¿Funcionará la subida de salario mínimos en Los Angeles?

¿Pensarán los ciudadanos de Los Angeles que subiendo el salario mínimo un 66,66% (ese número otra vez) de 9 a 15 USD es el camino a la prosperidad en el futuro del municipio o Estado?

O sea, empeorando las condiciones de producir de las empresas y haciendo que el hacer negocios sea más caro y difícil se supone que es el camino a elegir para la prosperidad.

Evidentemente, con cosas así podemos estar seguros que el futuro de California es de una creciente pobreza y tendencia al tercermundismo, o “segundismo”.

La subida del salario mínimo de 9 a 15 USD será gradual, hasta el 2021, dentro de seis años. El problema con esto es que los tipos cuentan con que la economía seguirá creciendo en los próximos seis años igual que lo ha hecho estos últimos seis, lo que agrava el problema.

Es decir, en los EEUU llevan seis años sin recesión y “creciendo”. ¿Qué pasa si llega una recesión y hay algo de deflación? ¿De dónde van a sacar los negocios que sobrevivan a esa recesión en los Angeles, el dinero para hacer subidas salariales del 66% (sic)?

Viendo la foto de los Angeles Times donde se aprobó dicha medida, podemos ver claramente por dónde van los tiros del futuro del Estado, de lo que ya he hablado ya.

En la foto se ve claramente quienes son los que apoyan todo este tipo de medidas para “ayudar a los pobre”: los inmigrantes que han llegado al Estado en las últimas décadas. Como estos son una parte cada vez más importante de la población, los demócratas tienen garantizado que van a gobernar la mayor parte del tiempo en los próximos años. Solo hace falta que una pequeña parte de la población original local vote demócrata, para que tengamos mayoría de gobiernos demócratas del municipio o Estado para los próximos tiempos. Algo similar a lo que ha venido ocurriendo en Detroit en los últimos 50 años.

Los políticos demócratas saben cómo funciona esta ley del ciclo democrático. Unos son tan tontos que se creen que de verdad van camino a la prosperidad con más regulaciones estúpidas, y otros, algunos, son extremadamente malvados, pues son bien conocedores del camino a donde se va. Los primeros son unos pobres ilusos, igual que los votantes inmigrantes, los cuales votan con el “corazón”, pensando que eso es lo mejor para el futuro de sus familias para el futuro, cuando lo que están votando es “Detroit” o “Venezuela”. Sin saberlo, están siendo usados de la manera más malévola. Los segundos, los que saben que esto conduce a un Estado cada vez más totalitario, les da igual el futuro. Lo único que les interesa es el poder y el vicio, y mantenerlo el mayor tiempo posible.

¿Qué resultado tendrá esta política en Los Angeles o San Francisco, donde también fue impuesta?

La futura destrucción paulatina del sector minorista empresarial de la zona que, primero empezará a “emigrar” a otros municipios donde no haya esos salarios mínimos tan altos. Esto afectará sobre todo a empresas productoras, las cuales, dejarán de producir directamente en el municipio.

Con el descenso de actividad empresarial y la huida de muchas empresas de Los Angeles o San Francisco, el resultado será de una menor base impositiva. Lógico, se va producción, menos vas a recaudar.

Conforme la recaudación vaya bajando, los gobiernos de la zona, cada vez más fanáticos, echarán más aún la culpa a las empresas del territorio, subiendo más los impuestos, el salario mínimo otra vez, regulaciones, controles de esto, de lo otro, etcétera.

La dinámica no parará hasta que destruyan completamente la ciudad, al igual que se destruyó Detroit o se está destruyendo Venezuela.

Afortunadamente para muchos ciudadanos de Detroit, pudieron huir relativamente fácil con sus propiedades y negocios, pues la ciudad aún pertenecía a un mismo país o Estado. Sin embargo, el caso venezolano es mucho más dramático, pues las posibilidades de “huir” se reducen. El problema de los Estados Unidos, o Europa, o España, es el día en el que vayan “Full Detroit”.

 

¿Cómo y cuanto subirá el salario mínimo Podemos el día que gobierne en España?

 

En España estamos asistiendo poco a poco al mismo escenario.

Millones de extranjeros nuevos en el país, que son votantes potenciales de partidos partidarios de estas medidas “sociales”. Millones de españoles que creen en dichos partidos. Un país ya de por sí lleno de regulaciones y mentalidad socialista.

Y así, tenemos la tendencia al futuro, la cual nos la va enseñando Podemos, como partido líder de todos los movimientos radicales que están por nacer en el país, cuando la siguiente ola de deflación devastadora azote la economía.

Al igual que los demócratas y demás partidos “progresistas” (sic), Podemos quieren subir significativamente el salario mínimo. Con ello creen que crecerá la prosperidad del país en general. Al igual que muchos de esos líderes demócratas corruptos, algunos de ese partido saben que la única prosperidad que subirá será la de ellos mismos. Igualmente que en el caso anterior, habrá gente honesta y buena apoyando estas ideas, sin saber lo que se les viene encima. Son usados como ganado y no se dan cuenta. En fin.

Como siempre, este tipo de medidas no tendrán efectos “vistos” de inmediato. Ni tampoco son suficientes por sí solas para desestabilizar el país o territorio. Más bien, es el conjunto de políticas como esta, aplicadas en las décadas anteriores, y en medida exponencial, en las venideras, lo que hará que muchos territorios como Los Angeles o España, acaben saltando por los aires a la venezolana algún día.

Algo se incrementará sin duda: la interacción social en las colas para comprar un poco de pollo rancio.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero