El eterno retorno de las hipotecas subprime

¿Quién no recuerda la famosa causa de la crisis de 2007/2008?

Si se le pregunta a mucha gente, sobre todo en los Estados Unidos, esta responderá que la crisis fue causa de las hipotecas subprime. Estas hipotecas no son otras que las concedidas con un perfil de mayor riesgo a elementos que en condiciones “normales” no se les hubieran concedido. Por supuesto, que hoy en día ya nada es normal, y todo funciona bajo los designios del socialismo, por decirlo de alguna manera.

Tales designios nos dicen que la tendencia cada vez más acelerada hacia mayores cuotas de socialismo es inevitable en este nuestro mundo. Ya sea en los Estados Unidos, Europa o cualquier otro sitio.

Como siempre, los líderes demócratas o socialistas de los diversos partidos mundiales son los encargados de introducir medidas para el supuesto “avance social”, para hacer que la gente sea más próspera.

Estos gobiernos son especialistas en introducir todo tipo de medidas para fomentar que los que tienen menos puedan llegar a la altura de los que tienen más.

 

La promesa socialista de una casa "fácil"
La promesa socialista de una casa “fácil”

Cortesía de OpenClips Pixabay

 

¿Qué alguien no tiene trabajo? Pues hay que facilitarle crédito igualmente.

¿Qué alguien tiene un récord de impagos enorme? Hay que darle más crédito para que pueda salir de su situación.

¿Qué un drogadicto que ha estado robando toda su vida y ha impagado muchas cosas no consigue crédito en condiciones normales? Habrá que cambiar esas condiciones para que consiga el crédito.

Así es como funciona el socialismo. Da igual si has tenido buen comportamiento o no. Da igual si has ahorrado o has gastado en viajes al Caribe. Al final, todos son iguales ante la ideología socialista.

 

Obama y el falso sueño de las oportunidades para todos

 

En la carrera frenética por intentar igualar a todos los hombres, altos y bajos, flacos y gordos, ahorradores y despilfarradores, tenemos al gobierno de Obama el cual está intentado por todos los medios expandir los créditos a 45 millones de ciudadanos que no cualificarían bajo condiciones normales o “naturales” de una economía. Esos ciudadanos incluyen inmigrantes ilegales.

Como vemos, las políticas del intervencionismo socialista no paran ni en periodos de (supuesta) “recuperación”. Así, tenemos que las crisis son usadas para imponer medidas intervencionistas, y las recuperaciones también.

Gobiernos de corte republicano o conservador no suponen ningún cambio significativo con estas políticas. Lo único que hacen, si acaso, es no crear muchas más regulaciones o intervenciones, pero en general no hacen nada. Dejan en pie la mayor parte de las intervenciones creadas previamente. Así, tenemos que el número de regulaciones, intervencionismos y políticas sociales van incrementándose con el paso de los años y sin marcha atrás.

¿Por qué querrá Obama obligar a los bancos a dar créditos a gente a la que nadie en su sano juicio prestaría ni un duro de entrada? ¿Prestaría Obama sus ahorros personales a esos individuos? ¿Por qué hacer que otros presten ese dinero de manera forzada?

Pues por una razón muy simple: la continuación imparable del sueño socialista futuro, el cual está, cada vez, más cerca.

El trabajo es simple y vamos a explicarlo:

  • Se fuerza la creación de esos créditos por la fuerza y, por tanto, fraudulentos.
  • Los bancos obtienen beneficios a corto plazo por ello. Contabilizan todos esos créditos como beneficios. Mejoran sus cuentas de resultados. Todo el mundo habla de lo bueno que va el negocio bancario.
  • Los que reciben los créditos se vuelven incluso más acérrimos votantes de las tesis socialistas para el futuro. No solo son “pobres” sino que dependen cada vez más de las dádivas de la socialdemocracia.
  • En un futuro, cuando la burbuja de crédito ilusoria se demuestre que es eso, es decir, una ilusión, habrá una gran cadena de impagos, en la cual, los deudores de bajo nivel crediticio (subprime) serán los primeros en no pagar.
  • La situación se va fuera de control y el Estado y los bancos colapsan. Pero es un falso colapso. El verdadero colapso lo sufren los ahorradores que eventualmente son destruidos y confiscados.
  • El gobierno futuro aprovecha la situación para echar la culpa en otros actores, como especuladores y “traidores” a la patria, y aprovecha para incrementar el control estatal en la economía, junto con el de las multinacionales. Los ahorradores, pequeños y medianos empresarios son completamente destruidos. Estos, además, suman menos votos siempre que los votantes de las tesis “sociales”.

Al final, el resultado final de las políticas socialistas es la de crear más socialismo, tanto a corto plazo como a largo plazo.

Para ello hay que destruir la prosperidad de los ahorradores del país, y crear la falsa sensación de “necesidad” del Estado.

En la lucha que se da entre ahorradores y deudores, ambos sufren. Los primeros porque son destruidos. Los segundos, porque a pesar de haber “vencido” en el corto plazo, sufren a largo, debido a la menor cantidad de “capital” en la economía. Esto es otra manera de decir que los progres viven mejor en un país con poco socialismo que en uno con mucho y poco capital. Miremos como vive un progre en Canadá y otro en socialismo.

De esa lucha, “nacional”, por decirlo así, los verdaderos vencedores son el Estado, el cual se hace más grande y más “necesario” para la gente, y las multinacionales, las cuales son tremendamente “móviles” y pueden entrar y salir de cualquier terreno con extrema facilidad, salvando su “capital”. Y no solo eso, sino que luego de la lucha “ahorradores-deudores” nacional, las mismas están en una posición de ventaja cuando se da la siguiente “reordenación” de los sectores económicos de la sociedad.

Por lo tanto, la solución de Obama para incrementar los créditos y el bienestar de las familias no es sino una falsa solución. Una, que a largo plazo perjudica a ahorradores y deudores (aquellos a los que pretende ayudar), que son la mayoría de la población.

Esa “solución” significa: la gran mayoría más pobre y los pocos (multinacionales y los allegados a los Estados) más ricos y, sobre todo, poderosos.

Lo triste del asunto, es que las masas creen de verdad que este tipo de políticas son las que traen la verdadera prosperidad.

Fuente: Investors.com

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero