Impuestos sobre depósitos y el camino al socialismo

La guerra contra los ahorradores

No hace mucho, el gobierno español estableció un impuesto sobre los depósitos de manera furtiva, sin que casi se nos diéramos cuenta.

Después de todo, no son mayoría los que tienen depósito. Además, aquel impuesto apenas era del 0,03% sobre el depósito.

El Gobierno decidió “homogeneizar” la estructura impositiva del país ya que esa pequeña tasa había sido introducida por tres comunidades autónomas, curiosamente Andalucía, Canarias y Extremadura; las comunidades con mayor tasa de paro y nivel de pobreza en España.

Algo tiene esta realidad que hace que el socialismo siempre cree más socialismo.

Equivocados están aquellos que creen que las arcas del Estado crecerán a largo plazo mediante la imposición de impuestos al ahorro. Evidentemente, la recaudación per cápita de Singapur es diez o veinte veces mayor que la de Venezuela en términos per cápita.

En Venezuela no sé si habrán impuesto esos impuestos sobre depósitos, pero no creo que haga falta.

Impuesto depósitos bancarios

Ellos aplican su “impuesto” de depósitos particular, mediante la destrucción completa de su divisa y economía.

Después de todo, ¿quién en su sano juicio iba a abrir un depósito en Venezuela al tipo oficial?

Evidentemente, todos los burócratas del gobierno, de PDVSA, los ministros y demás compañeros de partido, sacan toda la cantidad de dólares que pueden a donde le digan sus banqueros colaboradores en los paraísos fiscales.

Aquí en España, todavía no hemos podido llegar a esos niveles de república bananera, pero vamos por buen camino para en un futuro no muy lejano, empezar a aplicar medidas cada vez más drásticas.

¿Quién no recuerda el colapso del sistema bancario chipriota en 2012?

Allí confiscaron las cuentas de no sé cuantos millonarios rusos. Pero antes de ese expolio (el que sean rusos no lo hace menos expolio) hubieron propuestas de imponer quitas del 6 al 10% al conjunto de los depósitos del país.

Los ciudadanos se negaron y al final decapitaron a los “soviéticos”.

La UE dio el visto bueno, porque Rusia es considerada enemiga sin mucho disimulo, a pesar del gran comercio entre ambos bloques.

Pero, ¿creen los europeos y los españoles que nunca van a vivir una situación como la de los chipriotas (1)?

En estos días de euforia bursátil, con el DAX y otros índices cotizando en plan burbuja, parece que nadie se acuerda de que algún día pueden volver los problemas de verdad. Y entonces puede que sea algo tarde.

Desde luego, aquí en España, la gente no es muy consciente de lo que se nos viene encima.

La gran mayoría de las personas hablan de la crisis, pero el problema es que aquí no hemos visto una crisis verdadera. A pesar de las cifras de paro, sigue habiendo dinero para ir de tapas, sobre todo para ciertos sectores.

Los viajes al Caribe también están en buena demanda. Y a China, y a Tailandia. Por ahora.

Si con la pequeña crisis que hemos tenido hemos visto como el gobierno imponía impuestos sobre los depósitos de esa manera, ¿qué no hará el gobierno de turno una vez el bono español cotice al 20% y el IBEX salte por los aires?

¿A alguien le suena la palabra confiscación?

¿Confiscación depósitos?

De eso vamos a ver en los próximos años, y en cotas crecientes, sobre todo si algún día Podemos gobierna con mayoría absoluta o simplemente totalitaria. Ese día, el impuesto sobre depósitos no será del 0,03%.

Ese día, simplemente no habrá depósitos. O mejor dicho, no habrá depósitos voluntarios, pues en un país como ese nadie con un poco de cordura ahorrará para meter el dinero en un depósito de un gobierno que odia el ahorro privado (o sea, el privado ajeno); aunque más bien hemos de decir, que lo ama.

Es decir, lo ama para apropiárselo y gastarlo en payasadas.

España ha sido uno de los pioneros en el mundo en hacer dicha mamarrachada. Si bien no recuerdo alguien que lo hiciera antes. Estaría bien si me refrescaran la memoria.

[cta id="8984" vid="0"]

Impuestos sobre depósitos en México y Australia

Hay otro caso, ya, bastante demencial, el de México, que desde el 2008 hasta el 1 de Enero de 2014 tuvo en vigencia un impuesto sobre los excedentes de depósitos, el IDE, el cual gravaba los depósitos mayores de 15.000 pesos con un 3%. Sí, ni nada más ni nada menos que un 3%.

¿Quiénes no pagaban ese impuesto?

La Federación, Entidades Federativas, Municipios y empresas Paraestatales, así como las personas morales con fines no lucrativos (sic).

De resto, se supone que las entidades financieras tendrían que pagar ese impuesto, o eso es lo que dicen los que hacen este tipo de leyes, cuando en realidad saben que el que paga ese impuesto es el ciudadano de calle.

Yo siempre me he preguntado si este tipo de gente es idiota o simplemente malvada.

Sinceramente, no sé cómo está la situación económica en México en los últimos años, pero teniendo en cuenta que el gobierno toma medidas como estas no creo que sería un país al que recomendara emigrar a alguien para buscar un futuro mejor.

Aunque al ritmo de deterioro que va España, dentro de poco casi cualquier país del mundo, será un destino mejor. No me extrañaría que con una dictadura podemita en España (comunista “soft”), viéramos pateras en dirección a las costas marroquíes, ante los incrédulos nativos.

Aun así, he de decir que guardo un pequeño respeto a México, que con menos de la mitad de Petróleo que Venezuela, al menos ha mantenido un país medianamente en orden.

Una de las últimas sorpresas en esta incipiente guerra contra los depósitos es la del gobierno australiano, el cual parece que se ha decidido a imponer una tasa sobre depósitos del 0,5% para reducir el déficit.

El ministro de finanzas Hockey dijo:

“A menos que los Laboristas y el Senado nos dejen realizar algunos recortes en el gasto, no nos quedará otro remedio que incrementar de manera masiva los impuestos”.

Esta frase resume un poco lo que hemos vivido en los últimos años, y lo que viviremos de manera aún más dramática los años venideros.

El hecho de que la supuesta guerra contra el recorte del estado del bienestar, no es otra cosa que eso, es decir, un “supuesto”, pues la realidad, es que los gastos del Estado no han sido recortados en ningún país de Occidente de manera significativa.

De hecho, el gasto del Estado es mayor hoy que en el 2007 para la gran mayoría de los países avanzados.

Impuesto depósitos en efectivo

La cruda realidad, es que vamos a ir viendo masivos incrementos en impuestos, precios regulados (luz, agua, gasolina, etcétera) y muchos recortes tipo “recorto un poco por aquí, pero abro el grifo por allá”.

En esta fase final del ciclo capitalista las emociones son las que mandan. Y, las emociones en la política se traducen en recortes “supuestos” e impuestos reales.

Los únicos recortes (recortes de verdad) que hemos visto hasta ahora, son los del sector privado.

Lo poco que recortó el Estado lo ha aumentado en otro tipo de gastos superiores a los recortes. La tendencia futura será clara: más socialismo y más Estado.

Los verdaderos recortes son los de nivel de vida que vamos a sufrir de manera cada vez más acelerada. Aunque algún día tendremos que tocar fondo, aunque sea de manera temporal (por temporal aquí me refiero a unos años o décadas).

Los impuestos sobre depósitos, sobre transacciones financieras, controles de capitales, de precios, etcétera, serán la norma de el próximo futuro.

¿Quién será el próximo país que instaure un impuesto de este tipo?

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

  1. Por cierto, no olvidemos que el colapso bursátil vivido en esa isla fue el más fabuloso que se haya visto jamás, exceptuando los casos de las revoluciones comunistas, evidentemente.