¿El fin de la burbuja de las acciones biotecnológicas?

Los últimos días están viendo cómo las acciones están llegando nuevamente al mínimo del mini crash de hace unas semanas.

En el caso de las bolsas americanas, las mismas están a punto de llegar  a ese punto negro del pequeño “Black Monday”.

En el caso de las europeas, como el IBEX, el DAX o sectores como las biotecnológicas, la cosa pinta bastante más negra, pues los mínimos de aquel día han sido sobrepasados con creces y nos encontramos ya marcando mínimos en muchos casos.

¿Estaremos ante el inicio de otro nuevo gran mercado bajista o será esta otra falsa señal y volveremos a ver máximos de aquí a unos meses?

Los últimos años ha triunfado la segunda parte de la pregunta casi siempre, sobre todo en las bolsas americanas.

Otro cantar es en las bolsas de algunos países europeos, como Grecia, o China o Brasil, entre muchos otros.

Ciertamente, el mundo está como si fuera a entrar en un gran mercado bajista. O si no, no le ha de faltar mucho.

Huelo deflación por todos lados.

 

El IBEX está en territorio peligroso. A nada que las cosas se pongan feas, se puede ir muy muy abajo.
El IBEX está en territorio peligroso. A nada que las cosas se pongan feas, se puede ir muy muy abajo.

 

Como vemos en el gráfico, el IBEX está en territorio comanche, bastante por debajo de los 10.000 puntos, así como de la media móvil de los 200 días.

Ciertamente, la crisis de los refugiados, los grandes problemas en Brasil, Rusia, la crisis de la industria europea con Volkswagen a la cabeza, no presagian buenas cosas para el futuro.

Si en las crisis anteriores, Europa se vio con grandes dificultades para contener su crisis de deuda y aplicar “austeridad”, ¿Qué ocurrirá en la siguiente ronda de crisis? ¿Podrá aguantar Europa el envite de tantas fuerzas deflacionarias.

 

Serios problemas en las acciones biotecnológicas

 

Sin lugar a dudas, el sector ganador de los últimos años en Bolsa fue el de las biotecnológicas, las cuales subieron a un ritmo frenético estos últimos años, tanto que a su lado, los grandes índices parecen una miseria. Por ejemplo, comparándolo con el S&P 500, como podemos ver en el gráfico.

 

El S&P 500 se quedó muy atrás.
El S&P 500 se quedó muy atrás.

 

En un clásico ejemplo de burbuja, hemos tenido a gran parte de los medios oficiales, entre los cuales, muchos españoles, o americanos, como el famoso Jim Cramer, hablando alabanzas del sector. Este último incluso defendiendo que el sector no estaba sobrevalorado hace no muchos meses. Me pregunto qué dirá el día en que el mismo caiga un 70%.

 

Estas acciones han caído ya un 25% desde máximos, en lo que podríamos considerar ya como un mercado bajista, estando también, y de manera muy clara, por debajo de la media móvil de 200 días, y cayendo de una manera que parece que todavía no se ha encontrado el mínimo.

 

La caída parece que se está acelerando
La caída parece que se está acelerando

 

Sin embargo, la envergadura de la burbuja fue tan grande, que cuando lo vemos a largo plazo, con 5 o 10 años vista, esa caída del 25% parece una pequeña corrección.

Creo que esta burbuja de las biotecnológicas no creo que estalle sin caer, como dije, al menos un 70%, o más.

De cualquier modo, son ya bastantes las señales que nos están diciendo que los mercados están bastante calentitos, por no hablar de la cada vez más preocupante situación geopolítica con tropas rusas en terreno sirio y con fuerzas chinas camino de la región en lo que parece un claro desafío a los Estados Unidos.

¿Será en octubre?, como suele decir mucha gente.

Ya veremos, lo que sí parece ser es que al final no fue en septiembre, como de hecho había tantos rumores al respecto, aunque tampoco es que haya sido un mes muy tranquilo, al menos desde un punto de vista bursátil.