De Guindos y la Tasa Financiera sobre acciones

 

Tasa Tobin en camino en España.

 

Parece que la mayoría de los gobiernos de la Unión Europea quieren implementar la famosa Transacción sobre las operaciones financieras, la FTT, cuanto antes.

Hace años que vengo siguiendo este tema, y recuerdo hace no pocos años que habían planificado para ponerla en marcha para este mismo año, el 2014. Bien es verdad, que una cosa son los sueños de los burócratas y otra es la realidad. La oposición con la que se han encontrado es descomunal. Una cosa es que la mayoría del electorado quiera que se implemente eso, para castigar a los “malvados especuladores” (también el electorado quiere cobrar 2.000€ al mes, pero una cosa es quererlo y otra poderlo) y otra es la puesta en práctica de dicha medida.

Los mismos gobiernos que la quieren implementar, sobre todo buena parte de los conservadores saben que dicha medida resultaría en un desastre económico de profunda magnitud. No obstante siguen con su apoyo a la implementación de la misma; casos de España y Alemania, por ejemplo, gobernados por partidos supuestamente conservadores. Esto nos muestra la clase de “conservadores” que son dichos partidos. Una de dos: o no son conservadores, o son unos hipócritas. Yo me inclino por ambas respuestas. Son idiotas y no son “conservadores”. Cuando acaben por implementar algo así, estaremos más cerca de Zimbabwe que otra cosa. Lo cual no está mal, pues así la gente aprenderá a vivir sabiendo lo que es austeridad. Se acabarán los viajes al Caribe.

En la propuesta inicial querían gravar todos los productos financieros al 0,1% o al 0,01 dependiendo si son acciones y bonos o derivados. Dicha propuesta la han rebajado ostensiblemente, siendo la última propuesta o idea la esgrimida por De Guindos hace unos días. Ahora resulta que quieren implementar el impuesto a mucho tardar en 2016 y en principio solo sobre las acciones y sus derivados. Bye bye cfds. Es decir, en principio dejaría fuera al mercado de divisas, los bonos, y deduzco que a las materias primas.

Lo mejor de todo es que creen que van a recaudar miles de millones de dólares. Su proyección va a resultar muy dispar a la realidad una vez implementen lo que sea que al final implementen.

Si hacen la propuesta esta que tienen en mente, el volumen en los mercados de acciones europeos se iría casi a cero. Los futuros del DAX y el CAC desaparecerían, y no va a operar en acciones europeas ni su abuela. La única manera de comprar acciones será mediante el método tradicional, pero el spread que habrá será abismal. Algo así como diez o veinte veces más en Blue Chips. Lo que ocurrirá al final es que la recaudación será cerca de un 100% menor a la proyectada. Ya se podrían ahorrar sus estudios ridículos y los sueldos que han pagado a los “economistas” de la UE para elaborar tales esperpentos. Su trabajo equivale a no hacer nada. A gastar papel y tiempo, para en realidad, justificar y acelerar el colapso de su misma civilización. ¡Buen trabajo!

Entonces, parece ser que es posible que de aquí a dos años no podamos operar en acciones de ninguna manera. Ni invertir será posible de manera eficiente. ¿Quién quiere invertir en un entorno en el que los políticos planean medidas de ese tipo? Nadie evidentemente. Lo cual nos dice que la dirección a largo plazo de los índices bursátiles de la UE debe ser a la baja; muy a la baja.

En este sentido, sería una desgracia para los inversores europeos, ya que el mejor mercado para invertir de cara al futuro, y para hacer trading, son las acciones. Mucho mejor que el forex, y mucho más eficiente que las materias primas.

Por lo tanto, nos dejarían el forex y las materias primas por una temporada. Pero aún así, se causaría un daño extremo al sector de los once países que quieren implantar dicha medida. Creo que aún dejando esos productos, la mayoría de brokers que trabajan en esos países nacionales tendrían que dejar de operar, o emigrar, u ofrecer servicios muchos más caros; y no solo para acciones. Pero esto está por ver.

De todos modos, yo creo, que como las muchas propuestas que se llevan haciendo durante la última década, esta propuesta no se va a quedar ahí, sino que será debatida, derogada, modificada, etcétera. Siempre con la presión del Reino Unido, por razones evidentes. Y todo esto hasta que se dé el colapso final. Es decir, hasta el día que el IBEX baje a 500 puntos y reviente el Estado español, el italiano, el francés y la UE con ellos. Entonces, preveo que de una u otra manera, sí que se va a dar o establecer una tasa financiera, pues se va a buscar cabezas de turco para el colapso. Y entonces, con el PIB habiendo caído un 50%, sí que habrá una demanda de las masas desesperada para castigar a los que serán considerados como los culpables de la quiebra: los especuladores.

Lo que no entienden las masas europeas es que una vez castiguen a esos especuladores, nunca más recuperarán el nivel de vida anterior; y esto es por una razón muy simple: que esos “especuladores” nunca tuvieron nada que ver con la caída de su añorado sistema.

Lo que no entienden las masas europeas es que una vez que prohíban “ganar” con acciones, estarán prohibiendo las acciones en sí, lo que equivale que están prohibiendo que haya un sector empresarial avanzado. Hasta ahí muy bien. Reconozco que se puede vivir pobre y bien. No hace falta ser rico para vivir bien, y de hecho Occidente hoy es muy rico, pero cada vez más podrido.

Lo que ocurre es que la mayoría de las masas considera que una vez eliminen al “parásito” volverán a ser ricos y no habrá recortes nunca más. Y en ello se equivocan radicalmente. Su abrazo por opciones cada vez más totalitarias y de Estado Público harán que cada vez tengan más y más “recortes”, hasta que al final no tengan nada.

 

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero