El creciente maquillaje del paro mundial

El maquillaje del paro es una de las ciencias más desarrolladas de las últimas décadas, siendo uno de los pioneros en el mundo del maquillaje o cocido estadístico tan habituales en los últimos años. Basta recordar los esperpénticos añadidos al PIB como la “prostitución” y otras cosas. Uno de los mejores ejemplos de que vivimos en la época del “todo vale”.

La situación del paro oficial español es desastrosa. Realmente no haría falta la añadidura de ninguna tergiversación para decir que el mercado de trabajo español es una catástrofe, con mayúsculas. Sin embargo, lo triste del tema es que incluso esos datos tan malos están “cocinados”, es decir, están infravalorados. Evidentemente, a favor del gobierno, sea de uno u otro color.

Todo esto comenzó allá por 1985 con la introducción de varias “clasificaciones” de parados que dejarían de cotizar como tales. Ya por aquella época había que buscar soluciones al desastroso panorama laboral que se dibujaba en España.

Más tarde, y con la crisis de los últimos años, el gobierno de turno no tuvo mejor ocurrencia que ampliar esa lista de exclusión de parados, de tal manera que los asistentes a cursos de formación (denominados denos) de las CCAA dejarían de ser considerados como tales. Supongo que algún día ampliaran dicha medida, y todo aquel que haga un curso, ya se trate de uno de guitarra en casa se considerara no parado. Ese día, igual hacen bajar el paro oficial a cerca del 0%.

A pesar de la tan proclamada recuperación, el desempleo en España sigue en el 20%, oficialmente. Probablemente, si se incluyeran todos esos “no parados” que se incluían antes, allá por los 70 u 80, el porcentaje seria más cercano al 22 o al 25%.

En la web de Javier Sevillano pueden ver perfectamente explicado este problema con detalles. No tiene desperdicio.

Quizás si aplicáramos las medidas a la época de la dictadura, el paro sería del orden del 3% en buena parte de la misma. Ya quisieran Rajoy o Sánchez.

En este ámbito, una de las webs más especializadas del mundo es la americana shadowstats, de John Williams, el que lleva años estudiando estos maquillajes estadísticos, pero desde un punto de vista americano.

Según este economista, el paro real de la economía americana seria más cercano al 22% que al 5% que supuestamente tiene el dato de la U3 oficial.

Para resumir más o menos sus conclusiones, dicho dato saldría si la vara de medir fuera la misma que había hace 100 años o durante la Gran Depresión. Lo que nos vendría a confirmar que los datos estadísticos actuales son una porquería porque no comparan datos iguales. Así, cambiando las reglas a mitad del partido, gana cualquiera; y como los gobiernos son de los que gustan ganar, las cambian sin despeinarse y sin la mas mínima vergüenza.

Si miramos los gráficos a largo plazo de esta página, los datos de ShadowStats nos muestran que el desempleo oficial bajo del 10 al 5% desde el 2009 al 2016, así como el U6. Sin embargo, los propios datos de John Williams muestran que el desempleo real ha permanecido casi constante desde el 2010, en un 22 o 23%.

Esto es así, porque el descenso de las cifras oficiales se ha basado en eliminar parados de las listas debido a que mucha gente ha dejado de buscar empleo, en su mayoría no porque no quisiera, sino porque simplemente no hay.

Otro detalle que se me ocurre para dicha discrepancia es que probablemente esos millones que han dejado de ser parados, en buena parte, hayan ingresado en algunos de los capítulos de subsidios sociales de las AAPP americanas, con lo que, obviamente, muchos han dejado de “buscar”.

Es casi seguro que seguiremos asistiendo a la introducción de nuevos conceptos a la hora de medir el paro, entre los cuales nada debería sorprendernos.

En definitiva, que parece que el mundo se adentra cada vez más en el falso paradigma de la utopía socialista, donde arriba significa abajo y nada es lo que parece.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

Deja un comentario