Invertir en Tesla Motors

¿Es buen momento para comprar acciones de Tesla Motors?

 

Tesla Motors es una de las compañías de moda de los últimos, y la prueba de ello es su ascenso meteórico e inclusión en el Nasdaq habiendo sido una de las acciones que más han subido de precio en los últimos tres años. Una de las mejores acciones para haber estado haciendo trading al alza a medio plazo.

Esta empresa, puede que no sea muy conocida en las calles españolas, aunque aquellos a los que le gusten los coches y compren revistas de motor ya habrán oído hablar de ella. Se trata de la empresa líder o al menos, el fabricante más conocido de coches eléctricos, la gran apuesta para el futuro del automóvil.

En el caso de Tesla se trata de una empresa especialista en este mercado, la cual está intentando convertirse en la referente mundial del sector en el futuro.

La cantidad de competencia que tiene Tesla es enorme. Colosos como BMW, Nissan, Ford, Daimler, Mitsubishi, Fiat y fabricantes chinos. Así mismo, otros gigantes del sector, como Volvo, Volskwagen y Porsche ya tienen planes para entrar en el mercado igualmente. Así que la competencia se prevé feroz en el futuro cercano, pero no podía esperarse de otra manera. En este sentido, lo bueno que tiene Tesla es el hecho de que es una empresa especialista, mientras que la mayoría de sus competidores tienen el hándicap de que su negocio principal es otro, al cual dirigen las principales energías de sus empresas. Tesla, no obstante, tiene como desventaja que no posee el músculo financiero y empresarial que tienen las empresas nombradas. Aunque a tenor de la capitalización bursátil, ya no anda tan lejos.

 

El precio del petróleo y Tesla

 

Una de los puntos más influyentes en la inversión de este tipo de coches eléctricos es, sin duda, el precio del petróleo, el combustible que usan los coches de toda la vida y grandes competidores de Tesla.

Está claro que si el precio del petróleo se dispara, la demanda de Tesla debería subir, mientras que si el petróleo colapsa, entonces la demanda de coches “verdes” debería bajar.

De hecho, algo así se ha visto con el reciente colapso del petróleo, con la caída del precio de Tesla paralela a la del oro negro, aunque no al mismo nivel que el mismo. La caída ha sido más suave, cosa que me sorprende, porque dado el nivel de precio al que ha subido la empresa, no hubiera sido extraño una corrección mayor, y más teniendo en cuenta que el petróleo cayó un 60%. En este sentido, un punto a favor de Tesla, de momento.

 

Elon Musk, ¿Emprendedor o Crony Capitalist?

 

Elon Musk es uno de los grandes innovadores de Silicon Valley, uno de los grandes al parecer. Su carrera es impresionante. Entre sus logros está el haber fundado o participado en empresas como SolarCity, Paypal, SpaceX y, cómo no, Tesla. Un currículum increíble.

Hasta aquí todo bien. Un auténtico fenómeno de la tecnología y el emprendimiento.

No obstante, yo tengo mis dudas de que detrás de todo esto pueda haber más de “crony capitalism” que de emprendedor nato.

Ya bastante extraño es que Elon terminara la carrera y al poco tiempo estuviera fundando o participando en empresas de tal calibre. Eso no lo hacemos ni tú ni yo. No obstante, tenemos que dar el beneficio de la duda de que el hombre sea un fenómeno de la inventiva y de verdad sea un inventor que pone a sus negocios por delante de la competencia. Teniendo en cuenta su carrera previa y su supuesta visión para la invención y los negocios entonces Tesla sería una apuesta segura.

No obstante, también podemos irnos por el lado conspiranoico y penar que alguien no es capaz de levantar unas empresas tan fuertes, diversas, exitosas y con tanto apoyo financiero en tan poco tiempo. Es posible que detrás de Elon, haya habido alguien o algo.

Como el crony capitalism es el nuevo modelo de hacer negocios en Occidente, y la mayoría de las grandes empresas y multinacionales dependen del mismo para tener éxito, podemos estar seguros que su carrera y la de sus empresas ha tenido, al menos, una pequeña ayuda de los Estados y aquellos que los gobiernan o controlan. Hoy en día quien tiene “contactos” tiene la pasta, vamos.

En este sentido solo hemos de ver cómo han sido o son algunos de sus proyectos.

  • Hyperloop, uno de sus negocios, es un proyecto de transporte público (“crony”) que recorre la distancia entre Los Ángeles y San Francisco en menos de una hora. La palabra público ya nos dice bien por las claras qué tipo de negocio es este. De todo menos mercado libre, claro.
  • SpaceX, una empresa proveedora de la NASA. Bueno, para los que consideramos que la NASA es una casa de corrupción del tamaño del Everest, no hacen falta muchas más palabras.
  • Tesla Motors. Y aquí es donde vamos al quid de la cuestión con esta empresa que estamos mirando. Esta empresa y este negocio dependen sobremanera de las subvenciones de los gobiernos y sus regulaciones. Esto nos dice que el negocio ya no es el de una empresa genuina como era el de Ford hace 100 años, sino el de una empresa cuyo departamento de I+D más importante es el encargado de las reuniones con los congresistas y senadores americanos, además de los ministros de los diferentes países. Con esto está dicho todo.

 

Esto último puede sonar malo, como algo de lo que deberíamos huir. Bueno, Lo primero de todo es que ya no hay gran empresa en el mundo cuyo grado de crony capitalism o corrupción sea pequeño. Ello es ya inevitable.

Es más, de decantarnos por un veredicto, diríamos que ello es positivo para la empresa, porque la misma está a un nivel al que solo pueden llegar las otras “empresas crony”, es decir, donde no podemos llegar los mortales.

Viéndolo así, y teniendo en cuenta que los gobiernos son, y serán, cada vez más sensibles a los temas ecológicos, podemos estar seguros que harán lo que sea para seguir sacando subvenciones en el futuro hacia el sector. No porque el mismo sea ecológico o no. Eso le da igual a los que trabajan para los gobiernos. Eso es la “excusa”, la careta. La realidad es que la agenda es otra, es decir, el crecimiento a toda costa del Estado.

Esto último es otro punto a favor de Tesla Motors, a la que le auguro un buen futuro en sus relaciones con los gobiernos y estados del mundo. Creo que su futuro dependerá más de las regulaciones y subvenciones que pueda sacar a favor que de la rentabilidad real de sus coches.

 

Análisis fundamental y técnico de Tesla Motors

 

En el análisis fundamental no hay mucho que decir. Esta no es una empresa de dividendos ni de beneficios ni de PER ni nada. Es una empresa, puramente, de expectativas.

Dependerá de nuestra opinión con respecto al sector, regulación, petróleo, macroeconomía, visión personal, etcétera, si esta acción es buena o no.

 

Estimación PER 2016103,22
Estimación PER 201760,42

 

A día de hoy es una empresa que da perdidas. Solo hay estimaciones de que pueda haber un pequeño beneficio en el 2016 por primera vez, y también en el 2017, con estimaciones, según sacamos de la web Nasdaq.com, de un PER de 103,22 para el 2016 y de 60,42 para el 2017. O sea, que se espera que la empresa no solo comience a ganar algo de dinero el año que viene, sino que el siguiente aumente, y suponemos que así habrá de hacer en el futuro. De lo contrario, evidentemente, no habrá mucho valor en la empresa. Algún día hay que ganar dinero, después de todo.

El crecimiento del precio de la acción, sin embargo, lo tenemos ya. Parece que hay una gran cantidad de inversores que creen en el proyecto de la acción, la cual se ha multiplicado por 10 en un periodo de cinco años. Nada mal.

Desde un punto de vista técnico no hay mucho que comentar, pues es algo que no me gusta. Ni el estar dibujando veinte mil líneas en el gráfico.

A lo sumo, nos bastará con observar el precio para ver que la acción está en su zona de máximos, en una especie de rango entre 180 y 260 dólares.

 

Como vemos, uno de los mejores momentos para comprar y hacer trading al alza en una acción es cuando empieza a romper máximos. En este caso, una vez rompió el máximo de 40 dólares, no dejó de subir de manera meteórica
Como vemos, uno de los mejores momentos para comprar y hacer trading al alza en una acción es cuando empieza a romper máximos. En este caso, una vez rompió el máximo de 40 dólares, no dejó de subir de manera meteórica

 

Si la acción rompe el rango por abajo, bien podría tratarse de un gran movimiento bajista o no. Dicha ruptura podría venir, incluso, por un gran mercado bajista general, al que esta acción tampoco sería inmune. Lo interesante en ese caso, sería ver cómo se comporta al mismo tiempo que caerían las demás acciones. Y más importante aún, cómo se comportaría en el siguiente rebote o mercado alcista.

Desde un punto de vista de inversión no es una acción que consideraría tener en cartera, a no ser en una cartera muy grande y diversificada. Más allá de eso, tener esta acción en una cartera sin diversificación puede ser muy arriesgado. El potencial de ganancia existe, pero el de fracaso también. No es una acción “segura”.

Desde el punto de vista del trading, es una acción en la que yo mismo he entrado en una posición alcista en 220 dólares últimamente y que a día de hoy mantengo en este nivel. El stop inicial estaría en los 214, el cual está bastante lejos del precio ahora. No obstante, es una posición que voy a mantener más, a ver qué pasa. El objetivo es de alcanzar los 260 dólares y si se produce algún rebote o pequeña congestión, subir un trailing stop justo por debajo de la misma, a la espera de si la acción decide romper máximos más tarde o volver a bajar.

Sinceramente no sé qué pasará con esta acción y empresa en el futuro. Algunos puntos de los nombrados anteriormente me gustan y otros no. En cuanto a productos, cualquiera puede buscar los modelos de la empresa y ver qué es lo que fabrica.

En cuanto a la acción solo puedo decir una cosa. El precio se ha comportado como uno de los más fuertes y volátiles en los últimos años. Sigue siendo una opción en una cartera de trading, porque el potencial de alza sigue estando ahí, creo. No obstante, y al igual que la inversión, siempre bajo una cartera diversificada, pues acciones como estas nos pueden dar grandes sustos cuando menos lo esperamos.

¿Veremos algún día modelos de Tesla de manera habitual en las calles españolas?