¿Deberíamos invertir en futuros?

En primer lugar, la pregunta está mal formulada, aunque es algo común el ver a todo tipo de gente por ahí recomendando “invertir” en futuros.

Los futuros no son para invertir, al menos no inversión desde un punto de vista eficiente y clásico. Esta última la tenemos que dejar para acciones, bonos, fondos y esas cosas.

Los futuros son para hacer, como mucho, especulación a corto o medio plazo.

Quiero invertir en futuros

Incluso si compramos un futuro a cinco años, no estamos invirtiendo, aunque en horizontes temporales tan grandes ya podemos dudar. Depende de qué ángulo tomes para realizar la pregunta, tendrás una respuesta u otra.

Así, tenemos que incluso el inversor Warren Buffet ha llegado a tomar grandes posiciones a largo plazo en opciones en el pasado.

De cualquier manera, dejemos el tema así: los futuros no son instrumentos para invertir.

Si bien se pueden hacer apuestas a largo plazo sobre alguno de sus activos, me sigo quedando con una definición más similar a la de André Kostolany, el cual nos decía que cualquier operación de seis meses a tres o cinco años sería una operación especulativa.

Al igual que tampoco es invertir en acciones el hecho de comprar para vender dentro de cuatro meses.

Eso es trading de acciones buscando ganancias a corto plazo.

En este sentido, solo la inversión en acciones, bonos o inmuebles, entre otras cosas, puede considerarse a largo plazo.

El asunto queda mucho más claro si nos vamos al terreno donde la palabra “invertir en futuros” puede aparecer más: el del day trading minorista.

La mayoría que leen esos anuncios en periódicos o cualquier sitio son pequeños clientes que no tienen ni de lejos, el capital necesario apara operar futuros de una manera más o menos eficiente, no digamos, ya invertir. Lo cual me hace recordar que quizá el mejor concepto que define la separación de la inversión y el trading o especulación es el de apalancamiento.

Futuros invertir online

Básicamente, siempre que estemos apalancados estaremos haciendo actividades de trading, apuestas, especulación.

Obviamente, invertir a largo plazo apalancados es una locura suicida. Y si no miremos los gráficos y rendimientos de los ETFs de futuros apalancados dos o tres a uno. Esos ETFs van perdiendo vida a largo plazo, hasta el punto de que pasan a cotizar un 99% por debajo de su precio inicial unos años más tarde.

Los gastos de comisión, mantenimiento, y sobre todo, los rollovers de los futuros y el interés subyacente al ir apalancados, se comen toda la cuenta. Es algo así como si vas perdiendo un 10% al año, solo por el hecho de estar apalancado.

El apalancamiento solo es válido para el corto o medio plazo, de otra manera estaremos en un terreno muy peligroso.

En todo caso, una inversión en futuros podría ser una posición a cinco o seis años sin apalancamiento, donde perderíamos varios puntos por el rollover, pero no seríamos masacrados en caso de que el mercado no vaya como quisiéramos.

Sin apalancamiento, podemos aguantar una caída del 20% del subyacente sin problemas. Ahora, apalancados tres o cuatro a uno, esa caída sería devastadora.

Así que, siguiendo por donde lo habíamos dejado, cuando estamos apalancados nos alejamos de la tranquilidad de la inversión a largo plazo y entramos en el fangoso terreno del corto plazo.

Es posible que entre medio se encuentre un punto de equilibrio en el cual se pueda operar apalancado de manera eficiente y obtener rentabilidades. Pero, dicho punto no será muy cerca de grandes apalancamientos ni de periodos muy cortos de tiempo.

El problema en el que incurre mucha gente en la “inversión en futuros” es que intentan hacer trading en dichos instrumentos sin el capital adecuado, y se centran en hacer day trading agresivo en unos instrumentos de lo más poderosos.

Todo lo que sea intentar una aventura de futuros con menos de 25 o 50.000 USD está condenado al fracaso. E incluso con esas cantidades tampoco vamos a durar mucho si lo que vamos a hacer es day trading frecuente y scalping.

A ver si nos creemos que vamos a derrotar a los market makers que estuvieron toda la vida en el Pit operando desde casa como traders minoristas.

Un acercamiento más inteligente sería intentar operaciones menos frecuentes y más encaradas a buscar posiciones de trading tendencial. Pero eso no es nada divertido, y lo que es peor: tienes que dejar operaciones abiertas por la noche.

¿Invertir en futuros financieros?

Uno de los tabúes del mundillo del trading y que usan los proponentes del day trading barato para atraer sempiternas cantidades de candidatos para ser inmolados en las fauces del pequeño Moloch intradíario.

El trading de futuros intradía no es muy diferente a las opciones binarias, forex o CFDs, salvo por el hecho, y en esto sí que tengo que dar crédito a los futuros, estaremos operando de la manera más diáfana y limpia posible.

Tampoco es que a los brokers de futuros les haga falta hacer cosas raras para limpiar las cuentas de la gente.

Ya se encargan los day traders de hacerlo perfectamente.

La verdad es que estoy cansado de ver la palabra inversión tan mancillada de manera tan constante y por doquier. Que si invertir en binarias, que si invertir usando CFDs o Forex, e incluso futuros.

Igual, un fondo de inversión o hedge fund puede “invertir” comprando cortos del DAX a medio plazo para hacer una cobertura en su cartera de acciones, pero básicamente ningún trader minorista va a invertir en los mercados de futuros, porque eso es un oxímoron.

No se invierte con 10.000 euros en un contrato que vale 100.000. Eso se llama trading o apostar.

El término especulación, aunque lo pueda intercambiar con los anteriores ocasionalmente, me gusta más en el significado que le daba Kostolany.

Curiosamente, son los inversores a largo plazo, el grupo con menor “mortandad” y, por tanto, mejores beneficios a largo plazo. Pero esos no son “inversores” en futuros u opciones binarias, obviamente.

Saludos y buen trading.