DAX, el rey de las exportaciones

Si alguien ha ganado con el fortalecimiento del dólar es una economía exportadora como la alemana. La prueba más clara de ello es mirando el DAX en las últimas semanas, cotizando como si fuera la Bolsa de Caracas.

Pero, ¿para quién es bueno el colapso de una divisa?

Parece ser que es bueno para las empresas y países exportadores, como Alemania y Japón, pero teniendo en cuenta que las divisas más poderosas de los últimos treinta años (exceptuando el franco suizo) fueran el yen y el marco alemán (antes del euro), parece ser que no se entiende muy bien la euforia y la sempiterna alabanza a la devaluación como cura mágica para la economía y las exportaciones.

Si eso fuera así, Alemania y Japón deberían haber sido los países donde más industria se destruyó de 1970 al año 2000, pero cualquiera que analiza cómo se comportó el yen con el dólar, verá que la fortaleza exportadora e industrial japonesa venía de la mano de la fortaleza a largo plazo del yen.

Desde luego que la industria venezolana no parece beneficiarse a pesar de una devaluación brutal. Tampoco le pareció funcionar al régimen de Harare.

Lo que sí tienen en común los países que suelen devaluar su moneda más que los otros, es decir, de manera relativa, es el hecho de que su clase media disminuye a una velocidad mayor que los otros, si es que tienen clase media, claro.

En todos los países donde hay una gran devaluación ganan dos actores claramente: es Estado y las multinacionales; que si bien son exportadoras, eso no quiere decir que el grueso del país se vuelva más competitivo.

En esos países, y en casos dramáticos como el venezolano, pierden las clases medias, y las industrias nacionales pequeñas y medianas.

En realidad, las devaluaciones no son más que consecuencias de políticas, no la “causa” del mal.

Es decir, no es que el gobierno de Harare destruya su economía porque devalúe se divisa. Más bien es: que el gobierno de Harare destruye su economía y, por tanto, destruye su divisa.

Negocia CFDs de acciones con el líder mundial del sector

El 80.6% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

Lo mismo podemos decir para Venezuela, Argentina o cualquier país bananero de corte similar.

A eso es a lo que aspiran la mayoría de académicos (bueno, casi la totalidad de los mismos), de España y Occidente. La “devaluación es buena para la competitividad”.

Es increíble ver a doctores en Economía y gente similar afirmar cosas así, creyéndolas de corazón. No saben ir más allá de una relación causal.

Políticas así serán siempre implementadas a ritmo creciente en los futuros gobiernos del país. A más radical el gobierno, más radical será la política de “devaluación”. La cual no vendrá por que sí, sino que será resultado de desastrosas políticas cada vez más radicales, las cuales irán devaluando sus divisas a ritmos cada vez mayores.

Los incrédulos de los gobernantes de turno tendrán un doble discurso:

  • Por un lado dirán que la devaluación es culpa de los especuladores, capitalistas, fascistas, malvados acaparadores, etcétera. Ergo, la devaluación se supone que es mala.
  • Por otro lado, los tendremos felicitándose porque con la devaluación, la industria nacional mejorará su competitividad de manera dramática. Ergo, la devaluación se supone que es buena.

Evidentemente ese tipo de gente no tiene ni idea de economía, por muchos puestos despampanantes que tengan.

La devaluación no es buena ni es mala de por sí.

La devaluación no es una causa, sino un síntoma de algo mucho más profundo; que es la incapacidad de una sociedad de competir con las demás, ya sea porque es una sociedad y un sistema político terriblemente corrupto, o bien porque se han dedicado a implantar cada vez mayor número de políticas socialistas e intervencionistas. Más que los demás, se entiende. Pues hoy en día, nadie se libra de la carrera frenética al agujero negro del socialismo. Nadie.

De cualquier modo, la devaluación actual de las monedas grandes, no es sino relativa y cortoplacista. Así, ha ocurrido casi siempre entre las grandes naciones occidentales.

Normalmente, una divisa cae unos años para luego volver a subir en otros tantos.

Digamos que, en cierto modo, se mantienen en una especie de estado de equilibrio unas con respecto a otras. Aunque con una pequeña tendencia de la libra y el dólar a caer a largo plazo con respecto a algunas divisas como el yen, el franco, el dólar australiano, el canadiense, el neozelandés y el franco suizo.

Con respecto al euro, las cosas no están tan claras.

Si fuera por las naciones del sur del mismo, el euro estaría cotizando a 0.4. Si fuera por Alemania, el euro cotizaría a 1.9, por decir algo.

El resultado es una especie de media que durará mientras dure el proyecto demencial de la moneda única, el cual no es sino un experimento para algo más grande que ha de venir en el futuro.

Que una divisa colapse puede ser bueno para la bolsa, pero no por ello tiene que ser bueno para la economía, ni siquiera la alemana. De ahí el mantra de que Alemania va bien. Bien, en la superficie, por supuesto.

Casi todo el mundo que leo, da por sentado de que vamos a seguir alcistas por mucho tiempo, y de hecho son claramente alcistas, sobre todo en acciones europeas.

Supuestamente, el euro barato, hará que las bolsas europeas suban, lo cual puede ser verdad, en parte.

Pero de ahí, a animar a invertir de manera desaforada ahora, va un trecho.

Si bien, la bolsa presenta una tendencia a corto/medio plazo claramente alcista, y un trader tiene que operar ese lado sin la más mínima discusión, como diría Livermore; también es cierto, que invertir después de varios años de mercado alcista, no es algo con lo que yo me sienta muy cómodo.

Pues cuando alguien invierte, no suele usar stop loss, o al menos no un stop loss como usa un trader.

Es peligroso mezclar trading con inversión, y más en momentos como este, de plena euforia bursátil.

Todo el mundo es alcista. ¿Qué se puede esperar de eso?

¿Hasta dónde subirá el IBEX antes de colapsar por completo?

¿Y el DAX?

 

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero