Elecciones en España preparan la tormenta perfecta

En España tenemos la situación idónea para que se desate la tormenta perfecta que tarde o temprano azotará a la economía y sociedad española de una manera tan dramática como Grecia o, quién sabe, Venezuela.

Las recientes elecciones no me han sorprendido en absoluto, salvo por el hecho de que Rajoy haya mantenido al PP como partido más votado del país, cuestión que no nos ha de extrañar pues el voto progresista ha estado fuertemente dividido entre los bloques PSOE y Podemos, además de IU.

De no haber existido esa división, la izquierda habría ganado por mayoría absoluta.

Esa es la realidad.

¿Es eso lo que necesita España para salir de la crisis?

Depende de lo que la definición “salir” sea para nosotros. Todos estarnos de acuerdo en el fin de la misma pero no en los medios.

Lo 100% seguro es que con los “Podemos”, España no solo no saldría de la crisis, sino que iría directa a una mega-depresión al estilo bolivariano, en lo que sería ya, no una crisis de paro y “chorradas” de esas, sino de cuestiones mucho más serias.

Esto, lo acabaremos viendo, de todos modos, pero tiempo al tiempo.

Tampoco es que defienda al PP, con el cual España no va hacia ningún lado, ni va a resolver el vergonzoso problema de paro que tiene.

En ese sentido, parece claro que la verdadera salida de la crisis estaría más cerca con un Podemos que con un PP. ¿Cómo?

Pues porque lo que necesita España es la quiebra completa de su economía y sociedad, de tal manera que la cosa pueda volver a un inicio y punto de equilibrio, que aunque pobre, sea algo más sano que lo que hay ahora.

Lo de ahora, con tasas de paro juvenil del 60% en algunas regiones, es ver a Saturno comerse a sus retoños y descojonarse de la risa.

Pues no, para seguir así, casi que mejor que cojan las riendas Podemos, empiecen a implantar controles de precios y confiscaciones de todo tipo y que reviente el Estado Español de una vez.

El único problemilla que puede haber es que se les vaya la cabeza un poco y decidan que lo mejor es cambiar la forma de democracia por una “participativa”, o lo que sea, es decir, una dictadura comunista, en cuyo caso, no habría mucho que hacer o por lo que preocuparse, salvo el salir del país para los que puedan hacerlo.

Pues bien, como era de esperar, el líder del PSOE no acepta las negociaciones con Rajoy, y ya está dando la mano a la izquierda para formar un gobierno “progresista”, es decir, una especie de Frente Popular versión siglo XXI.

¿Cuáles serán sus propuestas estrella?

¿Se acuerdan los ciudadanos que España está dentro de una cosa que se llama la UE, que es la que básicamente mantiene con vida el mercado de crédito español, y sin la cual, la totalidad del sistema monetario español colapsaría de manera cataclísmica?

Parece ser que no.

Pero harían bien en buscar en la hemeroteca, sin necesidad de ir muy atrás, por aquellos grandes líderes griegos del cambio, Tsipras y Varoufakis, de los que, por cierto, hoy en día apenas se habla. Cuando hace unos meses eran portada día sí día también.

Todos recordarán que Tripras se bajó los pantalones de manera vergonzosa ante la Unión Europea.

Muchos no entienden por qué lo hizo.

En realidad, es sencillo. Tsipras prefiere seguir en la UE al precio que sea que hacer lo que supuestamente debería haber hecho: salir de la UE y hacer un impago brutal de la deuda.

Pero claro, Tsipras y sus amigos saben que haciendo eso, el nivel económico de Grecia se iría de inmediato a la par del de Albania, por no hablar de lo que pasaría en el caso de que intentaran instaurar una dictadura comunista allí, en cuyo caso, los refugiados sirios se verían sorprendidos por la cantidad de balsas en dirección opuesta a la suya.

Tsipras lo que querría es una UE medio comunista, en la cual Grecia continúe subvencionada de por vida, aunque sea de manera disimulada.

Pero volviendo a lo anterior, con el precedente que tenemos en Europa, no solo con Grecia, sino con casi cualquier gobierno que haya sido cuestionado por la UE, desde Italia hasta Portugal, al final todo esto no es más que una mascarada, es decir, una pantomima.

El plan real de todo el asunto es algo mucho más complejo y global.

Las elecciones en España, aparentemente añaden mucha incertidumbre en el ambiente, pero es que en realidad, da igual quien gane.

Es decir, daría igual si el PP gana con mayoría absoluta otra vez, o si lo hiciera el PSOE, o Podemos, pues al final el final del camino es el mismo: la quiebra total del Estado español. Cuestión totalmente inevitable con la idiosincrasia social que hay en España, y ojo, que digo social, porque esto no solo atañe a la “política” o “economía”, sino a toda la nación y su sociedad.

Si ganar el PP por mayoría absoluta la bolsa habría reaccionado mejor, eso sí, al menos a corto plazo, pero yo no hablo del corto plazo, sino del hecho de que el PP y su base social es incapaz de solucionar el problema del país, pues la mayoría del mismo está como este mismo partido, en estado de somnolencia profundo, creyendo que es el Estado el que va a resolver la crisis y la papeleta al final. Cosa que aquí sabemos que es una trampa, y por tanto una mentira.

Lo que sí es cierto, es que con la incertidumbre que vamos a entrar en la política española, más nos acercamos a un episodio a la griega de la misma, con crisis financiera y todo tipo de problemas en los mercados de bonos, y por tanto en la bolsa.

Si Podemos entra en un gobierno directo con el PSOE e IU no hace falta ser ingeniero de la NASA para darse cuenta de que las medidas económicas que se empezarán a aplicar van a causar mucho revuelo y fango, en las ya grotescamente revueltas aguas españolas.

Se presenta un 2016 interesante.

 

De momento el bono no se ha sobresaltado mucho. ¿tendremos que esperar a cuando empiecen las propuestas económicas en firme sobre la mesa?
De momento el bono no se ha sobresaltado mucho. ¿tendremos que esperar a cuando empiecen las propuestas económicas en firme sobre la mesa?

 

¿Resisitirá este año también la prima de riesgo española?

De momento el bono ya ha dado un pequeño saltito, pero nada significativo. Me temo que la diversión está aún por llegar.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero