Inversión y préstamos en Lendico

Lendico es una nueva manera de solicitar préstamos e invertir en el mercado crediticio minorista fuera del circuito de la banca tradicional.

Este tipo de préstamos son denominados p2p, que vendría a ser una “red entre iguales” (peer to peer), en la cual los usuarios buscan reducir los costes inherentes al usar otros intermediarios típicos más caros, como en este caso particular es la banca.

Desde ese punto de vista la idea de la empresa es estupenda. Todo lo que sea reducir el peso de la banca en los mercados de crédito y en general, es una buena idea.

En Lendico tiene lugar el encuentro entre inversores y prestatarios, en el cual la función de la compañía es garantizar que los segundos tengan unas condiciones mínimas de garantía para poder pedir el préstamo, y los primeros prestarán su dinero a cambio de un tipo de interés, normalmente bastante atractivo, del 7% aproximadamente (1).

Para la selección de los préstamos, Lendico se ocupa de que los prestatarios tengan una fuente de ingresos estable, es decir, que tengan empleo o una renta, y que no figuren en una lista de morosos como ASNEF.

Cuenta de inversor en Lendico

Para abrir una cuenta como inversor en Lendico es relativamente fácil. Sólo tendremos que añadir nuestros datos, disponer de un mínimo de 25 € e invertir en los préstamos que consideramos más adecuados, eligiendo entre cinco niveles de solvencia, del A al E.

Los préstamos con mayor garantía de solvencia, como por ejemplo puede ser un préstamo de un funcionario o un pensionista, gozarán de la mayor garantía de pago y el interés recibido será el menor.

Los préstamos con menor garantía de solvencia, como por ejemplo, trabajadores por cuenta ajena con un año de antigüedad en la empresa, tendrán un interés bastante alto, que podrá ser de más del 20% en ocasiones.

  • Préstamos clase A: interés nominal de 5,88 a 7,26%.
  • Préstamos clase B: interés nominal de 7,30 a 9,38%.
  • Préstamos clase C: interés nominal de 10,12 a 12,92%.
  • Préstamos clase D: interés nominal de 14,08 a 17,91%.
  • Préstamos clase E: interés nominal de 19,19 a 23,18%.

Como todo en la vida, a mayor riesgo, mayor ganancia.

En este sentido, y como en todos los campos del mundo de la inversión, lo más aconsejable es diversificar en una cartera más o menos amplia de préstamos, para intentar reducir un tanto el riesgo de impago, pues siempre puede ocurrir que si solo invertimos en un prestatario y este falla, tengamos muchos problemas.

Sin embargo, si invertimos en 15 o 20 prestatarios es casi imposible que todos declaren un impago y nos dejen en la estacada.

En este caso debemos recordar que las normas de selección de Lendico son bastante estrictas, escogiendo solo gente con trabajo, pensiones o ingresos bastante estables, con lo que el riesgo de impago es bastante reducido.

En caso de impago o problemas con el pago, Lendico gestionará el caso durante los primeros tres meses. Si después de los tres meses persiste el problema, se traspasará el caso a una agencia de cobro.

La comisión de servicio por Lendico es del 1% del total de cada pago, por lo que si tenemos una cartera en diferentes préstamos que nos dé un rédito del 10% de media, Lendico retendrá un 1%, lo cual parece bastante razonable. Los bancos, sin duda, retienen una cuota mucho mayor.

Cuenta para préstamos en Lendico

Si quieres pedir un préstamo es bastante sencillo, siempre y cuando cumplas con los requisitos antes nombrados. Cosa que no es fácil del todo hoy en día en España debido a la enorme cantidad de parados y de gente en listas de morosos. Pero siempre hay gente solvente.

Los prestatarios deberán presentar una explicación rigurosa del destino al que van a emplear ese dinero, así como los motivos que los mueven a solicitarlo. Así mismo, tendrán que dar buenas razones para justificar que van a devolver la cantidad prestada, cosa que se consigue sobre todo, si cumplen con el requisito de tener una fuente de ingreso estable.

El préstamo máximo en Lendico es de 25.000 euros y la comisión a pagar por los prestatarios va del 0,5 al 4% al principio del préstamo; cuestión que dependerá de la cuantía del préstamo y del riesgo de este.

En general, el proceso de pedir préstamo en Lendico es más sencillo y barato que de hacerlo por una entidad bancaria clásica.

En caso de producirse un retraso en los pagos, habrá una serie de medidas iniciales, entre las cuales:

  • Una penalización de 20 € única por los primeros tres días de retraso.
  • Un pago de 3,63€ emitido por el banco en cada pago rechazado.
  • Una penalización de 10€ cada vez que se envía una carta de reclamación, las cuales se envían los días 38, 59 y 73 de impago.
  • En caso de que el impago supere los 90 días, el mismo se transmitirá al ASNEF.

Opinión de Lendico

Aunque no soy un fan del sistema crediticio actual dominado por la banca, mi opinión sobre Lendico es bastante buena.

Esto es así porque, a diferencia de la banca, es una empresa genuina del sector privado con sus riesgos y sus beneficios. Aunque en realidad, no hay negocio más “seguro” que la banca. La misma nos da depósitos al 1% y nos cobra interés al 5 o 10%, en tasas bastante usureras, debido al enorme costo de la infraestructura que tienen.

En caso de que no paguemos, no hay problema, el Estado rescata y ayuda a la banca, con lo cual esta nunca pierde. Pero eso tiene un precio.

El precio de vender el alma al diablo y realizar un negocio nauseabundo.

En ese sentido, el negocio bancario no es más que un sector casi totalmente estatalizado y funcionarial.

En Lendico esto no es así. La empresa tendrá que ser más minuciosa a la hora de elegir los prestatarios, y también nos pagará mejores “depósitos” a la hora de invertir en los anteriores. Como debería ser una empresa privada genuina.

Siempre debemos saber que vamos a tener algún impago.

Es decir, supongamos que tenemos una cartera de inversión en Lendico que nos da una rentabilidad del 10% media y nos falla uno de los 30 prestamistas, del cual solo podemos recuperar la mitad del dinero. En ese caso nuestra rentabilidad habrá bajado a un 8% aproximadamente.

Por ello, en caso de invertir en Lendico siempre deberíamos tener una cartera diversificada y en la que estudiamos más o menos los casos en los que queremos invertir.

El que quiera más beneficio potencial, invertir más en préstamos E, el que quiera menos riesgo, invertir en préstamos A.

Aunque la verdad es que teniendo en cuenta el panorama en España, no debemos olvidar que estamos en una depresión latente, con tasas de desempleo vergonzosas y donde realizar cualquier inversión se torna bastante arriesgado.

Esto vale para Lendico, el Corte Inglés, comprar acciones o bonos corporativos del BBVA o del Estado.

Aunque a diferencia del BBVA y el Estado, al menos el negocio de Lendico es más honesto.

Más información, visita la web de Lendico

 

Nota: A día 30/03/2015, Lendico tiene paralizado su servicio de inversores nuevos, debido a que va a realizar un nuevo estudio del mercado español para adaptarlo a las condiciones del producto.

Como dije antes, el mercado español está muy difícil y supongo que Lendico estará revisando las condiciones a aplicar nuevamente, cuando vuelva a poner a disposición el servicio.

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

 

  1. Aunque ya debemos saber que los intereses mayores siempre van asociados a mayor riesgo. Lo que no quiere decir que un buen interés, como el de Lendico, tenga que tener un excesivo riesgo.