“Do what thou wilt” y el colapso de Europa

Hoy en día Grecia está de moda y todo el mundo pendiente de lo que ocurra en los pasillos de Bruselas y Frankfurt.

La actividad es frenética, y de hecho, los mercados han dado un respiro y frenado el baño de sangre del lunes en esperanza de que una de las partes entre en razón: o bien Europa cede y ofrece un rescate sin condiciones a Grecia, o bien Tsipras se retracta y no hay referéndum.

Más bien me inclino por la primera tesis, aunque a estas alturas no hay que descartar nada, pues la situación griega está ya en un punto de casi no retorno.

A ver cómo van a restaurar la confianza de los ciudadanos griegos en sus bancos después de esto.

Un rescate europeo sin condiciones sería la única manera de que los griegos volvieran a poner su dinero en las cuentas bancarias  o no sacasen el resto del que tienen a la mínima oportunidad. Pero esto no sería sino algo temporal.

¿Bajo qué condiciones sería el rescate sin condiciones?

¿Suena a un oxímoron no?

O sea, algo que quiere ser pero no puede ser.

Si Europa rescata a Grecia sin condiciones, es decir, sin contrapartida de recortes, ello significa que Grecia puede seguir rodando déficits literalmente para siempre, mientras que los acreedores griegos serían pagados por el esfuerzo y generosidad del resto de miembros de la Unión Europea.

Todo esto suena muy bonito pero desafortunadamente es imposible de mantener en las condiciones actuales europeas. Básicamente, porque el resto de Europa está en una situación parecida a la de Grecia, incluyendo España, Italia, Portugal, y nada menos que Francia.

Evidentemente, si el problema solo fuera Grecia, no habría dificultad en que el resto de Europa pusiera sobre la mesa 300 o 400 mil millones de euros a fondo perdido, y todos en paz.

Pero el verdadero problema es que la magnitud de la deuda impagable en Europa es de mucho más de diez billones, con b, de euros, y claro, el norte de Europa no puede dar ese dinero a fondo perdido sin que su propio sistema financiero colapse completamente. Lo que nos deja en una tesitura complicada, es decir, que no hay solución y que tarde o temprano vamos a presenciar un colapso monumental.

Por eso, la Unión Europea se encuentra contra la espada y la pared, o mejor dicho, el precipicio.

Si decide dar un salto adelante, muere ensartada por la espada; si da un paso atrás, muere destruida en las rocas.

La situación tendría una solución si los europeos (todos, incluso los del norte), agregaran en recortar sus Estados en un 70%, incluido el número de regulaciones y toda burocracia. De esa manera, la “espada”, o sea, el mercado o ley natural, bajaría y se podría salir de la trampa.

Desgraciadamente, eso solo es un ejercicio de fantasía porque es algo imposible.

Lo último que quieren los ciudadanos de esta Era es ver reducidos sus derechos, es decir, su participación en el “Estado”.

Todo el mundo quiere ser rey y nadie quiere ceder en sus derechos reales, que son los que actualmente tienen todos los ciudadanos directamente dependientes del gasto del Estado, o sea, el 70% de la población de cada país.

El problema es que cuando todo el mundo quiere ser rey, todo el mundo acaba siendo esclavo, del Estado. Salvo unos pocos, los que conocemos por la “Elite”.

 

El mago negro inglés Alister Crowley
El mago negro inglés Alister Crowley

 

Como la mentalidad actual es: “todo vale”, “do what thou wilt” (haz lo que quieras), como diría en su momento Alister Crowley, no hay posibilidad de que haya una salida sensata de la crisis, sino que la misma tendrá que ser traumática. Es decir, como nadie quiere perder su dependencia del Estado, la solución final será que el Estado se haga con casi todo el edificio de la sociedad, menos los “áticos” de la Élite, que es desde donde esta dirigirá el cotarro.

El resto, terminarán por creer que “doing what thou wilt” es la solución a todos los problemas del mundo, cuando en realidad no es sino el paso definitivo al estado totalitario final, o dicho de otra manera, al Nuevo Orden Mundial.

Lo que terminarán por descubrir las masas europeas no dentro de mucho, es que viviendo bajo control y dependencia total del Estado, es un “estado” de las cosas poco parecido a aquel que había cuando el Estado era bastante menos grande, como hace cuarenta años.

Es decir, descubrirán que, no solo son más pobres, sino también más esclavas. Aunque, llegado a tal estado de las cosas, el lavado de cerebro será tan grande, y la historia estará tan tergiversada y sobre-escrita, que la masa pensará que vive en una suerte de paraíso, y que todo lo anterior era malo.

El colapso económico y social se aproxima a mayor velocidad.

La filosofía del Do what thou wild ha triunfado totalmente en Europa, donde la gente cree que el amor por el prójimo consiste en el “todo es gratis”.

Pero en el mundo no hay nada gratis, absolutamente nada, aunque nuestro plano “material” así nos lo haga creer.

Las cosas no son tan simples.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero