El Big Mac Index como medidor de la prosperidad de un país

Uno de los indicadores más conocidos del mundo para, supuestamente, medir cuando una divisa está sobrevalorada o no es el famoso Big Mac Index publicado por The Economist desde 1986, año en el que esto empezó como una “broma”, supuestamente.

Con el paso de los años ganó una gran popularidad y es usado por mucha gente en el mundo para determinar, de alguna manera, el poder adquisitivo de cada país.

Como es lógico, los precios de los big macs estarán más caros en aquellos países más ricos, y más baratos en aquellos más pobres. Así, no es de extrañar que la lista a julio del 2015 esté encabezada por Suiza y Noruega.

Vamos a ver algunos de los países que están incluidos en la misma de mayor a menor (dejaremos algunos otros fuera los cuales se podrán encontrar en la lista original de el economist) en dólares una vez realizada el tipo de cambio:

  • Suiza: 6,82 USD
  • Noruega: 5,65 USD
  • Suecia: 5,13 USD
  • Dinamarca: 5,08 USD
  • Estados Unidos: 4,79 USD
  • Reino Unido: 4,51 USD
  • Brasil: 4,28 USD
  • Zona euro: 4,05 USD
  • Turquía: 3,87 USD
  • Filipinas: 3,61 USD
  • Pakistán: 3,44 USD
  • Arabia Saudí: 3,20 USD
  • Perú: 3,14 USD
  • Argentina: 3,07 USD
  • Japón: 2,99 USD
  • China: 2,74 USD
  • Egipto: 2,16 USD
  • Rusia: 1,88 USD
  • India: 1,83 USD
  • Venezuela: 0,67 USD

En esta pequeña lista de países escogidos podemos ver fácilmente el efecto de los grandes movimientos de los mercados de divisas en los últimos años, con el dólar como ganador indiscutible en las guerras de divisas. Ganador en términos de apreciación, entiéndase, ya que a ciertos lobbies exportadores les gustaría tener una divisa más débil.

De esta manera, podemos concluir que los ciudadanos de los Estados Unidos pueden ir a cualquier lado del mundo, salvo Suiza y los países nórdicos, y poder comer Big Macs de manera más barata que en su propio país; lo que es otra manera de decirnos que los ciudadanos de los Estados Unidos gozan de una época excelente para viajar al extranjero ya que su dólar se ha apreciado con respecto a la mayoría de divisas del mundo.

Por el contrario, muchos ciudadanos del resto del mundo se habrán dado cuenta de que los viajes a los Estados Unidos son menos atractivos hoy, que hace uno o dos años.

Por lo tanto, lo más probable es que el turismo hacia los Estados Unidos se haya visto perjudicado en los últimos meses, mientras que el turismo de los americanos hacia el exterior se haya visto beneficiado.

 

Escribiendo esto entran ganas de comer algo
Escribiendo esto entran ganas de comer algo

Cortesía de Unsplash, pixabay

 

Es lógico, nada nuevo. Como vemos, una hamburguesa cuesta 4,79 USD en los EEUU y 3,87 en Turquía.

Como ya sabemos, los costes de producir no son los mismos en uno y otro país, dependiendo de muchas variables como fiscalidad, la política de importación, los costes y política laboral, etcétera.

Por ejemplo, en la India, las hamburguesas son hechas de carne de pollo, con lo que ya la comparación no es muy equivalente.

Un caso curioso de esta lista es el de Venezuela, que de repente nos dice que ese país es de los más baratos del mundo para ir a comer una Big Mac, pero en realidad el país está padeciendo graves problemas de desabastecimiento, e incluso hay gente que empieza a dar señales de una próxima hambrunas. Al parecer, las líneas comerciales del país están completamente rotas y los vendedores locales tienen los estantes vacíos. Estaría bien saber cómo obtiene The Economist estos datos de Venezuela, cuando la situación en el país es más parecida a esto:

 

 

Como podremos intuir, este coste de las hamburguesas no nos explica bien el nivel de vida de cada país, pues cada uno tiene un poder adquisitivo y sueldos diferentes.

The Economist nos proporciona un index ajustado supuestamente al PIB por persona de cada país.

Sin embargo, los datos no me cuadran, pues veo fuertes discrepancias entre el PIB per cápita de cada país y lo que aparece en este índice.

Por ejemplo, según este índice los precios estarían sobre o infravalorados en los siguientes porcentajes (cogeremos algunos ejemplos nada más):

  • Brasil: + 35,1 %
  • Pakistán: + 26,3 %
  • Suiza: + 13,12 %
  • Argentina: -4,8 %
  • China: – 9,3 %
  • India: – 34,4 %
  • Rusia: – 41,5 %

Según esta medición de The Economist, el Big Mac estaría sobrevalorado un 35,1 % en Brasil y devaluado un 34,4 % en la India.

La cuestión es: ¿De dónde sacan estos datos? ¿Será de las Big Macs de las principales ciudades?

Ya sabemos que no hay el mismo sueldo en las capitales principales que en el campo de muchos países.

Por ejemplo, el sueldo medio de Shanghái es varios múltiplos superior al de las zonas rurales del país. Si el precio de China se coge con ciudades como esa entonces puede que nos cuadre más el resultado, pero si se escogen otras localidades del interior entonces tendríamos un resultado muy diferente.

Si miramos el precio de la hamburguesa con respecto al PIB per cápita de cada país y vemos cuantas hamburguesas puede comprar un ciudadano medio al año, podremos tener una idea de lo caras que están o no las hamburguesas dentro de cada país.

Estoy seguro que un Suizo podrá comprar muchas más hamburguesas al año que un pakistaní.

Por lo tanto, hagamos una lista con la relación que nos da el PIB per cápita dividido entre el precio de la hamburguesa y obtendremos ese número anual de hamburguesas que puede comprar ese ciudadano medio.

 

Big MacPIB per cápitaPIB/Big Mac
Noruega5.659701317170
Suiza6.828747512826
Japón2.993633212151
Estados Unidos4.795459711398
Reino Unido4.514565310123
Unión Europea4.05400289883
Arabia Saudí3.2244547642
España4302787570
Rusia1.88129266876
Argentina3.07128734193
China2.7475892770
Brasil4.28116042711
India1.831627889
Pakistán3.441343390

 

Como podemos comprobar en los resultados de esta tabla, una cosa es lo barato que a un ciudadano de los Estados Unidos le sale comer fuera de su país una Big Mac y cuánto ha de gastarse un ciudadano medio de esos países para comprarla.

En Noruega, y teniendo en cuenta los sueldos medios del lugar, comprar una Big Mac es algo realmente barato o que no supone un desembolso apreciable.

Un Noruego medio, por ejemplo camarero, podrá comprar 17.170 Big Macs al año con un salario típico.

Sin embargo, un salario estándar en Pakistán solo podrá comprar 390 Big Macs.

Podemos estar seguros que en algunos países comer en Mc Donalds es un auténtico lujo.

La diferencia entre esos países es de una relación de 43 a 1.

Si contásemos con países africanos podríamos encontrar una diferencia mayor incluso.

España estaría en un término medio, aunque aún así, una hamburguesa le supondría un esfuerzo dos veces mayor a un español que a un noruego.

Los argentinos están algo peor, teniendo un poder adquisitivo 4 veces menor que un noruego.

Como vemos, no es lo mismo comer hamburguesas en Karachi que hacerlo en Ginebra. Seguramente el consumo de Big Macs es bastante más alto en el segundo caso. No muchos ciudadanos pakistaníes pueden permitirse el lujo de comer una Big Mac.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero