada, que al final tendremos corralito, y del bueno.

En la anterior tanda de la crisis, ya hubo tentativas de controlar capitales, como los límites a las disposiciones de efectivo, que en Francia llegaron a 1.000 euros. Esa fue la mejor señal de lo que harán los que mandan en la próxima tanda de la gran crisis, es decir, que terminaremos por ver controles de efectivo totales, muy seguramente, la prohibición del billete y la imposición de dinero electrónico de una u otra manera.

A pesar de la tranquilidad reinante, España y Europa esa una bomba social y económica a punto de estallar.

[cta id="8984" vid="0"]

¿Cuándo veremos los controles de capitales en España?

Me da la sensación, que no dentro de mucho.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

 

  1. Esto es otra de las maneras en las que podemos ver que la mayor parte de la economía privada en Grecia y sus puestos de trabajo no son más que una mentira, ya que la práctica totalidad de la economía, salvo el mercado negro, es el Estado, o sea, una economía casi soviética.
  2. Esto es así porque Grecia produce ya muy poco ya que es un país que se acostumbró a vivir del crédito y el déficit permanente, con un Estado generoso.