¿Es buen momento para invertir en Telefónica?

Eso dependerá de la persona a la que le preguntemos.

Estarán los siempre-alcistas para los que cualquier momento es bueno para invertir ya que la Bolsa “siempre” sube a largo plazo.

También estarán los siempre-bajistas, para los que nunca es buen momento para invertir, o casi nunca.

Luego tendremos los términos medios de ambos grupos, con aquellos que no están dispuestos a comprar a cualquier precio, sobre todo cuando se va a invertir a largo plazo.

¿Quién no conoce a Telefónica en España? La madre de la tan odiada y, al mismo tiempo, querida Movistar y principal empresa de telecomunicaciones del mundo hispano.

El negocio está bastante diversificado en muchos países europeos, como Inglaterra y Alemania, entre otros; además de en toda Latinoamérica, donde la compañía es empresa de referencia en muchos países. Pero, como es obvio, el negocio principal está en España, donde la empresa era monopolio hasta no hace muchas décadas. Y aún sigue siéndolo en parte, pues como ya sabemos, este tipos de negocios son del tipo “Crony capitalism” o capitalismo de Estado, donde todo está regulado, y la entrada de competencia casi vetada.

Están los cuatro que están, y las normas que hay no dejan que surja competencia de otro tipo, o lo hacen casi imposible.

En cierto modo, digamos que parte del negocio de Telefónica se realiza en los pasillos gubernamentales. Por lo tanto, tenemos un negocio bastante asegurado.

Para que esto quiebre, tela marinera, tendría que haber una auténtica hecatombe.

Es decir, la única manera de que Telefónica falle es una nacionalización por parte del Estado, y eso ya son palabras mayores a día de hoy. Pero como comenté con lo del Capitalismo de Estado, Telefónica es ya en cierto modo, del Estado, sin serlo.

Por eso, invertir en Telefónica es tan “seguro” y tan querido por los amantes de los dividendos suculentos. Se trata de un negocio con los ingresos más o menos garantizados, y con los precios “pactados” con el Estado. Una suerte de oligopolio donde es difícil perder por efecto de la competencia.

No obstante, esta crítica es también una alabanza a esa misma seguridad en la inversión.

Es cierto que Telefónica es una de las empresas más sólidas del panorama bursátil español, y una de las que paga mejores dividendos. De hecho, se caracteriza por haber pagado muy buenos dividendos.

Esta empresa paga unos dividendos de entre el 5 y el 10% de rentabilidad, lo que no pueden igualar muchas compañías. Por eso no nos debe extrañar que esta empresa no sea una con la que debamos esperar grandes ganancias de capital.

El precio de la acción lleva 10 años estancado, aún se mueve por los niveles del 2005.

 

Análisis técnico y fundamental de Telefónica 2015

 

No soy muy amante de los análisis técnicos ni fundamentales, pero viendo el gráfico a largo plazo, podemos ver claramente que la acción es de las que peor comportamiento ha tenido en los últimos tres años de mercado alcista del IBEX. Un indicador de escaso interés de compra por parte de los inversores institucionales.

Sinceramente, viendo el comportamiento del precio últimamente, es una de las peores acciones para hacer trading a corto o medio plazo, para los que prefieren ese estilo de operación. El movimiento alcista de los últimos tres años palidece con respecto al que tuvo después del primer mercado bajista de los años 2000.

 

La supuesta recuperación española no ha dado de mucho para momento. ¿Subirá hasta los 18 euros antes de que llegue el próximo gran mercado bajista? ¿Veremos a la acción cotizando cerca de 2 o 4 cuando llegue el mismo?
La supuesta recuperación española no ha dado de mucho para momento. ¿Subirá hasta los 18 euros antes de que llegue el próximo gran mercado bajista? ¿Veremos a la acción cotizando cerca de 2 o 4 cuando llegue el mismo?

Cortesía de Prorealtime

 

De todos modos, no deberíamos ver esta acción como una en la que vayamos a ganar grandes cantidades de capital, sino una acción en la que sería interesante entrar en buenos precios para conseguir el mejor “valor” y dividendo posible.

¿Está la acción en un momento así?

Lo dudo. De hecho, y teniendo en cuenta los niveles de los mercados americanos de acciones, con un PER10 cerca de máximos históricos, solo es cuestión de tiempo que tengamos un nuevo mercado bajista global, el cual llevaría las acciones de Telefónica a precios mucho más atractivos que los actuales para entrar.

La acción puede subir, junto con el mercado general, otro 50% sin problemas, pero el momento del mercado bajista general se aproxima, y en un mercado así, no escapa ninguna acción de este tipo ni de casi ningún tipo.

El PER actual está rondando entre 13 y 16, lo cual no es una mala cifra. Es decir, que por comprar esta acción ya nos pagan una buena rentabilidad. No obstante, repito el riesgo macro global. Si nos enfrentamos a un mercado bajista global, y europeo en particular, no debería extrañarnos ver como esta acción se va por debajo de los 8 euros, e incluso mucho más abajo aún. De hecho, mi objetivo en euros para un próximo mercado bajista estaría más cerca de valores de mediados de los 90 que del precio actual. Si eso sucediera, quizá tendríamos una buena oportunidad de entrar a buen “valor”.

Las cifras financieras de los últimos años no me gustan demasiado, sobre todo el hecho del aumento de la deuda en un escenario de disminución de actividad de negocio general, y con todos los ratios empeorando de manera significativa, como el EBITDA, el BPA ordinario, ROA, ROE, etcétera.

En particular, la relación de la deuda con el EBITDA se ha deteriorado significativamente. De alguna manera, la empresa debe más y gana menos. Y eso que llevamos años de “recuperación” no solo en España.

Deuda/EBITDA

200920102011201220132014
1.952.582.912.452.402.97

 

Comprar acciones de Telefónica

 

Por lo tanto, y sobre todo, teniendo en cuenta la situación macroeconómica nacional e internacional, no veo un momento atractivo de comprar acciones de Telefónica.

Si con el BCE inyectando no se sabe ni cuantos decenas de miles de millones de euros todos los meses en los mercados de capitales europeos, tenemos un comportamiento de la acción y de la “recuperación” económica tan mediocres, me pregunto qué pasará cuando la siguiente recesión castigue a los Estados Unidos o Alemania. Más aún, teniendo en cuenta que las economías avanzadas han incrementado sus niveles de deuda hasta límites insospechados en los últimos años.

No obstante, creo que la acción podría presentar una buena oportunidad para entrar en un medio plazo, en medio del desarrollo del futuro mercado bajista, justo cuando haya bastante miedo en los mercados. Lo que pasa es que en un momento así pocos tendrán las agallas de comprar, pues los nervios estarán a flor de piel.

Como siempre, tanto si se hace más adelante, como ahora, siempre deberíamos realizar una compra de esta acción como parte de una cartera amplia y diversificada, porque nunca sabemos lo que puede pasar con los valores individuales. Tan pronto se pueden multiplicar por 20 o irse a cero. Telefónica, a pesar de su supuesta seguridad, tampoco es inmune a esto, sobre todo por el lado de las nacionalizaciones, tanto en España como en otros países sensibles en el tema, de los que hay algunos en Latinoamérica.