FEMEN y la contradicción de Europa

RT (la antigua Russia Today) ha publicado hoy una noticia de lo más curiosa. En ella se nos habla de la paradoja de un ataque de activistas de FEMEN a un acto del partido de Le Pen, el partido nacionalista francés.

Las activistas de FEMEN, desnudas como de costumbre, interrumpieron un mitin que se estaba celebrando junto a un monumento a Juana De Arco, de ahí la sorpresa de los editores de RT y declarar tal evento como una paradoja.

Sin embargo, el que el sabotaje tuviera lugar en un monumento a Juana de Arco, no deja de ser una mera anécdota. Probablemente, la mayoría de las FEMEN no les preocupe la actividad de Juana hace muchos años. Es más, puede que la consideren una mala imagen para el feminismo, viniendo de una época más religiosa. No sé.

El hecho, es que la verdadera paradoja, la verdadera cuestión del asunto radica en el problema que está llevando a muchos franceses a optar por la opción nacionalsocialista de Le Pen.

En ningún país europeo tiene ese movimiento una fuerza tan grande como en Francia.

Recordemos que el movimiento nacionalsocialista francés es por un lado, socialista y por otro nacionalista.

Sus políticas básicas son: socialismo en la economía, con numerosas regulaciones, y nacionalismo con preferencia para los franceses y una política mucho más dura con respecto a la inmigración. Básicamente, no se diferencia mucho de la política que le gustaría a FEMEN.

En lo económico, ambos movimientos presentan ideas casi iguales, si bien supongo que FEMEN opte más directamente por una economía de tipo soviético.

Donde las diferencias son grandes es en el tema inmigratorio. Las chicas de FEMEN quieren un mundo sin barreras a la inmigración, lo que implica que son partidarias de una mayor inmigración en Francia.

Por el contrario, la fuerza que ha hecho crecer al partido de Le Pen, ha sido precisamente la fuerte presencia inmigratoria en el país galo, con un crecimiento exponencial en las últimas décadas.

A día de hoy Francia es el país con la mayor población musulmana de Europa. Según algunas cifras oficiales podría estar en el 7,5%. Según otros, bien podría estar ya en el 10%.

Esto así, en cifras, no suena a gran cosa, pero hay territorios en Francia donde la población musulmana es bastante grande, sobre todo en París, y en el sur de Francia, donde se dice que son cerca del 40% de la población de Marsella.

De alguna manera, la sociedad francesa no está digiriendo esa llegada masiva de inmigrantes a sus principales ciudades.

Las hostilidades que se respira en el país es evidente. Una cosa es lo que sale en la tele y otra es la realidad. Hay zonas de París y el sur de Francia que son “no go” para la policía. Háganse una idea.

Eso, unido con el hecho de que en Francia también hay paro, ha hecho que la gente se escore más al lado nacionalista. En España solo se da el factor del desempleo, pero nada más. De hecho, el pasado franquista actúa como una muralla de forma ideológica.

En Francia, al no tener ese pasado, digamos que se “acepta” un poco más. Un partido así a día de hoy en España es impensable.

Pero, volviendo al tema. Tenemos por un lado, una reacción de sectores de la nación francesa ante un incremento masivo de la inmigración francesa, y por otro a FEMEN y otros movimientos feministas y de corte progresista atacando al nuevo partido francés.

Una mezcla explosiva, sin duda.

La verdadera paradoja es, desde mi punto de vista, que este tipo de activistas y otros movimientos de corte progresista nunca van a asaltar actos públicos de movimientos musulmanes; no digamos en Argelia, por ejemplo, sino, ni siquiera en Francia.

Vamos, que no tienen lo que hay que tener para ir a un acto de algún colectivo musulmán o una mezquita y ponerse a protestar desnudas.

Pero, es ahí, en ese pequeño detalle, donde vemos la verdadera intención de FEMEN y movimientos similares.

No las vas a ver nunca en un mitin de un partido islámico, pero sí en uno nacionalsocialista europeo.

El hecho, es que dichos movimientos buscan una cosa muy clara. La única alternativa en la que Europa podría vivir unida, entre musulmanes y europeos: una Europa comunista.

Solo en una Europa así, podría mantenerse la unidad de Francia en un futuro. Y a eso es a lo que aspiran estas chicas. Aspiran a destruir a Francia y a los musulmanes. Porque, todo hay que decirlo; en un estado totalitario a la soviética tampoco habría cabida para partidos musulmanes. Ni musulmanes ni no musulmanes, solo el gobierno totalitario.

Cualquiera que sabe un poco de historia sabe que cuando las poblaciones se asimilan en una medida moderada, no suele haber grandes problemas. Ahora, cuando las inmigraciones masivas traen a segmentos de población foránea similar a zonas de otro país y se forman mayorías de esas poblaciones en el nuevo país, entonces solo es cuestión de tiempo que estallen conflictos irresolubles. Véase el ejemplo de Kosovo.

Un sur de Francia, o una Marsella con un 60 o 70% de musulmanes, no pasaría mucho tiempo hasta que eligiera partidos radicales o religiosos. En un escenario así, la convivencia se deterioraría de manera radical irremediablemente.

Por eso, el acto de FEMEN ayer es tan paradójico. El problema que tiene este grupo no es evidentemente contra el “machismo”, sino contra el “fascismo”, o cualquier otra ideología que esté en contra de la sovietización.

Visto esto, Francia es un caldero que se va calentando que algún día va a estar a punto de estallar. La situación interna es mucho peor de lo que creemos. En ese sentido, la situación de España es mucho mejor. Tiene muchos inmigrantes, pero no tan concentrados en una religión o un área. En Francia, la gran mayoría son musulmanes del Norte de África. Y no suelen dejar la religión a pesar de asentarse allí por varios decenios.

Me pregunto qué plan tendrán las de FEMEN para convertir a esta gente en el futuro. Aunque, evidentemente, dicho plan es a través de medios totalitarios. En una dictadura donde se prohíban las religiones, directamente. Cosa que no creo que, en el fondo, les haga gracia a los inmigrantes musulmanes.

Con todo este revuelto, Francia es un país en el que veo las cosas bastante negras de cara al futuro.

Desde un punto inversor, es un país que me da terror. Pero, no es que la situación en el resto de Europa sea mejor.

Ya vemos como está el panorama. Tanto por un lado, como por el otro, solo vemos propuestas intervencionistas y más Estado; mucho más de hecho.

No parece un panorama muy alentador para la prosperidad futura de Europa.

Les deseo suerte a las chicas de FEMEN cuando vayan a protestar a las afueras de una mezquita en Marsella.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero