¿Es buena idea invertir en acciones de Apple?

¿Cuál es el artilugio tecnológico más usado en esta década del Siglo XXI? O al menos, ¿Cuál es el mercado tecnológico de consumo de mayor crecimiento de los últimos años? La respuesta a estas preguntas se contesta a sí sola cuando miramos a nuestro alrededor en la calle. Esa respuesta es: el móvil o su sucedáneo, las tablets. ¿Y quién produce el modelo móvil más famoso y más buscado del mundo? Apple. Teniendo en cuenta esos datos no es difícil darse cuenta de que esa empresa ha de ser una más poderosas del mundo. Tampoco debe sorprendernos que la misma haya tenido un crecimiento excepcional, tanto en bolsa como fuera de ella.

Al contrario que buena parte de los grandes colosos actuales de las redes sociales y demás empresas relacionadas con el mundo de internet, Apple es una empresa con un largo recorrido en bolsa. No salió hace “dos días” como Facebook. Si nos vamos a 1985 y teniendo en cuenta los precios de hoy, Apple cotizaba a 0,25$ la acción. Comparado con los 110$ de hoy día, significa una revalorización de más del 40.000%, o sea el valor se ha multiplicado por más de 400. ¿Quién tuvo la suerte de ver en aquellos años que Apple llegaría a ser la empresa más emblemática de nuestros días? Evidentemente muy pocos. Nadie podía saber hace 30 años donde iba a estar esta empresa hoy. Al mismo tiempo había empresas muy prometedoras que a día de hoy hace tiempo que pasaron a la historia, o quedaron en coma para siempre, como JDS Uniphase.

 

burbuja nasdaq

 

El camino por el que transitó Apple no ha sido, sin embargo, de rosas. Sin tener en cuenta los innumerables problemas empresariales que tuvo que pasar en su debido momento (como cualquier empresa), la cantidad de mercados bajistas de la acción es impresionante; y no mercados bajistas cualquiera. Lo cual, en cierto modo, viene de manera conjunta con los mercados alcistas exuberantes de esta acción. Dicho de otra manera, si queremos volatilidad al alza es normal que tengamos volatilidad a la baja.

De hecho, los años ochenta y noventa no fueron nada fáciles para Apple. En los ochenta sufrió dos granes caídas del 50% de manera casi consecutiva, y en los principios de los noventa otro gran mercado bajista del 80% que duró muchos años y que parecía no tener fin. Más tarde, y con la burbuja final del Nasdaq pudo despegar más de un 1000% en tres años para luego volver a caer otro 80% en el colapso de la misma. Luego sufrió varios mercados bajistas más durante los dos mil, de cerca del 40%, 70% en 2008 y el 50% en el 2012 en ausencia de mercado bajista del mercado general.

 

acciones Apple años noventa
Los noventa no fueron fáciles para Apple

 

 

Como se ve, incluso una de las mejores acciones de la historia de la bolsa tuvo que sufrir una cantidad enorme de mercados bajistas antes de estar donde está ahora mismo: dos del 80%, uno del 70 y varios del 40 y 50%. ¿Quién puede aguantar tantos mercados bajistas? Alguien que tuviera claro que el modelo de negocio era el adecuado. Alguien como Steve Jobs. No obstante, estoy seguro de que no fueron pocos los que compraron acciones de Apple justo antes de alguno de sus colapsos, y las vendieron presa del pánico meses después cuando su inversión valía el 50%. La decisión correcta en este caso hubiera sido mantener a cualquier precio. Simplemente aguantando desde el año 2001, cuando la acción cotizaba a un 1% de su precio actual, seríamos de oro.

¿Pero se repetirá dicho proceso en el futuro? Creo no equivocarme si digo que difícilmente vamos a ver como la acción de Apple se vuelve a multiplicar por 400 en treinta años, por no decir que será imposible.

 

Apple burbuja

 

Apple probablemente seguirá siendo el líder en el mercado rey del consumo del Siglo XXI por bastante tiempo. Sus iPhones y su iPads seguirán mandando en el mundo de las comunicaciones instantáneas móviles. Pero como toda empresa líder indiscutible de su sector, tendrá que afrontar grandes retos, pues siendo el líder siempre será más “fácil” para la competencia intentar “copiar” el modelo del mismo. Esto siempre hace que la empresa líder, una vez alcanzado cierto tamaño, como el caso de Apple, tenga grandes dificultades para seguir creciendo como antes. ¿Seguirá creciendo? Casi seguro, pero a un ritmo más pausado. La época de hacernos ricos con Apple ya pasó hace tiempo. Desde un punto de vista inversor podríamos considerarla como una empresa “conservadora”, si es que vale ese término para los mercados de acciones. Aquí no estamos apostando por un chicharro o modelos de futuro, sino por el líder presente de la tecnología de la comunicación de consumo mundial.

Ahora bien, y al igual que en el caso de Google, o cualquier otra acción que analice ahora mismo, no puedo quitarme de la cabeza el hecho de que nos encontramos en un momento del ciclo bursátil en el cual, ir largo en acciones a largo plazo se me antoja, cuando menos, peligroso.

No es solo que nos encontramos en medio de una crisis que no tiene visos de haber acabado (de hecho creo que la parte más “divertida” no ha ni empezado), sino que el mercado subyacente de Apple, el Nasdaq, lleva cinco años ininterrumpidos de mercado alcista habiendo subido más del 400%. En términos técnicos podríamos decir que el Nasdaq, y sin necesidad de considerar ciclos de Kondratiev ni nada de eso, está sobrecomprado. Aunque ya deberíamos saber que esto no son más que especulaciones, y puede ser que el Nasdaq vuelva a subir otro 400% sin corrección sin ningún problema. Solo digo que la probabilidad de que ello ocurra no es muy alta sin que haya un mercado bajista significativo de por medio.

Cuando digo significativo, puede ser de un 60 o un 80%. ¿Nos imaginamos “invirtiendo” 20.000 € en Apple a mediados del 2015 para, nada más hacerlo, iniciarse un gran mercado bajista que haga que la acción caiga un 80%? ¿Aguantaría viendo mi inversión de 20.000 € convertida en sólo 4.000€? Este mundo de la inversión es muy duro, sin duda.

De todos modos, y a pesar de lo dicho en el párrafo anterior, Apple a día de hoy presenta un modelo de negocio y unos números financieros excelentes. Invertir o no en la misma depende de muchos factores. En mi caso particular, me gustaría más “invertir” con un buen descuento. Ya veremos qué ocurre.

 

PD: Este artículo tiene objetivo solamente educativo y de entretenimiento. En ningún caso tomes una decisión de inversión basándose en el mismo. El mundo de la inversión es muy peligroso. Aviso Legal

Gracias por leer y compartir