¿Futuros o CFDs? ¿Qué elegir?

Los futuros son un instrumento financiero efectivo y esencial para el funcionamiento de los mercados financieros e incluso de los mercados de materias primas. Entiéndase que me refiero a un funcionamiento eficiente, en el sentido que este debe tener en una sociedad desarrollada.

Los futuros se negocian principalmente en los EEUU de América, y con mercados importantes también en Europa, sobre todo en Alemania. Es por ello que la mayoría de los más grandes y sin duda los mejores brókers de futuros del mundo son americanos. Por eso si alguien decide intentar dedicarse a operar futuros de manera profesional debería abrir una cuenta con un bróker americano.

Los brókers europeos que ofrecen futuros son más caros, si bien, este hecho puede que no sea demasiado imporante para clientes que tengan grandes carteras y usen los futuros para ciertas operaciones de cobertura con amplios niveles de stop, de tal manera que pagar una comisión de 15 o de 2.5 no suponga una gran diferencia. Esa diferencia anterior es considerable para el trader que opera dos veces por semana.

Pongamos que yo opero dos futuros del SP500 a la semana. Al final del año habré operado unos 100 futuros. Entonces tendríamos que multiplicar 100 por unos 25$ (que es lo que pagamos en exceso si operamos en un bróker europeo aproximadamente), siendo la cuenta a fin de año de 2500$ extra en el caso europeo. Esto en una cuenta de 50.000$ es el 5% y es una cantidad a tener en cuenta.

Ventajas de los futuros sobre los CFDs

  • La negociación de futuros es mucho más barata que la de los CFDs. Esto es así si operamos en acciones, índices o materias primas. Está claro que no es lo mismo pagar 5 puntos en el cfd del petróleo que pagar 1 en el futuro más la comisión que puede ser de 5$ ida y vuelta. Teniendo en cuenta que el punto en el futuro vale 10$, no hace falta ser matemático para darse cuenta de cuál es más ventajoso.
  • La operación en futuros es más transparente. El bróker de futuros te enseña el precio oficial del mercado centralizado al que tienen acceso todos los operadores y brókers. Sin embargo en los CFDs el precio del “futuro” es marcado por la misma casa. Ésta intentará plasmar el precio del activo lo más real posible, pero no dejará de ser un precio marcado por el bróker, es decir no centralizado.
  • Al ser los precios no exactamente iguales al del activo real, los gráficos de CFDs pueden presentar algunas discrepancias con el gráfico del futuro real, lo cuál puede causar algún error en el análisis técnico.

La principal desventaja de los futuros radica en un hecho bastante simple pero que es crucial en esto del mundo del trading a nivel minorista: la ineficiencia de operar futuros para capitales pequeños. Aquí es donde entra el conflicto de intereses.

 

Apalancamiento futuros

 

La mayoría de los brókers de futuros ofrecen (al igual que los de cfds o forex) elevados apalancamientos y la posibilidad de abrir cuentas con importes bastante bajos, alrededor de 2000$, lo cual atrae a muchos traders con la esperanza de dominar el intradía, pero en realidad se estrellan contra el muro de la probabilidad matemática.

Después de todo es normal que los brókers animen a hacer day trading; es la mejor manera de ganar para ellos. Si operar así, harás muchas comisiones en poco tiempo, y eso es lo que estas empresas quieren. Nada que objetar. No obstante, una de las claves para mantenerse con vida en el negocio es ir en contra de lo que quieren los bròkers. ¿Qué éstos quieren que hagamos day trading? Pues entonces haremos lo que no quieren que hagamos; es decir, no day trading. O dicho en otras palabras swing o trend trading. Operar poco pero bien.

 

Gestión monetaria futuros

 

El problema de los futuros es que estos suelen manejar capitales bastante grandes con un solo contrato, así que intentar operar estos efectivamente con una buena gestión dineraria (Money management) es casi imposible a no ser que tengas más de 50.000$, preferiblemente 100 o más.

Por ejemplo, vamos a ver el ES, el futuro del SP500, uno de los más famosos y con mayor volúmen del mundo. Este mercado se mueve en puntos que valen 50$. Por lo tanto, si vamos a operar de manera swing, con stops por ejemplo de 12 puntos, tendríamos una posible pérdida de 12*50=600$. 600$ de pérdida no está mal; esto en una cuenta de 30.000 supondría el 1,8%. Hasta ahí bien. Parece que con esa cantidad podría ser eficiente operar un futuro del SP500.

El problema aquí es cómo aumentamos el número de contratos sin llegar a dañar nuestra gestión del dinero. Esto con futuros no es nada fácil. Todo lo contrario con el CFD del ES que suele tener un valor de un dólar el punto del índice; 50 veces menos que el futuro. Es obvio que el futuro deberían operarlo los operadores profesionales y con gran capital y los cfds los pequeños operadores.

Como ya dije, los brókers nos hacen creer que el camino a la riqueza está con el day trading. Por eso nos creemos que abriendo una cuenta de futuros con 3000 o 5000$ es una buena idea, pero créanme: no lo es. Incluso aunque nuestro sistema fuera aceptable para el day trading, el hecho de tener que operar con un futuro y pasar a dos en un momento determinado es muy difícil.

Es más fácil pasar de 5 CFDs a 6 y de 7 a 8; de esta manera se puede hacer una gestión del dinero efectiva. Por eso pienso que los futuros son más convenientes de operar cuando se dispone de un gran capital. Se pueden operar con 20.000 o 30.000 pero lo ideal como ya dije es de 100.000 para arriba.

 

El mercado de futuros en la actualidad

 

Este mercado está en pequeño retroceso con respecto a décadas pasadas debido al aumento brutal de la competencia por parte de los mercados de divisas spot. Antes la competencia en los mercados derivados era escasa y gran número de traders internacionales se pasaban a operar futuros en los mercados americanos.

Hoy en día millones de clientes potenciales de futuros inician sus andaduras por el trading con el forex, el cual está poco a poco siendo más popular en el resto del mundo, y sobre todo en la otra capital financiera del mundo: Londres. A este respecto podemos considerar que los futuros es una cosa de los EEUU y el forex y cfds de sus primos anglosajones ingleses, que por ser más asequibles se han vuelto más populares en el mundo.

Ahora, a diferencia de los CFDs, los cuales no los veo eficientes para ser operados en grandes volúmenes, el forex es un mercado en el cual se pueden operar cantidades muy importantes de dinero con una liquidez de mercado en algunos de los proveedores (Reuters, Hotspot, etc.) impresionante.

Los futuros también sufren de una pequeña crisis por los recientes colapsos de MF Global y PFG Best, dos de las principales casas de futuros del mundo. No obstante el caso de quiebras en el mundo de CFDs y forex también existe. Aunque no recuerdo un caso tan sonado como el de MF o anteriormente el de Refco. No obstante MF, Refco y PFG también tenían divisiones de forex y cfds.

En definitiva, si eres un pequeño trader deja los futuros para más adelante. Mejor dedícate a otros activos como forex, CFDs o acciones.

Deja un comentario