¿Cuántos y qué mercados operar en bolsa?

¿Cuáles son los mejores mercados para hacer trading?

Este es un tema bastante complicado de responder.

La respuesta buena no tiene un número determinado. Aunque en mi opinión hay algunas respuestas que descartaría. Serían las respuestas que tocan los extremos.

Es decir, operar solo en un activo u operar en cientos de activos.

La Bolsa nos ofrece casi infinitas posibilidades.

¿Cuál es el problema de operar sólo en uno o dos activos?

Bueno, desde el punto de vista de un especulador o un trader operar en un activo no tiene mucho sentido.

Sería presuponer que ese activo siempre va a estar moviéndose, que es lo que en última instancia un operador busca: movimiento. Desde ese punto de vista, hay ciertamente algunos instrumentos mejor que otros.

Hay algunos, como por ejemplo el Nasdaq, que “siempre” están en movimiento y por tanto pueden ser buenos instrumentos para operar.

En ese sentido hay instrumentos que se mueven muy poco, o lo hacen durante periodos de tiempo relativamente pequeños, como por ejemplo la Libra o el € con respecto al $. Yo sé que hay mucha gente que gusta de operar estos mercados por ser unos de los más publicitados y por ser accesibles de manera muy fácil desde casi cualquier bróker.

O activos como el USDCAD y parecidos; de los que haríamos bien en estar alejados.

Cualquiera tiene 200€ para abrir una cuenta en un bróker de forex y operar el ERUSD, pero no todo el mundo tiene 50.000 $ para abrir una cuenta de acciones en un bróker americano y operar acciones con margen.

Con 200€ podremos operar incluso acciones pero será en forma mucho más limitada.

EURUSD uno de los instrumentos favoritos

Si has intentado operar el EURUSD, por ser uno de los instrumentos más famosos y publicitados, en los últimos años lo más probable es que te hayas dado cuenta que no has ganado mucho dinero o más bien habrás perdido.

Hay muchos años que este activo está casi muerto.

Operar en ese tipo de activos desde un punto de vista tendencial –el que nos interesa- es un desastre.

Te puedes pasar dos años buscando tendencias y movimientos fuertes que no vendrán. Y lo más probable es que hayas perdido dinero en el proceso. Por eso lo mejor es operar otros activos que se mueven. Como por ejemplo ha sido el Nasdaq y muchas de sus mejores acciones o incluso otros pares de Forex.

No es que el EURUSD no sea un buen activo para operar, sino que para hacer operativa swing trading vamos a tener un problema de que este tipo de activos no va a ser óptimo todo los años, siendo unos años buenos y otros totalmente nefastos.

Vamos a poner un ejemplo de los años 2012 y 2013.

Esos años activos que apenas se movieron fueron: el petróleo, el €$, la libra y el cobre, el dólar canadiense.

Ejemplos de activos que fueron muy buenos para operar en 2012 y 2013 fueron: el Nasdaq, Dax 30, SP500 y muchas de sus acciones, el Yen, el maíz, el gas natural, etcétera.

Si hubiéramos elegido 2 o 3 instrumentos de los primeros habríamos tenido un resultado bastante mediocre probablemente. Si hubiéramos elegido alguno de los otros y operáramos en tendencia, la probabilidad de hacer una buena ganancia hubiera sido buena.

Sin embargo, por ejemplo, el petróleo, el EURUSD y otros activos «muertos» esos años del 2012 y 2013 tuvieron años mucho mejores en el 2014, el 2015 o 2016, con grandes movimientos tendenciales.

Con esto quiero decir, que no es bueno centrarse en un solo mercado o en dos porque cabe la posibilidad de que esos mercados se estanquen durante muchos años y nos quedemos obsesionados esperando a que se muevan algún día, mientras vemos como otros activos alrededor se mueven a la velocidad del rayo.

Por eso lo mejor es tener un abanico más o menos amplio de activos y ver cuáles son los que están moviéndose más para operar consecuentemente en ellos.

Claro está, esto aplica para cuando hacemos estrategias de swing trading o al menos «week trading» o «month trading» y no para el day trading, al que no le preocupa que no hayan tendencias en el medio y largo plazo. Al day trading le basta con que el mercado se mueva todos los días, y moverse se mueve. Ahora bien, otra cosa es poder sacar beneficio de ello fácilmente.

Cantidad de mercados para operar en Bolsa

Tampoco se trata de mirar 1000 activos, pues tendíamos un problema contrario al de enfocarte en uno solo.

Con 1000 activos te acabarías por volver loco. Si a eso le añades 3 o 4 indicadores y 20 pantallas acabarás saturado de números y datos y seguramente te pasará factura desde el punto de vista psicológico; además que monitorizar muchos activos no es eficiente ni siquiera desde un punto de vista racional matemático.

Lo mejor es un término medio.

No enamorarse de ningún activo y tampoco ser un “promiscuo” de las acciones.

Lo interesante es seguir un abanico de activos lo suficientemente amplio para no depender de un sector o una región; de manera que estemos expuestos ante movimientos que se puedan producir en los diferentes sectores o regiones del mundo mientras otros/as están tranquilos. Y además no tener tantos como para vernos saturados con cientos de precios diferentes.

Ejemplo para elegir mercados

Una buena selección para seguir podría ser un seguimiento de tres o cuatro pares de divisas importantes; los principales índices americanos, el IBEX y SP500; algunas de las materias primas como el oro, el petróleo, el maíz, el azúcar, el gas natural; y algunas de las principales acciones como Apple, Google, JP Morgan, Telefónica, Inditex, BBVA; las principales criptomonedas como Bitcoin, Ripple o Ethereum, y una recomendación personal: las dos o tres acciones más “calientes” del momento.

Esto es un ejemplo. Las variaciones son infinitas.

Es muy raro que de una selección variada como la anterior, u otra parecida, tengamos todos los activos “muertos”. En la anterior tendremos por ejemplo activos que están casi muertos en un año determinado y activos que están moviéndose mucho mientras.

Lo cierto es que también podremos reducir el seguimiento a cinco o seis instrumentos y aún así ser efectivo. Lo principal es intentar que sean instrumentos no muy correlativos entre sí.

Las tendencias en el Forex

Quiero decir aquí que a pesar de su popularidad el forex es uno de los mercados más difíciles de operar.

En los mercados de acciones o materias primas tenemos mercados alcistas del 100% en un par de años muy a menudo. Y estos son los mejores mercados para operar. Sin embargo en el forex, los mercados alcistas de este calibre no son muy comunes y muchas veces se necesitan muchos años para que se vea algo así.

Con esto no quiero decir que el forex no presente oportunidades, pero no son tan “fáciles” de conseguir.

No obstante y a pesar de ello, es un mercado que recomiendo por ejemplo a muchos operadores novatos porque ofrece la posibilidad de operar en tamaños moderados; esto es, nos da mucha versatilidad.

Podemos empezar a operar con microlotes de 1.000 o 10.000$. Y esto está muy bien para aprender sin tener que poner mucho dinero en juego. Y a pesar de que no es tan fácil encontrar mercados alcistas y bajistas igual que en el Nasdaq, estos existen; y en ocasiones son tan buenos como el que más.

Por ejemplo el mercado alcista del yen en 2012 y 2013 fue estupendo. Así como el mercado alcista del EURUSD hasta el 2007 y el posterior bajista en 2008. Así como los siguientes rebotes y caídas en 2009 y 2010, hasta que el mercado se durmió en 2012.

Conclusión

Lo principal es no olvidar que en el trading lo que necesitamos es movimiento, movimiento y más movimiento. Es decir, volatilidad con tendencia.

Los activos que suben un 10% en 3 años no me valen de mucho. Hay que buscar activos que suban un 30% en 6 meses o un 100% en dos o tres años.

Es ahí donde tenemos que buscar las operaciones.

Incluso para el day trading eso nos presentaría una ventaja.

Mercados que apenas se muevan o lo hagan en movimiento lateral son mucho más complicados de operar.