El cuento del lobo feroz y las acciones de Bolsa

A pesar de lo que pueda parecer no voy a hablar de la película de “El lobo de Wall Street”, la cual es bastante interesante, por otro lado.

De lo que voy a hablar es de algo parecido al cuento para niños del “lobo feroz” pero en una versión bursátil, la cual se repite ciclo tras ciclo, mercado alcista tras mercado alcista, como si fuera una ley física ineludible, si bien no “perfecta”.

La bolsa, después de todo, no es una ciencia perfecta.

Todo el mundo conoce el cuento del lobo feroz.

De cómo aquel pastor travieso siempre avisaba a los vecinos sobre la supuesta llegada del lobo feroz, pero siempre resultaba ser mentira, para el regocijo y diversión del pastor.

No obstante, llegó el día en que el lobo apareció de verdad y cuando el pastor llamó a los vecinos nadie lo creyó.

El resultado fue que el lobo se comió las ovejas y el pastor terminó desesperado.

La moraleja nos dice que no es bueno mentir, ya que si bien puede producir diversión y beneficios a largo plazo, eventualmente hay que pagar por ello.

La similitud con la Bolsa no viene por la cuestión de la mentira, sino por el hecho de que todo mercado alcista tiene gran cantidad de correcciones más o menos apreciables en las que los bajistas siempre alertan de que ese puede ser el momento cuando llega el “lobo”.

Negocia CFDs de acciones con el líder mundial del sector

El 80.6% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

Normalmente, ocurre que el lobo no llega y el mercado alcista sigue su curso superando incluso los máximos anteriores. Así es como funciona un gran mercado alcista, uno que dura muchos años.

El problema es que a medida que el mercado alcista se va haciendo más largo y ha habido varias veces que el lobo hizo amago de aparecer, la gente se va volviendo más complaciente, en vez de más temerosa.

De un modo parecido al del cuento, eventualmente, llega un momento en que una mayoría del público deja de creer en el “lobo” y se vuelve optimista, pues su cerebro ha olvidado lo que significa un mercado bajista.

Estamos hablando del típico: “esta vez es diferente”.

Desgraciadamente, eso no es así.

Como nos recuerdan, por ejemplo, metafísicos como René Guénon, las cosas solo ocurren una vez, sin que en sucesivos ciclos vuelva a ocurrir nada igual. Sin embargo, las cosas sí suceden siguiendo reglas, por decirlo así, equivalentes.

No hay mercado alcista ni bajista eterno.

Cuanto más optimista se vuelve la gente, menos cree en la llegada del lobo. Cuanto menos cree en esa llegada, habrá más gente propensa al riesgo.

El desconocimiento de las leyes cíclicas de nuestra realidad hace que las masas acaben por entrar en tromba justo en los tramos finales de un mercado alcista en busca de una riqueza que parece fácil.

Al final, el lobo siempre acaba por llegar, y es en esos momentos cuando las masas menos preparadas están para ello. Por eso los grandes mercados bajistas son auténticos dramas donde los más inexpertos y crédulos son pasto de las “llamas”. Finalmente, y cuando el mercado rompe de verdad, las masas (el pastor) empiezan a liquidar de manera frenética e irracional.

El hecho es que cuanto más dura un mercado alcista mayor va siendo la probabilidad de que el próximo “recorte” sea el inicio del próximo gran mercado bajista. La historia está llena de esos ejemplos.

Rara vez un mercado alcista dura más de una década sin verse interrumpido por un mercado bajista del 40% o más.

 

Son ya varios avisos bajistas serios en estos más de seis años de mercado alcista en los EEUU
Son ya varios avisos bajistas serios en estos más de seis años de mercado alcista en los EEUU
En el IBEX el mercado alcista actual lleva menos años que en los EEUU, pero también han habido varios avisos del "lobo"
En el IBEX el mercado alcista actual lleva menos años que en los EEUU, pero también han habido varios avisos del “lobo”

El mercado alcista americano actual, por ejemplo, se caracteriza por ser uno de los más largos de la historia.

En este caso lleva más de seis años y va camino de siete. Solo dos veces en la historia hubo un mercado alcista más largo sin interrupción.

La corrección más seria fue la del 2011 donde el mercado cayó del orden del 19%, pero no se llegó al desastre.

Son varias las ocasiones en las que se ha gritado “fuego”, pero a día de hoy siempre resultaron falsas alarmas.

Los bajistas siempre estuvieron equivocados y el Dow Jones siguió subiendo.

A día de hoy tenemos otro de esos avisos importantes, con las bolsas emergentes y la de China en plena crisis.

De momento, y al igual que en las anteriores ocasiones, el mercado ha salvado la papeleta. Aunque todavía estamos lejos de decir que esta corrección haya terminado.

Lo que sí ha pasado es que después de dos días de locos, con niveles de volatilidad similares a los del 2008, la bolsa ha tenido uno de sus mayores rebotes de la historia, con casi un 10% en cosa de dos días.

¿Quién sabe?

¿Será este el aviso definitivo que el gran mercado bajista está a punto de comenzar?

¿O será otra falsa señal tras la cual el Dow Jones se recuperará para ir a los 20.000 puntos?

¿Cuántas correcciones más de este tipo más podrían darse antes de que encontremos al lobo de verdad?

¿O terminaremos de ver al lobo a finales de este verano?

 

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero