¿Funcionan los backtestings en Bolsa y trading?

Una de las cosas que más hace alguien que se mete en el mundo de la Bolsa y el trading es mucho backtesting, esto es, el análisis y estudio exhaustivo de los precios pasados para intentar conseguir un sistema de trading que dé con el milagro de convertirnos en traders millonarios.

El problema principal de los backtestings es que los mismos son hechos casi siempre desde un punto de vista erróneo, que no es otro que el del day trading o trading frecuente.

El segundo problema del backtesting, o principal, según como se mire, es el del hecho de que el trading simulado nunca puede emular las condiciones de trading real, pues siempre hay muchos más problemas de los que podemos pensar a primera vista, no solo los deslizamientos del precio (slippage), sino cosas mucho peores, como pueden ser los spreads incrementados momentáneamente. Cosa que voy a comentar brevemente.

Backtetsting Forex

Cuando hacemos un backtesting, por ejemplo, en Forex – y de estos hace la gene millones – lo hace tomando como referencia un spread más o menos constante de, por ejemplo, 1 pipo.

Craso error, pues en la hora de la verdad, hay que contar con que sí, el spread mínimo y medio del EURUSD puede ser de ese pipo, pero puede ocurrir que cada dos o tres horas, por no hablar de la noche, el spread se nos dispare a 5 o 10 como consecuencia de noticias o simplemente “porque sí”.

Solo con ese pequeño detalle basta para tumbar a buena parte de los backtestings más “exitosos”. Y este no es sino solo uno de los problemas.

Backtesting y trading

En cuanto al backtesting de estrategias de trading, el principal problema radica en que estos son aplicados de manera masiva para realizar estrategias de day trading o scalping, ya sea en Forex, futuros o acciones.

La gente cree que porque hay otros que se “dedican” al day trading, todo el mundo lo puede conseguir, cuando la realidad es que esos otros no son otra cosa que “Market Makers” en la mayoría de los casos, y la manera de “hacer trading” no tiene nada que ver entre unos y otros.

Los traders minoristas lo tendrían tan fácil como intentar convertirse en Market Makers e incorporarse a alguna institución del sector, para aprende el tema.

Por mucho backtesting que hagan que les devuelva el 1.000% anual de beneficios acabarán estrellándose con la dura realidad, uno, dos o tres años más tarde, cuando la realidad del mercado los ponga en su sitio.

El backtesting puede dar buenos resultados en un periodo de tiempo determinado y en algún que otro instrumento.

La gente tiene a sobreexcitarse con unos buenos resultados y no duda en creer que ha dado con el Grial del trading, cuando la realidad, es que de haber hecho ese estudio con otros instrumentos o en un periodo de tiempo más largo, hubiera resultado nefasto.

Es decir, y simplificando hasta el extremo, yo puedo “encontrar” un sistema que ayer se comportó muy bien. Tanto como para ganar un 500%.

Pero, eso no garantiza que el sistema se vaya a comportar bien mañana.

Las tendencias de la Bolsa y las pequeñas cosas que hacen que esta se comporte de una manera en un determinado periodo de tiempo siempre están variando.

Por eso la gente siempre va a encontrar “buenos” sistemas.

Backtesting y trading a medio o largo plazo o inversión

En el terreno donde el backtesting de valores y activos encuentra una mejor aplicación es en aquel que es hecho más a largo plazo. Cuanto más largo mejor.

Esto es porque cuando operamos o invertimos a medio o largo plazo no estamos realizando muchas operaciones.

Al no realizar muchas operaciones, y sobre todo en el largo plazo, los costes ocultos de transacción casi dejan de tener importancia.

Todo lo contrario que en los sistemas de scalping intradía los que hacen 10 operaciones diarias, y en los cuales un deslizamiento un pip peor del esperado les hacen pasar de ganar un 50% mensual a perder un 20.

En el largo plazo no ocurre esto. Los análisis son más “tranquilos”.

Se basan más en las tendencias a largo plazo de los diferentes activos, sobre todo en las Bolsas de acciones, los mejores para invertir y operar a largo plazo, sin duda.

En el medio plazo, tenemos algunas dificultades más que el largo plazo, pues el número de operaciones, sin ser tan grande como un sistema de scalping, sí que es considerable, y hay que ver si el estudio previo tuvo en cuenta esos “costes” adicionales no calculados de antemano.

Backtesting de Bolsa y el trading automatizado

Una de las cosas más de moda en la actualidad en el mundo de la Bolsa y el trading es el hecho de intentar automatizar todos los sistemas. Algo que era de esperar dado el avance tecnológico de nuestro mundo.

Ambos conceptos viene de la mano, el trading automatizado depende del backtesting y los resultados pasados.

Solo así podremos automatizar un sistema.

Automatizarlo, además, eliminará nuestros miedos y problemas psicológicos con el trading, haciendo que nuestra cuenta se comporte como nuestro sistema nos dice y no de otra manera.

No poca gente piensa – equivocadamente – que de esa manera conseguirán batir al mercado.

El pensamiento del tipo: el trading es 90% psicología; si elimino las emociones con el trading automatizado llegaré a ser un gran trader.

Esto al final no se cumple, porque el problema es, repito, el day trading frecuente, y en ese caso da igual lo mucho que quites las emociones del medio.

La diferencia es que al final perderás pero “sin emociones”. Aunque, en el fondo he de lanzar una lanza a favor del trading automático en el sentido de que sí es más tranquilo, ya que con el manual estamos viendo cómo vamos perdiendo poco a poco con nuestras estrategias de day trading, mientras que con el sistema automatizado podemos pasarnos esas horas haciendo otras cosas mientras nuestro sistema se ocupa de todo.

Eso sí, a la hora de mirar cómo va la cosa, el desmayo está garantizado.

Como conclusión quiero decir que en mi opinión, backtesting sí, pero day trading no.

Cuanto más a largo plazo opere el “sistema” o estrategia, mejor el backtesting.

Al final es tan sencillo como eso.