¿Cuál es el mejor estilo para trading? ¿Swing trading o intradía?

 

¿Qué estilo debemos elegir para empezar en el trading?

 

Antes de empezar a operar debemos pensar bien qué es lo que vamos a hacer. Deberíamos escribir unas pequeñas reglas sobre cuanto vamos a mantener las posiciones que compramos. A qué precio tomaremos pérdidas y a qué precio recogeremos beneficios. Y, cómo no, cuando vamos a entrar en la operación.

Hay varios estilos para operar.

Vamos a ver cuáles son.

 

La opción de inversión a largo plago; comprar y mantener.

 

Esta opción es la más sencilla de todas y quizá la más recomendable para la mayoría de las personas. No todo el mundo tiene los nervios ni el “hambre” por hacer trading. Sin embargo la mayoría de las masas ponen sus ahorros en depósitos o en ladrillos (al menos en España).

Si las masas tuvieran un mínimo de educación financiera pondrían sus ahorros en acciones a largo plazo.

Lo ideal en este sistema es ir comprando acciones conforme se va ahorrando. Se van comprando varios títulos diferentes para diversificar (no menos de 20 o 30) o simplemente algunos ETFs de sectores o índices de algunos países.

Por ejemplo un ETF de los países emergentes y otro del Nasdaq sería una inversión a largo plazo bastante diversificada.

Aunque según como se mire y dependiendo del capital disponible la mejor opción es siempre invertir directamente en las acciones.

Esta estrategia está basada en el análisis fundamental, y no menos importante, en el de la economía general.

Por ejemplo, el que ha comprado el IBEX durante los últimos 10 años no ha ganado mucho, sin embargo el que lo compró en los 90 ganó mucho dinero. Aquí la clave está en comprar siempre, que a la larga el mercado subirá (hasta ahora ha sido así y para que no lo haga algo muy grave tendría que pasar).

Las desventajas de este sistema es que no tiene mucha flexibilidad y lo que dije antes, que según cuando se empieza a invertir, dependiendo de la década, puedes ver grandes incrementos del ahorro o no. Invertir durante los últimos 20 años en Japón y ver que la inversión no ha retornado prácticamente nada seguro que es bastante frustrante.

 

Especulación a medio plazo

 

Esta es la manera de “invertir” que más me gusta. En términos generales gané dinero haciendo este tipo de trading.

Sin embargo en el intradía siempre perdí a largo plazo.

Esta manera de operar la describió perfectamente André Kostolany en su fantástico libro “El fabuloso mundo de la bolsa y el dinero”. Kostolany nos explica como la mejor manera que hay para afrontar el mundo de la bolsa es el hacer especulación a medio largo plazo, en periodos de 6 meses a 3 años; 5 eventualmente.

La estrategia consistía en comprar acciones o sectores que hubieran sufrido caídas importantes, justo cuando todo el mundo es pesimista y vender cuando esos sectores estén en pleno mercado alcista, justo cuando todo el mundo sea optimista. Esto no hay que confundirlo con comprar chicharros o cosas así. Esto requiere de algo de análisis fundamental y pensar de manera contraria. Sería una manera de apostar siempre contra las masas y basado en nuestro intelecto.

Una manera de entender esta manera de operar sería por ejemplo comprar acciones del Nasdaq en el crash del 2008 y esperar tres o cuatro años para venderlas con un 200 o 300% de beneficio. Para operar así hay que tener nervios de acero.

Ni que decir que esta estrategia no es del agrado de los brokers ya que no les vas a generar casi comisiones. A estos les interesa más que hagas day trading que es la manera que tienen de ganar más rápido. Sin embargo, a la larga también les darás comisiones, pues un cliente que opere así puede durar toda la vida y siempre les estará dando comisiones de mantenimiento, además de compra/venta. En el caso de los day traders la mayoría de estos acaban destruidos en pocos meses o años.

Kostolany llamaba a esto especulación, pues lo consideraba basado en una opinión intelectual sobre la economía y la psicología de masas. Al trading diario lo consideraba casi como ludopatía y apuestas sin mucho sentido.

 

Swing Trading

 

Esta es desde mi punto de vista la estrategia más atractiva para todo aquel que quiera hacer trading. Aunque pueden haber definiciones y estilos de swing trading diferentes.

A unos les gusta operar a favor de la tendencia, a otros buscando un cambio de tendencia; pero aquí lo principal es buscar operaciones de calidad y no hacer muchas a lo largo del año, al menos en cada instrumento particular. Podremos hacer más si usamos más instrumentos.

Las operaciones que se hacen pueden durar desde un día hasta varios meses.

En esta estrategia usaremos los gráficos diarios y semanales preferiblemente. Esta estrategia es bastante flexible y es óptima para determinar un Money Management eficiente. Con ella podremos operar cualquier instrumento de manera eficiente, ya sean CFDs, Forex, futuros o acciones.

Con este estilo operaremos con stops bastante holgados, y ello hará que los costes inherentes a operar como el spread o el slippage se reduzcan. Aquí se buscan stops del 1 al 3 o 4% de los subyacentes y recogidas de beneficios que pueden ser lo amplias que queramos.

 

Day trading o intradía

 

Esta es sin duda el estilo de trading más popular entre los traders y la mayoría de aquellos que venden sistemas, libros y demás productos. También es el sistema más popular y recomendado por los brokers, y con buena razón. A más operaciones, más comisiones, y a más comisiones más dinero para el bróker.

Si a esto le añadimos el hecho de que muchos brokers son market makers  y que muchos clientes pierden más que ganan, entonces los brokers encantados con el negocio.

La ventaja de este estilo es que te vas a dormir sin posiciones en el mercado y que supuestamente te dará más beneficios en menos tiempo al poder operar todos los días. Aquí entran en juego los típicos cuentos vende humo tipo: gana 5000$ al mes desde casa invirtiendo 500$.

Esta es una receta para el desastre. No hay que dejarse llevar por la avaricia.

Este sistema es, al igual que el swing, bastante técnico, lo cual nos puede servir para identificar algunas buenas operaciones de tendencias. Pero el problema es que al contrario del swing, el número de señales falsas será mucho mayor.

Además con este estilo tendremos que estar casi todo el día pegados a la pantalla y eso es muy estresante. Solo sirve para gente que se pueda dedicar a tiempo completo a esto.

 

¿Cuál es la mejor manera de hacer trading entonces?

 

Si haces caso a la mayoría de anuncios que hay en internet y a tus impulsos naturales acabarás casi con toda seguridad haciendo day trading al principio. Es raro el trader que no haya hecho day trading en alguna etapa de su vida y sobre todo en la primera.

Yo mismo hice day trading en mis primeras etapas.

La mayoría de los que hagan day trading acabarán destrozados. Muchos tendrán suerte si conservan algo de capital luego de las experiencias.

En algunos pocos casos es posible que haya gente que le vaya bien ese estilo, pero créeme, si hay day traders de éxito por ahí ninguno te va a vender su sistema de análisis técnico.

Lo mejor es pues hacer especulación a medio plazo (aunque creo que no todo el mundo vale para eso) o swing trading.

El swing trading es el estilo que más puedo recomendar porque tiene una mezcla del day trading y la operativa a medio plazo. Y además lo puedes hacer sin necesidad de pasar tanto tiempo pendiente de la operativa como en el day trading.

Mejor swing trading

En el caso del swing casi que bastará con el precio de cierre del mercado para entrar o no en las operaciones pertinentes. Podremos aplicar Money Management bastante sólido y con la experiencia la gente va aprendiendo a operar cada vez mejor.

Eso y el usar la cantidad mínima de indicadores posibles (precio, volumen y medias móviles a lo sumo) creo que es una combinación ganadora a largo plazo.

Deja un comentario