Inmigración masiva en Grecia en medio de su desintegración económica ¿Cómo es posible?

Hoy en día la apariencia de seriedad en las sociedades y economías avanzadas y mundiales es mayor que nunca.

Parece ser que nunca estuvimos tan avanzados, con tantas comodidades, con tantas titulaciones, regulaciones, normativas, decretos y mil “salvaguardas” más de la vida social humana.

Sin embargo, al mismo tiempo, aquellos que tienen una visión que va más allá de lo que se ve en la superficie, ven algo que no cuadra: algo así como si nuestras sociedades fueran una especie de teatro o como decía René Guénon en sus escritos en ocasiones, una parodia.

Una de las mayores parodias en este entorno tan extraño que estamos viviendo estos días es el tema de la emigración y la inmigración. Y los casos más “teatrales” al respecto son España y Grecia, donde se supone que ha habido unos recortes enormes en los últimos años y, sin embargo, el número de inmigrantes de fuera de la UE no ha dejado de aumentar. Porque cualquiera que tenga dos “ojos” verá que en España hay más extranjeros que hace años; y lo mismo pasa en Grecia.

Pero ¿qué vienen a hacer esos extranjeros en países con una tasa de paro del 20 al 25% y juvenil del 50%?

¿No se trata de una incongruencia?

¿Cómo es posible que lleguen tantos extranjeros a países donde hubo tantos “recortes”?

Cuando uno observa bien a su alrededor se puede dar cuenta rápidamente de que tales recortes no fueron más que otra parodia, otro “teatro”.

Muchos dicen que esos inmigrantes vienen pero solo están de paso, pues su verdadero objetivo es la Europa del Norte. Pero, de nuevo, cualquiera que se dé una vuelta por las calles de Madrid, Barcelona, Valencia, Atenas, o cualquier ciudad media griega o española, se dará cuenta de que hay más extranjeros ahora que hace 15 años. Y eso que llevamos supuestamente 7 años en crisis.

¿Cómo es que siguen llegando tantos extranjeros a Grecia y España si esos países no pueden colocar laboralmente a sus propios trabajadores?

La gente puede pensar que es broma, pero incluso en un sitio como Grecia, el número de inmigrantes es masivo, y lo mejor de todo es que la llegada de estos parece acelerarse en los últimos años y  meses, justo cuando la economía griega está colapsando de manera cataclísmica.

Por ejemplo, las llegadas de inmigrantes por mar a las islas griegas del Egeo en los últimos meses ha crecido de manera espectacular, y todo eso mientras el 50% de los jóvenes griegos no tiene trabajo y no pueden sacar más de 400 € a la semana por el banco.

O sea, cientos de miles de griegos jóvenes están en casas de sus padres mantenidos por estos, sin conseguir trabajo, y los padres votan partidos que dan ayudas de manera indiscriminada a todo inmigrante que llegue al país. O sea, ayudas para que los inmigrantes vengan a un país donde no hay trabajo ni para sus hijos. ¿No se habrán vuelto locos los griegos (o españoles)?

 

 

¿Cómo se explica eso?

¿No se trata de una especie de “película” o ficción?

Al mismo tiempo, tenemos la otra parte dramática de esa película, esa que nos dice que una gran parte de los jóvenes titulados con los perfiles más inteligentes del país se están marchando del mismo en cifras récord, cosa que también puede trasladarse a España.

Solo con ver el siguiente gráfico de visualcapitalist, uno se da cuenta del drama que está ocurriendo en el sur de Europa, donde tenemos que, por un lado se marchan los jóvenes, y los servicios sociales tienen cada vez más “clientes” extranjeros.

Courtesy of: Visual Capitalist

 

Cualquiera que tenga dos dedos de frente no tardará en darse cuenta de que esto es una anomalía, una especie de “falla” en el sistema.

Un sistema que no puede proveer empleo a la mayoría de sus jóvenes (y no tan jóvenes) y al mismo tiempo tiene un sistema de ayudas sociales a los extranjeros ilimitado es y será, evidentemente, un sistema fallido en el futuro.

Aunque la mayoría de la gente ni siquiera lo piense, sobre todo los de perfil progre, un sistema así es insostenible a medio largo plazo. Pero dicha insostenibilidad no proviene, como pueden pensar muchos, de una análisis numérico, matemático, estadístico, sino de un lado metafísico.

 

Neo-marxismo cultural y el Estado social infinito, el verdadero problema de Europa

 

El problema no son los inmigrantes. Ellos no tienen culpa, evidentemente. La enfermedad la tiene la sociedad receptora, la cual, sin darse cuenta, ha abrazado el marxismo cultural de tal manera que está condenada a colapsar tarde o temprano. O colapsar o nadar en una ciénaga neo-marxista por mucho tiempo, ya que ese es el destino que espera a esas sociedades.

Los principales culpables de que se vayan los jóvenes titulados de sus países y de que al mismo tiempo lleguen hordas de inmigrantes de fuera son, evidentemente, los ciudadanos del país, que no son otros que los que llevan eligiendo a sus políticos durante mucho tiempo.

De esa manera, esos países del sur, sobre todo España, Grecia, Italia y Portugal, han construido unas burocracias cuasi-soviéticas, han desmantelado sus infraestructuras industriales y al mismo tiempo, son los países más “sociales” del mundo.

El resultado: pues ya estamos viendo un adelanto de lo que se dará en el resto de Europa (no solo del sur) en el caso griego, cuya sociedad y economía se está desintegrando de manera dramática estas últimas semanas, sobre todo después de los controles de capitales.

En otra parte más de la pantomima, muy al contrario de lo que piensan las masas, los recortes no afectan por igual a toda la sociedad griega. Aunque parezca que los funcionarios y pensionistas son los que llevan la peor parte, en realidad se trata de clases privilegiadas, así como las grandes multinacionales, las cuales tienen una gran facilidad para “entrar y salir” del país a placer.

[cta id="8984" vid="0"]

Los verdaderos damnificados de esta crisis brutal son los pequeños empresarios griegos, cuya base está siendo literalmente destruida en esta crisis, creo que hasta el punto de casi llegar a desaparecer. Junto con estos, la gran masa de trabajadores privados del país.

Visto así, con la caída brutal de actividad de las últimas semanas, bien podríamos decir que la economía griega está en una especie de transición al neo-marxismo; el cual vendría a ser una especie de sociedad o economía con un Estado gigantesco y con las multinacionales como únicas agentes empresariales.

Lo gracioso del tema es que una vez que la gran mayoría de pequeñas empresas griegas quiebren y pasen a formar parte de las filas de burócratas y mantenidos del Estado, las grandes multinacionales podrán hacerse con el control de todos los negocios del país a precio de saldo.

En cuanto al resto de Europa, sobre todo España y Portugal, solo es cuestión de tiempo que esas economías empiecen a hacer crack al estilo griego.

¿Cuál será el límite para sacar en los cajeros en España?

¿Seguirán entrando extranjeros de fuera de Europa a Grecia y España una vez sean ya una dictadura?

¿Qué tipo de dictadura será la que veamos en esos países?

En la historia siempre se ha visto países y zonas con grandes flujos de emigración o inmigración. El mayor ejemplo es América y casi todos sus países. Lo que es una anomalía es ver lo que pasa en estos países europeos hoy en día: que hay emigración e inmigración a la vez.

¿Hasta cuándo durará esto?

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero