Invertir en el ETF del XOP

Una de los movimientos más sonados del 2014, sino el que más, fue la caída exagerada del petróleo casi sin aviso, en un entorno en el que, aparte de la fortaleza del dólar, no había gran movimiento en las bolsas.

Muchos predijeron que una caída tan brusca del oro negro podría ser un presagio de que un gran mercado bajista iba a comenzar en cualquier momento, ya que la deflación suele ir a la par de ambos mercados históricamente, algo sobre lo que he escrito ya.

En esta ocasión, sin embargo, después de casi seis meses largos de uno de los peores mercados bajistas de la historia del petróleo, tenemos a las principales bolsas mundiales en territorio de máximos, sobre todo las americanas y su buque insignia el SP500.

Después de una caída tan dura, el petróleo ha rebotado más de un 40% desde el suelo que marcó en enero, cosa absolutamente normal, habida cuenta de la magnitud del mercado bajista previo. A pesar de tal subida, todavía se está muy lejos de los máximos de años anteriores.

El petróleo tendría que volver a subir un 100% más, cosa que ahora mismo no parece probable, a menos a corto plazo.

Cuestión diferente puede ser el largo plazo, ya que con un castigo tan severo, se convierte en uno de los sectores en los que quizá merecería la pena poner las miras de cara a un futuro mercado alcista. Digamos que el mercado se encuentra relativamente “barato”. Así ocurre con los mercados que pasan por mercados bajistas tan fuertes como este del 60%. Esos movimientos no se dan a menudo.

Para invertir a largo plazo en el petróleo tenemos algunos ETFs. En este caso voy a comentar uno de ellos, uno de los mejores para tomar posiciones a largo plazo en activos relacionados con el petróleo. Se trata del XOP, el cual toma como referencia a un conjunto de acciones de los Estados Unidos relacionadas con la exploración y producción de petróleo.

Invertir XOP ETF

La exposición al oro negro no es total, pues muchas de las compañías en las que participa el fondo tienen otros negocios con otras materias primas y químicos, entre otras cosas.

El fondo tiene una tasa de gestión del 0,35%, siendo uno de los más baratos del sector, pero caro comparado con otros ETFs de acciones de otros sectores.

Para inversiones a largo plazo están este tipo de ETFs y también los que invierten en los futuros, como el USO, el cual invierte sus fondos en diferentes vencimientos del futuro del WTI.

Como se puede ver en el gráfico a largo plazo, desde el 2006, el USO ha ido perdiendo fuelle año tras año, debido a los costes inherentes a la operativa de futuros. Este es otro caso de los típicos ETFs invertidos en mercados de futuros de los que hay que huir como la plaga.

ETF XOP
En rojo el ETF USO y en violéta el precio del WTI en contado

Evidentemente, este tipo de ETFs solo son válidos para hacer trading a corto plazo, pero aún así, creo que lo mejor es ignorarlos por completo.

Viendo el gráfico en perspectiva, podemos ver como el XOP se ha comportado mejor que el precio spot del WTI, el cual se encuentra un 20% por debajo de valores del 2006 (línea violeta), mientras que el XOP se encuentra con un 32,21% de beneficio con respecto a esos niveles del 2006.

Si comparamos con el SP500, vemos que este último está algo más de un 60% por encima de sus valores del 2006, en línea con lo que deberíamos esperar a largo plazo de este índice.

Con respecto a ese año, podríamos decir que no está ni “caro” ni “barato”. Aunque si lo comparamos con el XOP, podríamos decir que está relativamente caro.

Entonces, ¿Será el XOP una mejor inversión que el SP500?

Sinceramente, no lo sé. Aunque viendo la volatilidad del sector petrólero – bastante mayor que la del índice general en los últimos años – me atrevería a decir que tanto a la baja como al alza, el mismo presenta más riesgos u oportunidades.

Si hay un rebote duradero en el petróleo, este fondo se tendría que comportar muy bien, y si hubiera un mercado bajista general, sería probable, incluso que el mismo siguiera cayendo, al menos a la par del SP500, aunque todo dependería de lo que ocurriera con el dólar.

En este caso, diría que en mi opinión preferiría comprar el XOP antes que el SPY, aunque en última instancia creo que no me interesaría ninguno de los dos, pues la probabilidad de una recesión americana está cada vez más cerca, y un mercado bajista general podría comenzar en cada momento.

Uno en el que no creo que pudieran escapar ni las acciones petroleras, al menos inicialmente.

Aunque creo que al producirse una reacción, las mismas tenderían a rebotar más fuerte que el mercado general.

De todos modos, nadie puede descartar que el próximo mercado bajista del SP500 coincida con uno alcista de las materias primas y la energía, y una caída del dólar.

Los mercados han estado bastante desconcertantes estos últimos años, y incertidumbre para el futuro próximo es más grande que nunca.

El número de frentes de inestabilidad crece a cada día, así como la deuda imposible de pagar de Occidente.

¿Qué pasará con el petróleo en la siguiente recesión?

¿Se comportará como en 2008? ¿O será al revés?

Como se puede ver en las flechas, cuando las divergencias o spreads crecieron mucho, lo siguiente fue una corrección de las mismas
Como se puede ver en las flechas, cuando las divergencias o spreads crecieron mucho, lo siguiente fue una corrección de las mismas. El violeta representa al SPY (sp500)

Sinceramente, no sé cómo será.

Pero como siempre que ocurre con las grandes divergencias entre diferentes índices o sectores, podemos ver que las últimas tres veces que se dieron divergencias, en el 2008, el 2011 y el 2014, se presentaron buenas oportunidades para tomar la operación contraria en los dos índices, en cuyo caso era una especie de spread poniéndose largo en el SP500 y corto en el XOP.

De esta última manera, sería un buen modo para ver cuando este índice está “caliente” y puede servirnos como aviso para salir del mismo a tiempo.

Visto desde otro punto de vista, ahora la divergencia se presenta al revés, así que, de algún modo, nos está indicando, que, o bien el SP500 está caro, o el XOP está barato.

Yo me inclino más por la primera opción.