En qué invertir mi dinero

Hay muchas formas de invertir tu dinero, pero muchas de ellas no son las que podrás ver si haces una búsqueda por internet.

Por ejemplo, para invertir tu dinero no deberías usar:

Esas cuatro formas que he puesto no son para invertir sino para hacer trading, especular o apostar, simple y llanamente. Y me olvido de algunas más. No obstante, lo que quiero decir es que la palabra inversión se asocia a muchos mercados, productos, servicios y demás que no tienen nada que ver con inversión genuina.

Lo que hacemos cuando vamos a invertir nuestro dinero es poner el mismo en un activo que nos vaya a proporcionar ganancias a largo plazo, ya sea en forma de rentas, capital o al menos, en mantenerlo.

En qué invertir dinero

La mejor inversión en la era democrática, es decir, los 200 últimos años, son las acciones, sin lugar a dudas.

A pesar de que parezcan un activo muy peligroso y arriesgado, lo cierto es que las mismas han batido a todos sus rivales a largo plazo en rentabilidad, y con una seguridad y volatilidad bastante aceptable.

Solo en casos extraordinarios, de países que se convirtieron al comunismo, como la URSS, Cuba, Corea del Norte, Albania, Rumanía y muchos otros, la Bolsa y las acciones perdieron todo su valor. Pero también perdió su valor el resto de activos, los cuales fueron confiscados, ya fuera oro, propiedad inmobiliaria, bonos privados o públicos, o incluso divisas, que fueron destruidas en los procesos revolucionarios.

En el resto de los casos, las acciones siempre han acabado por dar mayores beneficios a largo plazo que el resto de activos.

En qué invertir el dinero

La volatilidad ha sido alta, pero tampoco tan alta como para hacerlas insoportables. Siembre ha habido mercados bajistas de acciones, pero raro ha sido el mercado de más de un 90%.

La mayoría de los grandes mercados bajistas rondan el 50% y no suelen ser muy habituales. Se dan de tiempo a tiempo.

Lo bueno de ellos es que el rendimiento de los dividendos se pone muy atractivo siendo periodos excelentes para invertir a largo plazo, para el que tenga capital y valentía en medio de esas bajadas, claro.

La clave en la inversión en acciones está en la diversificación, como con todo lo demás.

Lo más sensato siempre será invertir en una cartera diversificada de acciones a largo plazo.

La diversificación podría ser en sectores o países incluso.

Cuanto mayor sea el número de activos en la cartera, mejor.

Una manera de diversificar aceptable para los pequeños inversores es la compra de ETFs o Fondos de Inversión sobre los índices generales.

Ocurre lo mismo en la inversión en otros activos.

En qué invertir tu dinero

Imaginemos que compramos oro y lo guardamos en una caja fuerte en Suiza. Siempre estaremos con el riesgo de que nos roben ese oro en esa caja fuerte, ya sea porque la empresa sea un fraude o porque el gobierno lo confisque, aunque eso es muy difícil que pase en Suiza, como todo el mundo sabe.

Pero la posibilidad está ahí. Sin embargo, si tenemos el oro en cuatro países diferentes, será más difícil que perdamos todo el oro al mismo tiempo.

Difícilmente se instaurarán dictaduras comunistas en los cuatro países a la vez o las empresas que guardan el oro nos lo robarán.

Ahora sí, también es más probable que perdamos una parte del oro que teniéndolo en un solo sitio.

Pero a la larga, siempre es mejor la diversificación, ya sea en acciones, bonos de países, propiedad inmobiliaria, joyas o metales preciosos, objetos de lujo, etcétera.

Como ya comenté, debemos olvidarnos de la seguridad total en nuestras inversiones.

No hay inversión segura. Toda inversión tiene un riesgo inherente, ya sea de una u otra naturaleza.

Invertir mi dinero ahora

En cuanto a “dónde invertir mi dinero ahora”, es una cuestión muy complicada con la que tendrá que tener mucho cuidado, sobre todo si da con alguna persona muy interesada en ese “dinero” y le aconseja invertirlo en algún producto específico.

Siempre hará bien en ser bastante precavido, y en caso de invertir, hacerlo usted mismo. Así no habrá nadie más a quien reprochar si la cosa sale mal.

En cuanto a la situación actual, la cosa está bastante complicada.

La Bolsa parece bastante cara, después de seis años seguidos subiendo en los Estados Unidos. Ahora bien, si nuestra estrategia es la de invertir una cantidad todos los años, casi da igual como esté la Bolsa.

Lo importante sería añadir esa aportación todos los años, tanto si estamos en mercado alcista como bajista.

Al final ambos mercados se acabarán compensando y saldremos beneficiados unas veces y perjudicados otras.

Los bonos de los principales países están “caros”, después de treinta años subiendo y con tipos casi cero.

En qué debo invertir mi dinero ahora

Si queremos más rentabilidad tendremos que ir a países emergentes, pero ahí el riesgo de divisa es mayor.

Con rentabilidades del cero por ciento, los bonos japoneses, americanos o alemanes no parecen una buena inversión, y aún así, hay una gran demanda por los mismos. ¿Por qué será?

En cuanto a la inversión inmobiliaria, han pasado ya varios años de las burbujas española y estadounidense, pero los precios parece que no corrigieron todo lo que habría sido deseable, o al menos, tanto como lo hicieron en Japón en su momento. Otro mercado que está “raro”.

Los metales, la inversión favorita en caso de gran desastre mundial, también están en una situación de “stand by”, después de tres años de mercado bajista.

Si bien los mismos pueden subir o bajar a corto o medio plazo, una pequeña participación de oro, preferiblemente físico, no es una mala opción para alguien que quiera tener un pequeño “seguro” por si las cosas se ponen feas.

Vamos, que aparte de la cartera de bonos, el depósito, el efectivo y las acciones, no estaría de más tener alguna que otra moneda de oro, por si acaso.

Siempre es difícil “invertir nuestro dinero”.

Todas las situaciones se presentan siempre con incertidumbres, y ahora no es una excepción.

Suerte y buena inversión.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero