Egipto en estado de guerra y camino de la guerra civil

Mientras todo el mundo está pendiente de Grecia y el resultado del referéndum del pasado fin de semana, hay otras regiones del mundo que se van calentando por momentos, entre las cuales destaca Egipto, uno de los principales países de Oriente Medio y el mundo musulmán.

Estamos hablando de un país con más de 80 millones de habitantes que viven en las orillas del Nilo y que es una olla a punto de estallar. Solo con ver el crecimiento poblacional de las últimas décadas de la región y África en general, es para echarse a temblar. Solo ese hecho es suficiente para entender que la cosa no puede terminar muy bien. Si la población crece casi tan rápido como el crecimiento económico, seguirás siendo un país pobre, el cual sufrirá severas consecuencias ante la primera crisis financiera. Ese es el caso que pasa a Egipto: mucha población para cada vez menos recursos y esto mezclado con la crisis mundial de los últimos años. Hay menos pan para repartir, por decirlo así.

Todo el mundo conoce los dramáticos acontecimientos políticos de los últimos años en el país con el destronamiento de Mubarak, la posterior celebración de elecciones, con la victoria del partido radical islamista de Hermanos Musulmanes y el golpe de Estado por parte del ejército para evitar que el país cayera en manos de estos.

La situación, lejos de arreglarse ha ido empeorando estos años, y como es obvio, la eterna crisis internacional no contribuye a que la cosa mejore; al contrario, cada vez hay más escasez y pobreza en el país del Nilo, con lo que los ánimos están ya a punto de desbordarse, si no lo han hecho ya.

Todo esto, además, al mismo tiempo que los movimientos radicales asociados con ISIS están creciendo como la espuma en casi todos los países árabes como Siria, Irak, Libia, Yemen e incluso, cada vez más, Arabia Saudí.

A este fenómeno se une Egipto (1), donde los musulmanes radicales y aliados de ISIS parece que están ya casi en situación de poder lanzar una ofensiva militar en varias zonas del país.

No estamos hablando de atentados o cosas por el estilo, sino de auténticos combates de carácter militar, como los que se están produciendo en algunos lugares del país, los que se pueden considerar, como zonas de guerra.

Una de esas zonas es el Sinaí, donde el ejército egipcio reconoce que está en un Estado de guerra. Al parecer esta zona está en sumida en el caos con continuos combates y escaramuzas entre el ejército y las guerrillas islamistas.

Según datos variados, los últimos días han muerto más de 60 soldados egipcios y más de 90 enemigos del Estado (¿terroristas?).

Para hacernos una idea de la situación en el Sinaí, el gobierno incluso emplea F-16 en operaciones de bombardeo contra los rebeldes.

¿Eso es “lucha contra el terrorismo”, contra “milicias” o una guerra civil?

El grupo Sinai Province, militante aliado de ISIS, anunció que es responsable de varios de los ataques a la región, incluidos el asalto a más de 15 puestos militares.

Todo esto empezó con la detención de Morsi en el 2013, pero parece que últimamente la cosa está empezando a parecerse a una auténtica guerra civil. Después de todo, el líder de los Musulmanes, Morsi fue confirmado en su condena de muerte el pasado mes de junio, cosa que ha calentado los ánimos definitivamente.

Pero la cosa no solo queda en el Sinaí, sino que las refriegas se dan en muchas partes del país, incluido en el Cairo, donde las operaciones anti-terroristas del ejército son constantes, así como los continuos atentados.

Parece ser que la enorme represión que ha llevado a cabo el gobierno egipcio en los últimos años no ha bastado para detener la cada vez más evidente rebelión del país. Mas al contrario, parece que toda esa represión está contribuyendo a que las fuerzas rebeldes se muestren cada vez más agresivas. Cosa que no es de extrañar, porque con toda la actividad de insurrección que hay en los países vecinos, es seguro que gran cantidad de armas (2) e incluso combatientes están pasando la frontera de Egipto todos los días.

Creo que solo es cuestión de tiempo que la situación allí sea la de una guerra civil abierta, al estilo sirio o iraquí.

 

La inflación y el próximo colapso del turismo y la economía de Egipto

 

Mientras tanto se dan estas continuas refriegas de carácter militar y policial, la economía egipcia se prepara para entrar en la espiral destructiva de un país en guerra.

Con una inflación de dos dígitos y creciente, tenemos a la divisa formando lo que parece ser una figura exponencial de depreciación desde el 2013, la cual si no me equivoco, no hará sino confirmarse en los próximos tiempos; sobre todo si la guerra se recrudece de verdad en el país. Notemos que la divisa egipcia se mantuvo muy estable desde el 2004 al 2011.

divisa Egipto

la inflación va en tendencia creciente
la inflación va en tendencia creciente
Vemos como el gran colapso bursátil tuvo lugar en la crisis de Lehman
Vemos como el gran colapso bursátil tuvo lugar en la crisis de Lehman

Gráficos cortesía de tradingeconomics

 

Creo que en breve empezaremos a ver problemas con los precios y abastecimiento de la comida del pueblo, lo que no hará sino echar más gasolina al fuego.

Mientras tanto, la Bolsa permanece más o menos tranquila, aunque ha caído casi un 20% desde sus máximos de este año. En este sentido es interesante ver que la Bolsa no ha sufrido lo que se esperaría con estos años de problemas políticos (salvo en el 2011, año de la revolución); y que el gran mercado bajista que experimentó la Bolsa de El Cairo fue en el 2008, justo cuando la Bolsa americana hizo temblar al mundo.

Sin lugar a dudas, uno de los sectores que más perjudicados se verá, el cual es crucial para Egipto, es el turístico.

Lo curioso es que imagino que a día de hoy no pocos turistas siguen yendo a los destinos de lujo de Mar Rojo y demás, en busca de sol. Supongo que estos turistas ni siquiera tendrán noticia de la verdadera situación del país, y que además, el gobierno egipcio hace el esfuerzo supremo de que en esas zonas no ocurra nada. No obstante, habrá gente que está al tanto de los problemas y que esté evitando ir al país, sobre todo a las zonas más conflictivas.

Desde luego, si los combates se extienden por el país, veríamos un colapso completo del sector turístico y el consiguiente hundimiento de la economía egipcia.

Mientras tanto, el gobierno intenta hacer todos los esfuerzos por intentar recuperar la normalidad, con aumentos de subsidios y nuevos acuerdos con China.

No obstante, no creo que sea suficiente para poder evitar lo que se presume una próxima guerra civil y el desastre consecuente.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

  1. En Egipto, con la legitimidad democrática que les da el haber ganado en las elecciones del 2013, con lo que desde el punto de vista democrático, los Hermanos Musulmanes estarían reclamando lo que por derecho les pertenece.
  2. Al parecer, la actividad en la frontera con Libia es frenética, pues no olvidemos que los musulmanes tienen apoyos muy fuertes en ese país.