El aprendizaje y el trading

Brokers y las grandes ganancias

Creo que nunca en la historia hubo una variedad tan grande de brokers o intermediarios financieros para escoger.

La globalización y la web nos han traído una inmensa oferta, no solo de brokers, sino de productos y servicios relacionados con el trading.

Hoy en día podemos contratar con un bróker de Nueva Zelanda y operar mercados derivados con una cuenta de 100 € o incluso menos.

También podemos abrir una gran cuenta de un millón de euros con alguno de los principales brokers australianos.

Prácticamente no hay límites. De momento. Y, siempre y cuando, no seamos tan desafortunados de sufrir una dictadura totalitaria, como Europa del Este y China en la segunda mitad del Siglo XX y Cuba y Corea del Norte en la actualidad (Venezuela camino de ello también).

Buena parte de aquellos que quieren invertir o lo van a hacer por primera vez, saben más o menos en qué es lo que van a invertir, normalmente en acciones.

Lo que ocurre, es que una vez uno se adentra a investigar la jungla de brokers y servicios relacionados, descubre una oferta gigantesca, y no es raro ver a gente que tenía en mente invertir en acciones, acabar apostando con opciones binarias en apuestas de 60 segundos.

La mayoría de los novatos en el mundo de la bolsa piensan, o creen que este es un mundo en el que no es difícil tener grandes ganancias, y que de alguna manera se puede ganar grandes cantidades de dinero en poco tiempo, lo cual es cierto.

Aprender trading

Pero también es cierto que se pueden perder grandes cantidades en menos tiempo aún.

Lo cierto es que no se puede ganar esas “cantidades” en el mercado como trader individual.

No hay traders que ganen un 20 o un 50% mensual sobre el capital mes tras mes, durante años.

No hay traders que ganen 2.000 € al mes abriendo una cuenta de futuros con 4.000 €.

No. Las cosas no funcionan así.

Cuando vamos a escoger un bróker tenemos que ser conscientes de que no vamos a ganar ese tipo de cantidades.

A lo más que podemos aspirar es a adquirir experiencia – cuando somos principiantes – y a ganar un porcentaje anual que puede ir del 0 al 30% de media.

Eso es lo que ganan los grandes hedge fund managers del mundo.

Quizá un gran trader, y manejando cantidades mucho más pequeñas, puede permitirse jugar un poco más duro, y ganar un poco más, pero no mucho más que esos managers. Los mismos, tienen, obviamente, mejores condiciones de trading, pero también manejan fondos de cientos y miles de millones de dólares. Y mover esas cantidades no es fácil.

Por lo tanto, siempre que abramos una cuenta en un bróker de derivados, sea el que sea, y pertenezca al sector que pertenezca, debemos ser conscientes de que no vamos a hacernos ricos con una cuenta de 5.000 €.

Como aprender trading

Como ya nombré, lo más que podemos hacer es adquirir experiencia, y quizá, llegar a ser buenos traders o inversores algún día.

Si tenemos un capital muy grande, debido a nuestro negocio, trabajo, familia, lo que sea, entonces podremos hacer uso de esa experiencia, y sacar un buen rendimiento a ese capital con el paso de los años.

Con esto, implícitamente, quiero decir, que no es aconsejable empezar a apostar la casa desde el principio.

Si eres principiante en este mundo, y tienes bastante dinero, no lo juegues todo de entrada, pues lo más probable es que lo pierdas.

Juega un poco y aprende.

Aprender trading desde cero

Si llegamos a ser buenos en este mundillo, entonces el siguiente paso sería ofrecer algún tipo de servicio, como por ejemplo, ofrecer señales de trading, o cursos, o diseñar algún robot, o quizá ser contratado por algún grupo inversor. No sé, cualquier cosa relacionada con este mundo.

Pero para hacer eso honestamente, primero hay que aprender.

Porque el problema radica en que una parte bastante significativa de esos servicios que he nombrado, cursos, señales, robots, fund managers, etcétera, son estafas o engaños, de los cuales, internet está lleno.

Se puede encontrar algún servicio de señales, newsletter privada o curso de calidad, pero hay que buscar bastante bien, y no es nada fácil.

¿Aprender day trading?

Una manera fácil de detectar si un servicio de trading es bueno, es ver a qué clase de público está dirigido.

Si vemos que se intenta dar la imagen de “conviértase en day trader profesional”, o “me dedico al day trading”, entonces podemos estar seguros de que ese servicio, sea el que sea, es casi con toda probabilidad un cuento chino. Pero un cuento chino muy bueno para su gestor, el cual vive del cuento, valga la redundancia.

Con ese tipo de cursos, dirigidos exclusivamente a los creyentes del day trading, nos gastaremos 500 €, para luego más tarde volar por los aires 5.000 cuando abramos la cuenta de futuros, forex, acciones o CFDs pertinente.

Una mejor manera de aprender que propongo es, coge los 500 € del curso, abre una cuenta con algún bróker de forex o CFDs, y vuela por los aires esos 500 €.

De esa manera, habrás aprendido lo mismo, o casi lo mismo, y al menos te quedarán los 5.000 € para intentar otra estrategia.

Aprender en el trading consiste en un camino muy duro de años, y muchas lecturas de libros, blogs, algún curso decente quizá (1), muchos fracasos en todo tipo de estrategias, y probablemente bastante dinero perdido.

No obstante, un aspirante a trader o inversor nunca debe perder la esperanza, pues con el aprendizaje siempre viene la recompensa. De una u otra manera, al final viene.

Saludos y buen trading.

  1. De esos que no te prometen el oro y el moro con fantasmadas de day trading.