Cuidado con el momento al invertir a largo plazo

¿Es buen momento para invertir en Bolsa?

Hace tiempo escribí un pequeño artículo sobre el problema que tenían las estrategias buy and hold a largo plazo, y el hecho de que en el fondo no siempre es fácil ganar invirtiendo en acciones a largo plazo, sobre todo cuando los plazos no son demasiado largos y cuando esa inversión es en otros países que no sean los Estados Unidos.

Y ¿Quién sabe si los Estados Unidos no llegarán a tener un problema también algún día?

Lo ideal, como dije, es cuando podemos invertir en aportaciones anuales, de tal manera que lo hagamos en los mejores años pero también en los peores, para tener una especie de balance a nuestro favor.

Recordemos lo que ocurriría si invirtiéramos todo a la vez en, por ejemplo, 1989, Japón.

No obstante, en aquella ocasión no tuve en cuenta la rentabilidad de los dividendos ni tampoco el efecto de la inflación.

Para resolver ese asunto, tenemos algunos artículos hechos por un académico de los Estados Unidos, el profesor Wade Pfau, donde nos demuestra los retornos de los peores mercados bajistas de los países desarrollados de los últimos 100 años, donde el mismo incluye el efecto de la inflación y los dividendos. En su estudio no vienen países como Rusia o China, los cuales, recordemos tuvieron amplios periodos de tiempo sin Bolsa de valores.

Deflación y el verdadero retorno de las acciones

Vamos a ver algunos de los datos que vienen en dicho estudio para hacer unos comentarios sobre los mismos.

AñosCaídaRecuperación años
Estados Unidos1929-193160%7
Estados unidos1972-197352%11
España1936-195055%19
España1974-198284%22
Japón1190-200271%Esperando aún
Reino Unido1973-197474%10
Alemania1914-193184%44

Antes de empezar a analizar, hemos de recordar que los datos que uso Pfau son anuales, por lo que los drawdowns máximos de dichos mercados fueron seguramente mayores en los datos de dentro del año, pero al menos nos sirven para tener una perspectiva común de dichos grandes mercados bajistas.

Como es lógico, una parte muy significativa de dichos mercados tuvo lugar en los periodos de guerras europeas, donde las acciones y bonos de la mayoría de países beligerantes cayeron de manera muy fuerte, en casos catastrófica.

Pero esto no quita para una parte también significativa de los grandes mercados bajistas del siglo pasado, y este, tuvieran lugar en épocas de paz, siendo estos, los datos más interesantes.

Bueno momento invertir Bolsa

Uno de los datos que más me llama la atención, es de la Gran Depresión de los Estados Unidos, donde según los datos del doctor Pfau, la gran pérdida producida de los años 1929 al 1931 se recuperó en 1936, siete años después. Muchos menos de los más de veinte que transcurrieron para que esos mercados se recuperaran de forma nominal.

¿Por qué fue esto así?

Bueno, en primer lugar, hay que tener en cuenta que Pfau cuenta con el efecto de la inflación, y recordemos que esos años hubo una deflación bastante severa, de tal manera que si tenemos que nuestras acciones caen un 10% y la deflación es del 10% también, las mismas habrán mantenido el poder adquisitivo, por lo que el retorno de las acciones en aquella época no era tan malo como puede parecer a primera vista, dadas las circunstancias terribles de la época.

Eso, unido al hecho de que los dividendos ofrecieron grandes rentabilidades hizo que la rentabilidad de la Bolsa se recuperara relativamente rápido, y que la caída oficial del 86% en realidad no fuera tan fuerte, en términos reales.

Para comparar este dato, veamos otro momento de la historia de los Estados Unidos, donde hubo un mercado bajista fuerte, pero nunca de lejos como el de 1929.

El mercado bajista de 1972/1973 perdió un 48% nominal y duró 21 meses.

El problema de este mercado bajista, sin embargo, fue que la inflación de esos años llegó a tocar el 10%, y si aplicamos una pérdida real del 10% anual extra por los efectos de la inflación, al final tendríamos un mercado bajista casi tan malo como el de la Gran Depresión, aunque con una economía con menos quiebras y no tan deprimida.

En términos reales, ese mercado bajista fue tan fuerte, que tardó 11 años en recuperar la rentabilidad para una inversión realizada en 1973. Esto fue así, porque la inflación durante toda la etapa de los años 70 estuvo cerca del 10% en los Estados Unidos, con lo que las pérdidas reales en acciones fueron terribles. De bonos, mejor no hablemos.

Esto nos puede dar una visión más amplia de lo que es el mundo de la inversión a largo plazo y de que no solo importan los retornos nominales, sino que también importan, y a veces mucho, los retornos reales.

Los terribles años 70 del Siglo XX

Los años setenta del Siglo pasado fueron tan terribles en términos de retornos de inversión por efecto de la inflación que afectaron a muchos países, incluido a España, la cual vivió un mercado bajista terrible de más del 84% en términos reales desde 1974 hasta 1982, el cual no recuperó hasta 1996.

Ciertamente, 1974 no fue un buen año para invertir en Bolsa en España. Aunque, quien invirtió en 1982 hizo una gran cantidad de dinero los siguientes 18 años.

Ya vemos, pues, lo importante del momento de inversión.

Otro de los casos interesantes es el de Japón, una de las sociedades más avanzadas que existen, el cual perdió más del 71% en términos reales en su mercado bajista e principios de los 90, para todavía a niveles de 2014 no haber recuperado la rentabilidad para una inversión hecha en 1990 (no sé cómo sería el dato para el 2015).

Después, tenemos el dato de muchos países que llevan desde el 2007 sin recuperar el nivel de sus inversiones iniciales, como Austria, Finlandia o Irlanda. Y, aunque no lo incluya en el estudio, creo que también los datos de España, Francia, Italia o Portugal. Y eso que todavía creo que tenemos que entrar en una nueva, e incluso peor, fase de la crisis.

Viendo esto, y el hecho de que gran parte de los países europeos y mundiales han tenido terribles guerras y crisis a lo largo de los últimos 100 años, no podemos concluir que las inversiones a largo plazo siempre hayan sido lo mejor.

El hecho, es que casi todas las comparaciones se hacen hablando de la Bolsa americana, la cual sí ha tenido unos mercados relativamente estables durante más de 200 años, con lo que la gente habla de la inversión a largo plazo desde un punto de vista “americano”, a veces. Cuando resulta, que en realidad, las rentabilidades a largo plazo europeas se ven salpicadas de episodios dramáticos.

¿Momento de invertir?

¿Quién nos asegura que no volveremos a ver una guerra en Europa, o incluso dictaduras marxistas?

Es más, nuestro optimismo nos lleva a pensar que el mercado alcista de acciones de Occidente en general es algo que va a continuar para siempre, cuando el mismo no es tan “eterno” como pensamos.

Cierto es que la tendencia de dos siglos es alcista aún, pero también lo era la del Imperio Romano antes de colapsar y desmembrarse completamente.

Lo principal de todo esto es que debemos mantener una actitud serena y no dejarnos llevar por emociones.

Lo mejor, como dije antes, es invertir a plazos, como el que va construyendo una pensión todos los años.

Como hemos visto aquí, las inversiones puntuales a veces presentan casos bastante difíciles, y si no que se lo pregunten a los inversores de la Bolsa de San Petersburgo en 1917.