David Cameron y el fin de la libertad de expresión en Europa

¿Estamos asistiendo poco a poco al final de la libertad de expresión en Europa?

Cualquiera que tenga dos dedos de frente sabe que el camino al que van dirigidas las democracias occidentales es hacia un estado policial de corte totalitario.

Conforme avanza esta crisis, la cual no es evidentemente, solo económica, las democracias europeas van enseñando poco a poco la patita, sin que parezca gran cosa al principio, pero dándonos pistas del futuro que nos espera.

Una de las medidas estrella, sino la que más, es la prohibición del dinero físico y, con ello, el fin de la privacidad en las transacciones en Occidente. Imagínate un Estado que controle a quién vendes o no tu portátil de segunda mano, o si le das a tu sobrino 20 euros. ¿Qué clase de Estado es ese? Un Estado totalitario, evidentemente.

Otra de las medidas estrellas que se van introduciendo poco a poco en las sociedades, es la de la coerción en la libertad de expresión. Uno de los últimos defensores de esta medida, y que va a aprovechar la coyuntura de su victoria para introducirla en el Reino Unido, es David Cameron.

 

Oír, ver y callar. Bienvenidos al paraíso de libertad europeo
Oír, ver y callar. Bienvenidos al paraíso de libertad europeo

Cortesía de terimakasih0, pixabay

 

Este quiere, y va a introducir un decreto en el que irán planes detallados para silenciar a aquellos individuos que hagan actividades dañinas que caen en el vago concepto de “amenaza al funcionamiento de la democracia”. Actividades, que en este caso no tienen por qué ser la difusión de odio por raza, sexo o religión, sino por el hecho de “suponer una amenaza a la democracia”. Es decir, que a partir de ahora, el gobierno británico y el departamento policial específico podrá detener a cualquier subversor que critique la democracia en una web, o página de facebook. Parece ser que la gente tendrá que tener mucho cuidado con lo que dice a partir de ahora.

 

La Policía del Pensamiento a punto de llegar a Europa

 

Todo parece indicar que un departamento especial de policía tendrá que ser creado. Algo similar a la “policía del pensamiento” de “1984”, la obra de Orwell, el cual parece que no estuvo muy equivocado en su predicción, y nada menos que en su patria, el Reino Unido.

Lo curioso del tema es que esto lo hace un gobierno supuestamente conservador y defensor de las libertades y la propiedad privada. Que no hará un gobierno laborista radical cuando llegue al gobierno.

Recientemente la “Home Secretary” Theresa May fue preguntada sobre cómo justificaba un decreto de este tipo. Particularmente, se le preguntó qué definición tenía el gobierno de “extremismo”, a lo cual respondió con evasivas y declaraciones difusas del tipo “aquellos que minan los valores británicos” ó “estamos juntos como una sociedad, Una Nación” (sic). Una Nación. Eso suena a lo que ya sabemos: pensamiento único, una divisa, un partido, un ideal. ¡Prohibido criticar al Estado! ¡Prohibido hablar mal de la democracia! Aunque apuesto lo que sea a que las ideologías comunistas no serán prohibidas ni molestadas.

Mucha gente puede verse convencida de esto por el supuesto esfuerzo que tienen que hacer las democracias occidentales para luchar contra el terrorismo islámico, por ejemplo. Pero, me temo que ello no es más que la eterna excusa que usan los adalides del Estado para incrementar los poderes del mismo, y acabar con toda disidencia interna, ya sea de supuestos integristas islámicos o de todo aquel un poco crítico con el Estado policial.

Con este nuevo organismo burocrático con poderes dictatoriales, muchos críticos del gobierno podrán ser acallados con solo “sospechar” que “minan los valores británicos”.

¿Libertad de expresión?

Todo esto sobre el “odio” y aquellos que buscan la “división” va sobre el hecho de que en la construcción del Estado policial occidental que está por venir, no va a haber cabida ni siquiera a opinar en contra del mismo.

Solo los comunistas y gente de ese tipo de ideología podrá hablar, simplemente por el hecho de que el futuro estado policial será de corte socialista radical. Un Estado, un pueblo, una nación, una divisa única, un banco central, etcétera. “odio” será la palabra usada para aquellos que simplemente quieran mantener su libertad y lo poco que les quede de propiedad. Si se resisten a que el Estado les diga lo que tienen que hacer con su propiedad, entonces, serán tachados de “haters” (aborrecedores), y serán “eliminados” de la escena.

Actualmente, se van a sentar las bases para la futura “confiscación” de toda libertad de opinión en el Reino Unido. La cosa por ahora está relativamente “tranquila”. Sin embargo, el día que el FTSE colapse completamente, junto con el resto de bolsas de Occidente, y veamos a un gobierno radical subir al poder, entonces, dicha ley será usada para implantar un estado dictatorial desde el punto de vista de la comunicación. Solo el Estado, las multinacionales, y todos aquellos que hablen bien del igualitarismo y de lo buenas que son las leyes y políticas sociales, podrán hablar en ese futuro Reino Unido. El resto a callar y a cobrar “paguitas”, en el mejor de los casos.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero