¿Es buena idea invertir en Tron?

Hay que reconocer que Tron es una de esas criptomonedas que llama mucho la atención, y no creo ser el único al que le pasa esto.

¿El motivo?

Pues lo que ya casi todos sabéis: el mismo nombre que el clásico de ciencia ficción, que además, tiene mucho que ver con el entramado “digital” en el que nos estamos metiendo.

De hecho, supongo que el creador de este tejemaneje tomaría el nombre del clásico de cine y su secuela, más que nada por intentar sacar partido del tirón del nombre. Y visto lo ocurrido hasta ahora – a fecha del artículo Tron es la sexta criptomoneda mundial en volumen – si el motivo del nombre fue la película, no les ha ido mal.

Está claro que Tron tiene uno de los nombres de criptomoneda más atractivos, siendo una de las razones para que gente como yo – amantes del cine de ciencia ficción – se interese por la misma. En este sentido es una criptomoneda similar a la NEO – esta otra tomando el nombre de Matrix – que intenta sacar partido del tirón que ambos nombres tienen en el subconsciente de las masas.

Este tema es bastante bien conocido en la historia de los mercados financieros, con la burbuja del Nasdaq como mejor representante del asunto y la marabunta de empresas que se crearon con nombres “tecnológicos” con prefijos o sufijos tipo “net”, “com”, “web”, “tech”, etcétera, de tal manera que los mismos atraían la atención de los inversores (especuladores) nada más salir al mercado, provocando grandes subidas especulativas en corto tiempo, sin la más mínima base fundamental en que apoyar las mismas.

Esto del Tron, independientemente del “valor” de dicho proyecto, tiene un efecto parecido, porque aquí están tirando del “efecto llamada” de una película que además fue pionera en presentar la realidad digital tan de moda en nuestros días.

La película en sí, es un avance, allá por los 80, de lo que sería un mundo virtual en el futuro, con la posible caída de los humanos en dicho mundo digital, con “programas buenos” y “programas malos” luchando entre sí. La misma tiene un parecido aterrador con lo que podría convertirse el futuro mundo del “blockchain” digital, si logran que los humanos caigamos en los dominios del mismo, y hay muchos datos que indican que los tiros podrían ir por ahí.

Parece ser que hay muchos interesados en que nos metamos de lleno en el mundo virtual, y algo me dice que no para nuestro beneficio precisamente.

Pero independientemente del asunto peliculero y del Matrix digital, vamos a ver un poco de que va esta criptomoneda tan llamativa.

¿Qué es Tron?

Pues Tron no es más que otro proyecto blockchain creado por un chino – bastante joven por cierto – cuyo objetivo es desbancar a los grandes proveedores de contenido en internet como Facebook o Youtube.

El creador, un ex-empleado de Alibaba con 26 años, Justin Su, logró reunir 350.000 seguidores de Twitter con lo que no le fue muy difícil la promoción de su criptomoneda. Además, la elección que hizo del nombre fue un éxito total.

Es más, en la web principal de Tron podemos ver no solo las cuentas sociales de la “criptomoneda”, sino al lado de estas las del tal Justin. Aquí por lo que veo tenemos un poco de culto a la persona. Imagina que en la página de Facebook tenemos al Zuckerberg promoviendo su cuenta de linkedin.

Entonces, al parecer Tron es un network y dentro del mismo tendremos que utilizar la divisa de esa plataforma, denominada Tronix. ¿Aquí el tema ya se empieza a volver confuso, no?

Que si una criptomoneda; que si esa criptomoneda es en realidad una plataforma; que si en realidad necesitaremos otra criptomoneda para la misma; etcétera.

Yo de entrada, ya me pierdo, como casi siempre con estos casos de las criptomonedas.

Otro tanto a favor de esta “criptomoneda” es el hecho de contar con importantes alianzas, tales como oBike o Wei Dai.

Bien, entonces Tron pretende descentralizar la red.

Pero, antes de continuar, yo me pregunto, ¿no se supone que la red es descentralizada?

A veces, me da la sensación de que el objetivo principal de estas empresas es justo lo contrario: centralizar la red.

Según la web de Tron, la misma tiene un rendimiento muy superior a Bitcoin o Ethereum, con 2.000 transacciones por segundo, por 25 de Ethereum o 5 de Bitcoin (aunque no me preguntes qué tipo de transacciones).

Así mismo, el proyecto de Tron presume de tener una gran producción de aplicaciones, que además abarcan una gran variedad de proyectos y funcionalidades.

Para el que quiera investigar más sobre muchos de esos proyectos de Tron, puede visitar su página de github o ver el diseño de la arquitectura en PDF.

Por lo tanto, por lo que podemos ver, uno de los principales objetivos de Tron es convertirse en una plataforma de entretenimiento online de tipo blockchain con el objetivo de ser la referencia mundial en el asunto.

Esto es importante, porque en cierto modo ya nos están diciendo que para que la inversión en esta “criptodivisa” tenga éxito, tendríamos que asistir al nacimiento de una plataforma de medios masiva que lograría desbancar a Facebook, Youtube y demás – suerte con eso.

Con el protocolo los usuarios pueden publicar o almacenar datos de una manera descentralizada.

Por ejemplo, Peiwo App es el primer “producto” de Tron, con más de 10 millones de usuarios.

Entonces, ¿de qué va el Peiwoo este?

Pues al parecer tiene que ver con un tipo de servicio de webcam de tipo voyeurístico de “estilo chino”, pero sinceramente no lo tengo muy claro porque la información al respecto es bastante confusa, y claro, lo que está en chino es complicado descifrarlo para las mentes del “oeste”. Reconozco que este punto es de los que menos me gustan del tema “Tron”, porque estamos en desventaja – con respecto a los chinos.

En fin, que después de tanto royo, no creo que las cosas hayan quedado muy claras sobre si hay que invertir o comprar Tron, o no.

Vamos a ver un poco la evolución del precio.

Invertir en Tron en 2018

tron analisis tecnico
Notar la directriz alcista de rebote en el 2018.

Lo primero de todo, tenemos que tener en cuenta que Tron es una de las criptomonedas con más volumen de trasnacción, cosa que alcanzó en menos de un año de existencia, lo que prueba el tirón de este proyecto.

Para llegar a tal posición en el mercado Tron tuvo que tener un mercado alcista de aupa, y así fue, pues en la locura de finales del 2017, llegó a multiplicarse por 100 en cuestión de un mes, pasando de 0,002 a 0,2, en lo que fue una de las sensaciones del mundo cripto.

Luego vino el colapso generalizado del mercado, pero con caídas también brutales, de más del 80%.

Espero que no fueras de los que fueron trincados cuando el precio estaban en 0,2.

Por otro lado, no creo que muchos compraran cuando el precio estaba en 0,002 en noviembre del año pasado.

Después de haber besado los suelos en febrero y marzo de este año, Tron subió un 300%, desde 0,025 a casi 0,1, en uno de los mayores rebotes del año en el mercado cripto, y muy por encima, ciertamente, del de Bitcoin.

Con este panorama tenemos a una de las criptomonedas más volátiles del mercado, aunque ello no garantiza que vaya a seguir siéndolo; más que nada por el hecho de que al convertirse en una de las “grandes” ya no debería tener el “apalancamiento” que tenía al principio. De ahí que los que busquen emociones fuertes quizá deberían irse a buscar proyectos que estén recién iniciados, y rezar un poco para que estos salgan bien, al menos desde el punto de vista especulativo; que otra cosa es desde el punto de vista utilitario-real.

Hoy en día el precio de Tron parece encontrarse en el interludio típico que existe antes de una nueva fase alcista o bajista.

Teniendo en cuenta el lugar en el que el precio está “descansando”, alrededor de los 0,059, podríamos decir que el mismo está mostrando una directriz alcista de corto-medio plazo, lo que sería una “señal de compra”, o de que el mercado puede estar poniéndose interesante otra vez, luego de las turbulencias de principios de año.

La verdad que desde un punto de vista especulativo parece un buen punto para comprar, con algo de valor, después de la caída masiva de principios de año, pero con algo de momentum alcistsa, luego de la subida de primavera.

¿Qué puede seguir cayendo?

Seguro.

Es más, podemos incluso penetrar en territorio mucho más bajista, sobre todo si Bitcoin tiene un nuevo descenso significativo, que arrastraría al resto de mercado cripto.

A día de hoy está complicado ver qué es lo que va a pasar con esta burbuja, pero por alguna razón, algo me dice que todavía la misma no ha terminado, y que hay bastante posibilidad de que volvamos a tener un subidón de órdago.

Mi opinión de Tron

¿Qué quieres que te diga?

A mí lo que me gusta de esta criptomoneda es el tema peliculero.

Una película visionaria que ya estaba previendo que el futuro iba a ser un mundo totalmente digitalizado, en el que programadores, y programas buenos y malos interactuarían de manera dinámica, tal y como nos van mostrando con los proyectos blockchain, los cuales parecen ser una especie de intento de construcción de un mundo digital a la “Tron”.

En este caso solo me pregunto quién será el malote CCP en el mundo token, así como quien será “Tron”, el bueno de la película; porque una cosa está clara: si somos capaces de interactuar en un mundo digital en un futuro, deberíamos esperar programas buenos y programas “malos”, así como anomalías en el sistema.

En cuanto al tema del proyecto en así – olvidándonos de la película – he de reconocer que el mismo no me impresiona, porque todavía no veo el valor suficiente que me podría animar a apostar de verdad por un proyecto así.

Es decir, seguimos en las mismas.

Facebook o Google son dos empresas del sector online, que tienen sus acciones, balances de situación, beneficios, dividendos (o no).

¿Qué tiene el proyecto de Tron?

Tokens y muchas promesas sobre que ahí vas a ser el dueño de tu contenido y demás, al contario que en Youtube, por ejemplo.

Yo la verdad, que con activos así prefiero especular.

Para invertir prefiero comprar acciones de BHP Billiton o Yandex, o incluso Alibaba, por ejemplo.

Por cierto, por lo que veo en la red, la mayor parte de la compra e interés en Tron es para especular, y ya deberíamos saber cómo suele terminar eso.

Saludos y buen trading

Deja un comentario