¿El mercado de bonos dando señales de que llega la inflación?

En los círculos económicos hay mucho debate sobre si vamos a volver a vivir una época de fuerte inflación, aunque más que debate lo que hay es un consenso bastante grande entre los expertos de que la inflación está al llegar.

Si eso es así una de las cosas que tendrían que ocurrir es el final del mercado alcista de bonos en los Estados Unidos de los últimos 35 años, ahí es nada.

bono americano a diez años
Esta ruptura técnica no se da todos los días, sin duda

Bien, sin lugar a dudas, uno de los gráficos que más base están dando a esa especulación es el de los tipos a 10 años, el cuál presenta una ruptura de tendencia técnica realmente notable, de esas que no se ven en décadas.

Independientemente de que los defensores de la inflación estén acertados o no, lo cierto es que esta ruptura es algo que no se daba desde épocas inmemorables, allá por los años 80, justo cuando el último gran mercado bajista de bonos terminó.

En este caso, podemos ver claramente como los tipos a 10 años están rompiendo una tendencia de 30 años de manera muy clara.

¿Nos estará diciendo algo realmente importante este gráfico?

Para mí no cabe duda de que estamos ante un movimiento realmente significativo, pero ahora voy a comentar el porqué, ya que dicha significación puede venir desde dos puntos de vista.

El primer punto de vista, el de la inflación, nos dice que estamos en el momento previo a entrar en la gran fase deflacionaria, cosa que, por cierto, la mayoría de economistas llevan defendiendo desde hace años y décadas.

Sin embargo, esa predicción no se llegó a cumplir durante la última década, a pesar de constantes avisos de que el año en cuestión era en el que la inflación explotaría por fin.

Al final nunca sucedió.

Lo más cercanos que estuvimos fue en los años previos al 2007, con la gran subida de los precios de las materias primas, en particular el petróleo y la burbuja inmobiliaria.

En esta ocasión hay similitudes con esos años: subida del petróleo, subida de la bolsa, “mejora” del mercado inmobiliario, etcétera.

Lo que pasa es que si vemos lo que ocurrió en el 2007, casi que deberíamos estar esperando algo contrario a una “fase inflacionaria”.

Es decir, fue justo en el 2007, después de varios años de subidas de los tipos a 10 años, que el mercado forzó la contracción, y a pesar de que la FED y el BCE inundaron el mercado con billones de liquidez, el resultado no fue la inflación masiva que todos esperaban.

¿Por qué?

Pues porque además de esa inyección masiva también se produjo una contracción masiva de crédito privado en los años que siguieron a la quiebra de Bear Stearns.

Esto último nos trae a la segunda visión del asunto: aquella que nos dice que el verdadero problema sigue siendo la deflación y que estas subidas de tipos de la FED, por presiones del mercado, evidentemente, serán finalmente la clave para desatar la próxima contracción, casi tal y como ocurrió en el 2007, cuando las subidas de tipos anteriores llevaron al credit-crunch final.

bonos americanos a largo plazo
A pesar de su corrección de los últimos tiempos, la tendencia alcista aún está intacta

A pesar de que esta tesis tiene “en contra” la ruptura técnica del gráfico de los tipos a 10 años, todavía tiene el tipo de interés a largo plazo a favor: el bono a 30 años, el cual todavía no ha dado señales de que su mercado alcista  (o bajista de tipos) haya llegado a su fin.

Por lo tanto, aquí tenemos a dos visiones totalmente opuestas en lo que es el próximo comportamiento de las economías mundiales, pues dependiendo de uno u otro evento, la cosa variará bastante.

Desde un punto de vista de “análisis técnico”, los defensores de la tesis de la inflación dicen que el bono a 30 años tiene que entrar en una fase bajista importante, rompiendo todos los soportes de las últimas décadas.

L a tesis de los deflacionistas dice que el crédito que hay en la economía es tanto que esta subida de tipos acabará perjudicando al mismo y que al final volveremos al ciclo vicioso de recesión, contracción y con ello nueva bajada dramática de los tipos, con el consecuente mercado alcista de bonos a largo plazo intacto.

Por lo tanto, ¿qué ocurrirá?

Sin duda, una confirmación por parte del bono americano a 30 años con el precio del mismo yéndose a 120 ya nos daría una doble-señal técnica de que esta “corrección” en la tendencia de los tipos podría tener más significancia.

Como dije al principio, viendo el panorama la opinión mayoritaria en Wall Street y en Europa es que estamos ante una crisis inflacionaria.

Las opiniones vienen por lados incluso contrarios. Es decir, la economía “oficial” y muchos de sus enemigos, como los goldbugs predicen mayor inflación. Por ejemplo:

  • En SeekingAlpha hablan constantemente sobre el monstruo inflacionario que está por venir
  • Bill Gross nos decía hace dos años que el fin del mercado alcista de bonos estaba cerca. Es decir, que dentro deno mucho empezaría un mercado secular inflacionario
  • En Forbes también, en este caso el autor Bryan Rich que dice que el oro está dando señales de que la inflación está aquí. (No sé de qué señales habla, pues si hay un mercado deprimido los últimos 5 años es el oro, y aún no ha roto ninguna resistencia clave, que yo sepa).
  • En Bussinesinsider creen que la corrección de los mercados tiene que ver con la inflación.
  • Cómo no, Peter Schiff también nos sigue diciendo que la inflación que acabará en la gran crisis está a punto de llegar (aunque lo lleva diciendo más de 10 años).
  • Marc Faber continúa hablando de la inflación por venir.
  • El legendario Jim Rogers, otro tanto de lo mismo, aunque al igual que los anteriores lo llevan diciendo desde el 2007, y visto lo visto no ha ocurrido nada de eso, sino lo contrario.
  • Incluso Hugh Hendry, el mítico hedge fund manager ingles, uno de los bajistas por antonomasia, no pudo evitar terminar su carrera en Ecclectica diciendo que su escenario macro era similar al de mediados de los 60, y que esperaba años de volatilidad en los tipos antes de que estos volvieran a entrar de lleno en el mercado secular alcista.

Proponentes de la deflación no hay muchos, pero el más testarudo es Mish Sheldock con su blog themaven, el cual sigue insistiendo que lo que nos espera más adelante es otra contracción de tipo deflacionario.

Otro defensor de la tesis deflacionaria, Harry Dent también lleva equivocándose años, pues lleva diciendo al menos desde el 2016, que el mercado de acciones ha de caer más de un 80%.

Al final esto es un poco cachondeo porque tanto los economistas  que defienden la inflación, tipo Rogers, Faber o Schiff han estado equivocados, y también lo han estado Mish o Dent prediciendo un mercado bajista desde hace tiempo.

Por ejemplo, aquí Peter Schiff, diciendo en el 2006 que la inflación se iba a comer a América.

Imagina el que le hizo caso y compró fondos de materias primas en 2007, por ejemplo.

Os lo digo de verdad, este mundo del trading y la inversión es muy complicado.

¿Quién acabará teniendo razón esta vez?

Creo que dentro de no mucho saldremos de dudas.

Saludos y buen trading.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

Deja un comentario