Jim Rogers, una leyenda de la bolsa

 

Jim Rogers un auténtico especulador

 

Jim Rogers es uno de los mejores especuladores de la historia moderna, de eso no hay duda.

Su estilo de inversión o “trading” (él no considera que sea un trader) es como el de André Kostolany, basándose en su análisis macroeconómico a largo plazo sobre todas las economías y sectores del mundo.

Esto lo aplica luego comprando y vendiendo en histeria del mercado, es decir, comprando cuando hay pánico y vendiendo cuando hay excesiva euforia.

Su periodo de inversión puede variar de varios meses a algunos años, algo así como diría el viejo zorro Kostolany, de seis meses a tres años, eventualmente cinco.

Jim Rogers predicciones

Tengo que reconocer que intelectualmente este es el estilo de inversión o trading que más me gusta, porque es el más contra corriente que existe y además es basado en profundos conocimientos de la sociedad.

Por decirlo de alguna manera, Rogers es un gran sociólogo y un gran psicólogo, pues sabe que no puede apostar contra la masa solo porque la masa vaya toda en la misma dirección, pues ello le llevaría a la ruina.

La clave está en apostar contra la masa, y ésta va ya completamente desbocada y sin freno en un proceso de histeria colectiva donde la razón ha dado paso a las más bajas pasiones y egos.

Su operación es fundamental y profundamente psicológica.

Está claro que esta manera de operar no va a producir beneficios del 100% todos los años, pero es que casi nadie puede presumir de eso, salvo algunos traders individuales de talento excepcional y otros desde el lado contrario, como los market makers, por ejemplo vendiendo, en vez de comprando acciones (cosa que hace Rogers también).

Jim Rogers español

Rogers es uno de esos “gurús” que acostumbré a seguir en los años previos y durante el colapso del 2008.

Negocia CFDs de acciones con el líder mundial del sector

El 80.6% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

Tengo que reconocer que la mayoría de sus análisis eran correctos, y que allá por 2007 admitía que estaba corto en gran cantidad de acciones en los EEUU, especialmente financieras.

No obstante también estaba largo en las materias primas y hay que decir que muchas de estas se han comportado bastante erráticamente en los últimos años, con grandes avances y subsecuentes colapsos bajistas. No obstante, creo que Rogers no es el típico especulador que pone todos los huevos en la misma cesta, y que además, si tiene la convicción de algo puede permitirse sentarse y ver como alguna posición tiene grandes pérdidas pero sabiendo que a medio largo plazo va a ser una posición ganadora.

Jim Rogers inversor

Su estilo no es, desde luego, el más aconsejado para la mayoría de las personas, porque para esto sí que hay que nacer. Su manera de operar no se enseña, así como tampoco el estómago necesario para ello.

En realidad, ese estilo es el más sencillo pues puede ser que realices cinco o seis operaciones en un año, pero debe ser en situaciones especiales.

Según su teoría, solo hay que especular cuando se ofrezca una gran oportunidad, y si para ello hay que estar meses sin hacer nada, pues lo mejor será sentarse y esperar.

Las prisas nunca fueron buenas consejeras sin duda.

Jim Rogers Quantum Fund

Rogers fue el fundador junto con Soros del famoso Quantum Fund, un temprano “hedge fund” que marcó leyenda. En solo aproximadamente diez años Rogers hizo tanto dinero que fue capaz de retirarse a temprana edad. Aunque esto de retirarse es un eufemismo, pues en realidad nunca se ha retirado.

Continua haciendo su trabajo, que es de sociólogo, manejando sus propios fondos de la manera más sabia posible.

Su trabajo consiste en acertar más que equivocarse y en acumular capital. Al contrario que los políticos de nuestros sistemas democráticos cuyo trabajo consiste en destruir capital y endeudarse. Luego estos echarán la culpa a los Rogers y entonces se terminará la partida. Pero esa es otra historia.

Entrevista a Jim Rogers en The Market Wizards

Voy a hablar de la entrevista de Rogers en The Market Wizards de Jack Schwager.

Entre las cosas más interesantes de la misma tenemos:

Me supuse que los Socialistas iban a irse del gobierno y sabía que la oposición, los Cristiano Demócratas, tenían una política diseñada para animar las inversiones

Esto es en referencia a su posición tremendamente alcista en 1982 en Alemania, la cual se basó en varias cuestiones: que la bolsa alemana llevaba 20 años sin superar su máximo de 1962 (en una suerte de dos décadas perdidas); que los socialistas llevaban demasiado tiempo en el poder y era “turno” para los conservadores, los cuales eran favoritos en las encuestas, y que estos favorecerían el clima inversor en Alemania; y además su visión profundamente alcista y optimista por aquella época, que coincidió con el fin del periodo de la gran inflación y con el comienzo de la gigantesca burbuja de crédito que estamos padeciendo hoy.

Ya en esos años era profundamente alcista en los bonos americanos por ejemplo; y bajista en las materias primas. Todo resultó ser un éxito. Sobre todo sus posiciones en la bolsa alemana, que vivió un tremendo Boom en los siguientes tres años.

Esto es por lo que no me considero un trader. Pienso en mí mismo como alguien que espera a que una oportunidad se presente.

Como dije antes, la operativa de Rogers no tiene nada que ver con el análisis técnico y el trading habitual. Él espera a que un mercado colapse o se vaya a la estratosfera.

Por ejemplo, admitió ponerse corto en 1980 contra el oro a 657 si mal no recuerdo. Y para hacer eso, hay que estar muy seguro de sí mismo.

Espero hasta que el mercado empieza a moverse en gaps.

Esta es una de las mejores afirmaciones de todo el libro. Digamos que da una pista clara, o una información que podremos usar en el futuro, que nos dice que cuando un mercado bajista o alcista está dando coletazos con una gigantesca volatilidad en medio de gaps enormes, eso es un indicador de que la histeria está alcanzando un clímax y puede que sea buen momento para invertir.

Sólo hay que mirar al Nasdaq del 2000 o la plata de 2011, entre otros ejemplos.

En sus últimos coletazos los swing al alza y a la baja eran estratosféricos.

Hay que tenerlos bien puestos para ponerse corto ahí, todo hay que decirlo.

Yo no lo recomiendo a la mayoría desde luego.

Simplemente cada vez que apuestes contra el pánico, estarás en lo correcto si puedes permanecer firme en tu idea.

Otra afirmación que nos demuestra lo seguro que está de si mismo Rogers. Por ejemplo cuando se puso corto en el oro en 1980, este siguió subiendo hasta casi 900$, sin embargo, Rogers “sabía” que eran los momentos finales de una “locura” de mercado y esto lo basaba en su análisis macroeconómico de largo plazo y en el hecho de que la política monetaria de los EEUU había cambiado con la llegada de Volcker.

Estaba corto en acciones y corto en calls (opciones de compra). No compro opciones. Comprar opciones es otra manera rápida de irse a la pobreza. Alguien hizo un estudio para la SEC, y descubrió que el 90% de las opciones expiraban en pérdidas.

Yo también, apuesto a que más del 95% de los traders de opciones acaban perdiendo dinero.

Las opciones están diseñadas para que sean los market makers los que se llevan el pastel, de una manera más regular, como operando un negocio.

Y así nos lo dice Rogers: en un mercado bajista no compra puts sino que emite opciones de compra y deja que otros se las compren. Sabe que la mayoría de estas terminarán a cero.

Esto lo podemos ver en muchas de las entrevistas de los libros de Schwager, donde se ve claramente que muchos grandes operadores comenzaron sus andaduras en los parqués de opciones como market makers. Es decir, que no hicieron sus grandes fortunas comprando calls y puts sino vendiéndolas.

Todo esto me recuerda a una parte inolvidable de uno de los libros de Kostolany, cuando el mismo dijo: dos viejos judíos en la edad media europea se preguntaban el uno al otro, ¿de dónde sacan el dinero estos cristianos para comprarnos tantas opciones? Adivinen quien estaba en el lado ganador de la ecuación.

Si yo estoy alcista o bajista, siempre intento tener posiciones largas y cortas en el mercado, por si acaso estoy equivocado.

Con esto nos dice que siempre intenta equilibrar sus apuestas. Esto por ejemplo se puede hacer de varias maneras. Siempre hay sectores más débiles y sectores más fuertes.

En los años 70 las acciones petroleras y mineras de oro se comportaron fantásticamente, y sin embargo muchas de las acciones estrellas del mercado americano se comportaron de manera horrible durante esos años.

La gente que le echa la culpa a los programas de trading no entiende los mercados. Los políticos y la gente que pierde dinero siempre buscan cabezas de turco.

Jon Rogers economista

La gran mayoría del público, los políticos y no pocos de los traders creen que los programas de trading o incluso el trading algo es el culpable de los colapsos financieros.

Sin embargo, yo soy de la opinión de Rogers, y creo que los políticos y los comportamientos de masa por otro lado, son los que garantizan el colapso financiero y eventualmente el colapso económico total.

Que el Ibex vaya algún día a bajar de los 3000 puntos no dependerá de ningún algo ni programas ni especuladores de nada, sino del hecho de que la sociedad española está total y absolutamente quebrada de facto.

Y esto no lo arregla nada en el mundo.

Él era el trader y yo era el analista.

Esto es refiriéndose al Quantum Fund y Soros. La verdad que vaya equipo que formaban estos dos hombres. Con el olfato y el talento para operar de Soros y los conocimientos macroeconómicos y geopolíticos de Rogers. No es de extrañar el impresionante éxito de dicha compañía.

Debería estar escrito como un axioma que siempre inviertas contra los bancos centrales. Cuando los bancos centrales intentan mantener a una divisa, siempre haz lo contrario.

No hace falta mucho comentar esto.

El Banco Central de Venezuela o Argentina puede intentar mantener el valor de sus divisas todo lo que quieran, pero ello no es sino una señal excelente, de que ambos gobiernos están devaluando (y confiscando a sus ciudadanos) de manera masiva.

En una sociedad donde te confiscan o te atacan de manera fiscal, la respuesta siempre es vender la divisa y mandarte a mudar.

No hay que estudiar ningún MBA para aprender eso, ni hacer ningún estudio ridículo en un ministerio de economía.

Nunca he conocido a un analista técnico rico. Excluyendo, por supuesto, aquellos que venden sus sistemas técnicos y hacen mucho dinero con ello.

Si no estoy de acuerdo en general con él, pues muchos de los grandes trades del mundo son técnicos, si que estoy de acuerdo en que la gran mayoría de los sistemas que se venden son cuando menos, no muy eficaces. Y aún así, la gran mayoría de los grandes trades basan parte de su operativa en el análisis fundamental y geopolítico.

Pensar que alguien tiene un sistema que permite hacer el 50% anual y nos lo va a vender por 200$ es un poco ingenuo creo.

En general, la manera de operar de Rogers no es la más indicada para la mayoría de la gente. Pero es interesante saber que hay maneras de aproximarse a la bolsa de forma elegante e inteligente y que no tienen porque ser con el típico trading que hace casi todo el mundo y con el cual los brókeres (por las numerosas comisiones) están contentos.

 

Abre una cuenta de práctica sin riesgo con el mejor broker de Forex en el mercado hispanohablante

El 83% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero